Odontopediatras Guayaquil - Odontólogos para Niños Guayaquil

1.185 Médicos Registrados en 110 Especialidades - Somos el Directorio No.1 de la Ciudad


banner

 

 

 

ODONTOPEDIATRAS EN GUAYAQUIL

 

 

 

odontólogos guayaquil  Odontologos Guayaquil

 

    

   

 

   

    

ODONTOPEDIATRAS
TELEFONO
DIRECCION
Maxidental Design
4625893
Av. Víctor Emilio Estrada 715 B entre Ficus y Guayacan
MundoDent
2109195
Omni Hospital Torre Médica I
Avilés Andrea Zelaya
0982229115
Ciudadela Kennedy Este
Suárez Joan
0968922851
Ciudadela Kennedy Este
 
 
 
 

 

 

 

 

Odontopediatría

 

La odontopediatría es la rama de la odontología encargada de tratar a los niños. El odontopediatra será, por tanto, el encargado de explorar y tratar a niños y recién nacidos. También se encarga de detectar posibles anomalías en la posición de los maxilares o dientes para remitir al ortodoncista, especialista en ortodoncia, y de hacer un tratamiento restaurador en caso de necesitarlo. El tratamiento restaurador principalmente se compone de tratar los traumatismos, usar selladores, que consiste en obturar levemente los surcos y fisuras de las piezas dentales sin apenas quitar material dental para evitar posibles caries, y en tratar las caries producidas y sus consecuencias.

 

La principal diferencia entre la odontología habitual y la odontopediatría en el tratamiento de caries es la presencia de los dientes temporales o de leche en los niños lo cual hace que el tratamiento cambie, de forma que las lesiones ocurridas en la dentición temporal se tratarán de una manera menos conservadora y más agresiva que las ocurridas en los dientes permanentes, para evitar que, en el peor de los casos, se pudiera dar un tratamiento insuficiente a un diente temporal que luego repercutiría en su sucesor.

 

Materiales usados en odontopediatría

 

Bases y forros cavitarios: para la base o el fondo de la cavidad se usan los siguientes materiales: hidróxido de calcio, óxido de zinc eugenol que es una sustancia antibacteriana que forma dentina secundaria, ionómero de vidrio que libera flúor y, antes se usaba, cemento policarboxilato y fosfato de zinc que ya no se utilizan por ser muy tóxicos. La base cavitaria ocupará décimas de milímetros de la cavidad total realizada.

Materiales temporales: son materiales utilizados durante un tiempo limitado hasta que el material permanente está disponible. Son: ionómeros, amalgama de plata, cemento de fosfato de zinc y óxido de zinc eugenol.

 

Materiales definitivos: son los materiales que usaremos en las obturaciones definitivas.
La amalgama de plata es el único que podemos usar en condiciones inadecuadas como puede ser un diente difícil o dificultad para aislarlo.

 

Es el material más utilizado, características:


1.Tiene un buen coeficiente de expansión.
2.Buena resistencia a la compresión.
3.Es biocompatible.
4.Insoluble.
5.De fácil manipulación.
6.Tiene una mala estética.
7.El mayor defecto de la amalgama es la presencia del mercurio, metal pesado que siempre está activo, produce contaminación del individuo portador y del agua en el proceso de manipulación

 

La amalgama óptima será de partículas esféricas y con alto contenido en cobre. Pasos en la obturación con amalgama:
1.Colocar matriz y cuña por interproximal para lograr un buen punto de contacto interproximal.
2.Vibrar la amalgama, el tiempo de vibrado viene determinado por el fabricante.
3.Se lleva la amalgama vibrada a la cavidad oral con el portaamalgamas.
4.Se ataca la amalgama para adaptarla a la cavidad, se bruñe y se le da la forma anatómica del diente a restaurar.
5.La amalgama hay que bruñirla y a las 24 horas hay que pulirla para que no se oxide.
Las resinas compuestas y los compómeros, que son resinas compuestas con ionómeros, necesitan una técnica más meticulosa y unas condiciones mejores que las de la amalgama.

Tratamientos en Odontopediatría

 

Traumatismos

 

Por lo general las directrices que se usan para los tratamientos en odontopediatría son estándares, de esta forma la mayoría de los odontólogos aplican más o menos los mismos tratamientos para las mismas patologías. El traumatismo es la patología más frecuente en niños de 7 a 11 años, en dientes temporales ante un traumatismo se suele producir una luxación y en dientes permanentes una fractura, en estos últimos los dientes más afectados son los incisivos centrales superiores permanentes. Según los daños, en dentición permanente, si tenemos un diente fracturado con exposición pulpar:


1.Lesión de menos de 2 mm y de menos de 12 horas: se hará un recubrimiento directo con hidróxido de calcio.
2.Lesión de más de 2 mm y de más de 12 horas: 1.Con ápice cerrado: endodoncia
3.Con ápice abierto: 1.Si la pulpa radicular no está afectada: se hará una pulpotomia
4.Si la pulpa radicular está afectada: haremos una apicoformación y cuando se haya cerrado el ápice una endodoncia.

 

Después de cualquiera de estos tratamientos haremos una reconstrucción. En los casos en los que por el traumatismo se produzca una avulsión, desprendimiento total del diente fuera de la cavidad, está indicado el reimplante si han pasado menos de 120 minutos, si ha pasado más tiempo el porcentaje de fracaso es del 100%. El transporte de la pieza deberá ser en la propia boca del paciente, o de algún familiar, en leche o en suero. Está totalmente contraindicado frotar o cepillar el diente en cualquier momento ya que se perdería la posibilidad del reimplante.

Tratamientos pulpares

Dientes temporales

 

Existen los siguientes tratamientos:

Recubrimiento indirecto

 

Antes de poner en practica este procedimiento se debe estar seguro de que el diente en cuestión no presenta dolor espontáneo ni nocturno, que los antecedentes de dolor no sobrepasan las dos semanas de evolución, que es un dolor provocado que cesa al retirar el estímulo doloroso, que en los tejidos blandos alrededor del diente no se encuentra la encía inflamada o edematizada, ni presenta una fistúla activa o si cicatriz cerca de la raíz del diente, radiograficamente no debe presentar reabsorción ósea y la raíz debe tener al menos 2/3 de su longitud total, no presentar reabsorción interna ni cambio de color (obscuro, rosado o amarillo) que indiquen alguna patología pulpar preexistente, también se deberá confirmar la ausencia de cálculos pulpares.

 

Recubrimiento directo

 

El recubrimiento directo suele no usarse en dientes temporales por el riesgo que entraña su fracaso. La pulpa de los dientes temporales ya no tiene la capacidad de reparar la comunicación pulpar debido a que el tejido pulpar, histológicamente, está cerca de la degeneración fibrosa, propia de los dientes próximos a exfoliación. Sin embargo si la pieza involucrada es joven y se mantiene aislada adecuadamente en el momento de la comunicación, existen reportes de éxito con algunos materiales como el MTA y Emdogain, pero se recomienda ser cauteloso.

los pasos son : -hidróxido de calcio en polvo o lechada con agua destilada -Dycal -vidrio ionomero de auto curado -restauracion

 

Pulpotomia

 

Es la eliminación total de la pulpa coronaria seguida de la aplicación de un material de obturación en la cámara pulpar. Este material servirá para:
1.favorecer la cicatrización y así conservar la vitalidad pulpar radicular.
2.fijar los tejidos circundantes.

Se aplicará formocresol de forma diluida (1:5) en la entrada de los conductos con una bolita de algodón 2 minutos hasta que se observe un ennegrecimiento del conducto. En ausencia de patología pulpar y con un buen diagnóstico se obtendrán buenos resultados (98%).

 

Indicaciones:


1.exposición pulpar cariosa a traumatismo en un diente asintomático.
2.caries que clínica y radiológicamente se acerca a la pulpa, sin síntomas, con retracción de un cuerno pulpar
3.rotura de un borde marginal por caries en un primer molar temporal es indicación de pulpotomia.

Contraindicaciones: cualquier patología pulpar será una contraindicación de pulpotomia. No se hará la misma ante la aparición de algún signo de los siguientes:
1.dolor espontáneo
2.fístula
3.reabsorción radicular
4.calcificación pulpar
5.tumefacción
6.pus o exudado
7.radiolucidez apical
8.hemorragia profusa
9.sensibilidad a la percusión

Técnica:
1.anestesia tópica e infiltrativa
2.aislamiento
3.eliminación de la pulpa cariada
4.apertura de la cámara
5.eliminación completa del techo cameral con una fresa redonda de tungsteno a baja velocidad
6.eliminación de la pulpa cameral con una cucharilla afilada, de esta forma se evita el sangrado.
7.fijación de la pulpa radicular con formocresol en una bola de algodón humedecida. en muchos lugares no se utiliza el formocresol debido a que está prohibido por estudios que determinan su posible acción cancerígena en humanos
8.se observará un oscurecimiento de la entrada de los conductos por la hemostasia conseguida con el formocresol(
9.obturación con óxido de zinc eugenol. Se comprobará que no existen restos de pulpa y que no sangra. En el caso de que se obturara con composite había que poner un material intermedio ya que el óxido de zinc eugenol inhibe la polimerización del composite.

Fracaso: se vigilará el diente clínica y radiográficamente comprobando que está asintomático, si aparece algún signo de los siguientes, al cabo del tiempo, habrá fracasado el tratamiento:


1.si existe movilidad o aparece una fístula
2.si, radiográficamente, aparece reabsorción interna y externa
3.el 6'3% de las pulpotomías están relacionadas con la exfoliación prematura del diente temporal
4.hay un aumento del fracaso al 2º-3º año del tratamiento
5.está relacionada con la aparición de quistes foliculares

 

DIFERENCIA ENTRE PULPOTOMIA Y PULPECTOMIA

 

Pulpotomia es un corte que se hace en una pulpa dental, solo se recorta la parte de la cámara pulpar, no los conductos, posteriormente se detiene el sangrado y se suele momificar con algún medicamento como el formocresol, paramonocresol, una mezcla de ambos junto con eugenol o mentol, hidroxido de calcio y óxido de zinc.

La pulpectomia es cuando se retira la pulpa completa por medio del trabajo biomecanico de las limas de endodoncia.

 

Pulpectomía

 

Es la eliminación total de la pulpa de la cámara coronaria así como la pulpa radicular para luego rellenar los conductos con óxido de zinc eugenol. Es importante que el relleno, en este caso el óxido de zinc eugenol, sea reabsorbible para que no haya problemas cuando el diente permenante empiece la erupción. La pulpectomía tiene los siguientes inconvenientes:


1.dificultad de preparar y tratar los conductos del diente temporal
2.los efectos que puedan producir la instrumentación del conducto y la medicación
3.la reabsorciones fisiológicas modifican la raíz
4.dificultad para encontrar la longitud del conducto y el stop apical
5.es una técnica poco usada, en dientes temporales, por el riesgo a perjudicar al diente permanente

 

Contraindicaciones:


1.movilidad dentaria
2.si existe comunicación corona-furca, absceso palúrico, en este caso se hará una extracción
3.con menos de 2/3 de raíz formada
4.Piezas temporales próximas al recambio

 

Indicaciones:


1.en aquellos casos que se quiera conservar el diente por razones de mantenimiento de espacio en las que no sea factible poner un mantenedor de espacio y tengamos la pulpa radicular afectada

 

Técnica:


1.anestesia y aislamiento
2.apertura de la cámara y eliminación de la pulpa cameral
3.lavado de la cavidad con hipoclorito de sodio rebajado
4.instrumentación de los conductos con limas, de esta forma se va eliminando la pulpa radicular y conoizando los conductos para poder hacer un buen relleno. Es más recomendable quedarse corto en la longitud a instrumentar para no dañar el diente permanente que pasarse al intentar ajustarlo al ápice.
5.secado de los conductos con puntas de papel
6.relleno de los conductos con óxido de zinc eugenol
7.se harán radiografías periapicales para el control de la pulpectomía
8.restauración final

 

Seguimiento: Se debe hacer una revisión cada 6 meses. En aquellos casos en los que sea posible no volver a ver al paciente evitaremos hacer una pulpectomía por que podría ser perjudicial para el diente permanente que hay debajo, en este caso estaría indicada la extracción. Fracaso: Estará indicada la extracción si se aprecian cualquiera de los siguientes signos:


1.tumefacción de la encía
2.absceso palúrico
3.reabsorción prematura
4.radiolucidez apical
5.movilidad de la pieza
6.dolor
7.sensibilidad a la percusión

 

Dientes permanentes inmaduros

 

Los tratamientos en dientes permanentes inmaduros serán muy conservadores, al contrario que en dentición temporal, ya que son los dientes definitivos y que al ser inmaduros tienen gran facilidad para reponerse con facilidad y son muy vitales.

Recubrimiento indirecto

Indicaciones: está indicado en caries que radiográficamente se aproximan a la pulpa sin llegar a involucrarla en dientes libres de sintomatología, patología pulpar en la radiografía.

 

Técnica:


1.control de la vitalidad pulpar: distinguir si la pulpa tiene una lesión reversible, irreversible o necrótica, sólo en los casos en los que haya una lesión reversible de la pulpa se podrá hacer el recubrimiento indirecto
2.anestesia y aislamiento del diente a tratar
3.eliminación de la caries en todas las paredes excepto en la que esté próxima a la pulpa, en esta se dejará dentina cariada sin tocar para no perforar esa dentina, llegar a pulpa y, así, producir una yatrogenia
4.aplicación de hidróxido de calcio sobre la dentica careada
5.obturación asegurando un buen sellado
6.a los 6 meses se observará, radiográficamente, si se ha creado nueva dentina reparadora, si no es así esperaremos
7.anestesia y aislamiento
8.se levantará la obturación y se quitará la dentina careada
9.se vuelve a obturar

 

Recubrimiento directo

 

Indicaciones: se aplicará en aquellos dientes con pulpa viva, sin síntomas en los que se haya producido una exposición pulpar traumática y pequeña. Técnica:
1.exploración de la lesión pulpar: 1.tamaño menor de 1 mm
2.poco sangrado que remite fácilmente a la presión y de un color rojo brillante
3.diente sin caries

2.limpieza y secado de la cavidad
3.aplicación de hidróxido de calcio puro no fraguable
4.obturación asegurando un buen sellado

Seguimiento: se asegurará de que en un futuro no haya sintomatología, las pruebas de vitalidad dan positivo y que continua el desarrollo radicular

 

Pulpotomía

 

Está indicada en aquellos casos en la que habiendo una pulpa viva expuesta este contraindicada la protección pulpar directa o recubrimiento directo, por lo tanto estará indicada en exposiciones pulpares medianas o grandes y en las que haya sintomatología de pulpa con lesión irreversible pero siempre y cuando está lesión no haya llegado a la pulpa radicular

Contraindicaciones:
1.inflamación del muñón pulpar
2.pulpa necrótica: esta lesión implicaría afectación de la pulpa radicular
3.radiolucidez apical
4.reabsorción radicular

Técnica:
1.anestesia y aislamiento
2.eliminación del techo cameral con fresa endo-zeta o fresa redonda a baja velocidad
3.eliminación de la dentina afectada así como de la pulpa cameral
4.observación del muñón pulpar: brillo, color, sangrado. Para descartar si hay algún síntoma de que la lesión afecta a la pulpa radicular.
5.limpieza de la cavidad con suero puro
6.colocación de hidróxido de calcio como base cavitaria
7.obturación y buen sellado

Seguimiento: deberá no tener signos ni síntomas de patología, radiográficamente se verá una continuación del desarrollo radicular

 

Apicoformación


1.anestesia y aislamiento
2.eliminación de la dentina careada
3.eliminación de la pulpa
4.conductometría y preparación biomecánica, limpiando los conductos y la cavidad con hipoclorito de sodio para una mejor desinfección
5.secado del conducto
6.colocación de un antiséptico o hidróxido de calcio fraguable.
7.control radiográfico del relleno
8.obturación

 

Seguimiento:
1.controles clínicos y radiográficos cada 3 meses
2.procesos de reparación a los 3 meses y 3 años
3.cuando se observe radiográficamente un cierre apical o cierre del ápice se hará una endodoncia

 

Mantenedores de espacio

Generalidades

 

Los dientes están sometidos a fuerzas que se anulan entre sí:
1.oclusal: es la producida al morder. Impide que se sobreerupcionen, como puede pasar al faltar el contrario
2.muscular: es la producida por lengua, labios y buccinador
3.eruptiva: es la fuerza producida al erupcionar

 

En dentición temporal las fuerzas oclusales no desplazan los dientes y permiten que se mantengan los diastemas. Por el contrario, en dentición permanente los dientes erupcionan con fuerzas que los dirigen hacia mesial, esta fuerza de erupción en contrarrestada por el mismo diente que está en mesial, cerrándose, de esta forma, el espacio que hubiera entre ambos. Todas estas fuerzas se desequilibran cuando un diente temporal se pierde, pudiendo ocasionar migraciones no deseadas, con la consiguiente pérdida de espacio, lo cual hará que el diente de recambio no erupcione donde debiera y a raíz de eso necesidad de un tratamiento ortodóncico, volcamiento de dientes, malposiciones, sobreerupciones, etc., por lo tanto hay que poner algo en el lugar del diente perdido para no perder ese espacio. La dentición temporal es estable hasta los 3 años que hay un componente mesial de fuerzas que aumenta a los 6 años con la erupción de los permanentes. Para evitar estos problemas estará indicado usar un mantenedor de espacio que es un dispositivo pasivo que imitando la dimensión mesio distal del diente perdido impide la migración del diente adyacente.

 

Características ideales


1.el mejor mantenedor es el diente temporal
2.preservación del espacio
3.desarrollo hueso normal
4.restaura la función masticatoria
5.impide la sobreerupción del antagonista
6.capacidad de ajuste
7.compatibilidad con los tejidos circundantes
8.evitar fuerzas de torque en dientes pilares

 

Causas de la pérdida de espacio


1.caries interproximales no tratadas o tratadas incorrectamente
2.fracturas
3.pérdidas prematuras
4.erupción ectópica
5.discrepancias óseo-dentarias
6.agenesias en dientes temporales

Necesidad de mantener el espacio habitable
1.evitar apiñamientos
2.mantenimiento de la función
3.guía de erupción: para que el diente de reemplazo tenga una guía
4.razones de oclusión

 

Clasificación

 

Los vamos a clasificar según su anclaje al diente:
1.fijos: sólo los puede retirar el odontólogo, van anclados por coronas o bandas a diente adyacentes.
2.removibles: el propio paciente se los puede quitar a voluntad.

Y según el diente al que van a sustituir, pueden ser: incisivos, caninos, molares o múltiples

Mantenedores fijos

 

Indicaciones:
1.en casos de pérdida de un solo molar
2.cuando también haya indicación de corona en el diente que vamos a usar como pilar
3.en pacientes poco colaboradores, ya que estos pacientes los mantenedores removibles se los van a quitar y no los usarán
4.próxima erupción de varios dientes
5.alergia a resinas

Desventajas: no son funcionales por que no mantiene la superficie masticatoria, no en todos los casos, también son estéticamente diferentes. En caso de que haya que quitarlo habría que levantar las coronas a las que va anclado el alambre con la aparatología que ellos suponen.

 

Tipos:


fijos a un extremo: se anclan solamente en 1 diente corona-ansa: el retenedor va soldado a una corona de metal que va cementada al diente contiguo
banda-ansa: el retenedor irá soldado a una banda de metal que rodea el diente contiguo
propioceptivo: se coloca a extremo libre, esto es que va anclado al último molar erupcionado y el retenedor está dirigido hacia atrás tocando la encía, de esta forma crea una guía de erupción para el diente de reemplazo.

 

fijos a ambos extremos: van anclados al mismo diente en ambos lados, derecho e izquierdo. arco lingual: las bandas se fijan a dos molares inferiores, y de estos sale un alambre que los une recorriendo las superficies linguales de los dientes. No se puede utilizar si no hay incisivos inferiores. Siempre se coloca en la mandíbula.
barra traspalatina: las bandas se fijan a dos molares superiores es una barra de alambre que atraviesa el paladar uniendo ambas bandas.

 

Mantenedores removibles

 

Indicaciones:
1.pacientes colaboradores
2.en casos en los que sea necesario restablecer la función masticatoria
3.en casos en los que sea necesario una función estética, por ejemplo en ausencias de dientes anteriores
4.casos de elevada propensión a las caries

 

Ventajas:


1.facilidad de limpiar
2.son muy estéticos
3.buena restauración de las funciones masticatoria y fonética
4.establece límites a la lengua
5.facilita la exploración dental ya que se quita fácilmente
6.es un aparato activo esto es que podemos ir adaptándolo según va creciendo el paciente

Desventajas:
1.puede perderse o no llevarlo puesto
2.se puede romper
3.irrita tejidos blandos

 

Planificación

 

Tendremos que tener en cuenta diferentes factores para aplicar el tratamiento:
1.tiempo transcurrido desde que se produjo la ausencia: si se va a extraer el diente por el propio clínico deberá tener el mantenedor confeccionado antes de la extracción para ponerlo justo después de la misma
2.edad del paciente: si está próxima la erupción del diente no será necesario poner un mantenedor, esto se puede comprobar con una radiografía
3.hueso que recubre al diente: por cada milímetro de hueso que recubra al diente pasarán 3 o 4 meses
4.comprobar si hay retraso en la erupción del diente permanente
5.relación oclusal: si ha habido movimiento de los dientes adyacentes puede haber una migración con la consiguiente pérdida de espacio, en este caso además de colocar un mantenedor se deberá recuperar el espacio perdido
6.ausencia congénita del diente permanente: en aquellos casos en los que no vaya a haber diente de reemplazo está indicada la colocación de un mantenedor en el caso de que, en un futuro, se le vaya a poner un implante o, por el contrario, no convendrá ponerle un mantenedor en el caso de que el tratamiento sea de tipo ortodóncico
7.comunicación del plan de tratamiento: los padres decidirán si se le va a poner un mantenedor a su hijo o no en función de los futuros tratamientos, como por puede ser un tratamiento ortodoncia

 

Situaciones clínicas

Incisivos

Etiología: la pérdida de incisivos se produce principalmente por traumatismos y caries.

 

Objetivos mantenedor:


1.reposición estética
2.rehabilitación de la función
3.prevenir la aparición de hábitos

Tratamiento: Hay dos opciones:
1.Mantenedor removible en forma de placa que sustituye al incisivo.
2.Aparato fijo, mantenedor fijo, soldado a bandas o coronas.

Se recomienda, si el paciente es colaborador, usar un mantenedor removible debido a sus buenas características

 

Caninos

Caninos superiores

 

En los caninos superiores se usará:
1.en dentición temporal: es muy raro que se dé este caso, el tratamiento será colocar una corona-ansa cementada al primer molar temporal y con el retenedor hasta distal del incisivo lateral
2.en dentición mixta usaremos: 1.antes de la erupción del incisivo lateral un mantenedor removible para guiar la erupción del incisivo lateral
3.después de la erupción del incisivo lateral: en este caso se extraerá el diente contralateral para evitar desviaciones de la línea media, no habrá pérdida de espacio, se recomienda hacer un análisis de espacio por que a veces la pérdida prematura de un canino es por falta de espacio.

 

Caninos inferiores

 

En los caninos inferiores: Etiología: las causas de pérdida de caninos inferiores son por caries y falta de espacio.

Pérdida unilateral: dependiendo para donde se inclinen los incisivos tendremos diferentes circunstancias:
1.si la inclinación de los incisivos es hacia lingual tendremos una pérdida de la longitud de arcada
2.si la inclinación es hacia distal, hacia el hueco que ha dejado el canino, habrá una desviación de la línea media.
3.en último caso se podrá producir una linguoversión de los incisivos, que es una rotación de los mismos.

 

Objetivos del tratamiento y tratamiento: se distinguen dos situaciones:


1.si no hay desviación de la línea media: en este caso intentaremos: 1.mantener el espacio para el canino de reemplazo, el canino permanente que todavía tiene que salir
2.prevenir desviaciones en la línea media
3.prevenir inclinaciones de los incisivos hacia lingual
4.el tratamiento recomendado sería un arco lingual con un tope por distal del incisivo lateral para evitar que la línea media se desvíe. Si hay problemas de espacio remitir al ortodoncista.

2.si hay desviación de la línea media: 1.mantener el espacio para los caninos de reemplazo
2.prevenir posible inclinación de los incisivos
3.el tratamiento recomendado seria la extracción del diente contralateral y, además, colocar un arco lingual, de esta forma se centrará la línea media con la extracción y mantendremos el espacio con el arco que evita que el incisivo lateral se lingualice, consultar con el ortodoncista.

 

Pérdida bilateral: habrá una línea media centrada, los incisivos se inclinarán hacia distal, para tapar el hueco dejado por los caninos y, por lo tanto, se apreciará una pérdida en la longitud de arcada. El tratamiento dependerá de la discrepancia:
1.sin discrepancia o ligera: se recomienda colocar arcos con topes
2.gran discrepancia: en la mayoría de los casos se recomienda usar un arco lingual, consultar con el ortodoncista

Ante la pérdida de un canino inferior antes de la erupción del incisivo lateral inferior no es factible colocar un arco lingual ya que este podría evitar la erupción la erupción del anterior, en este caso se podría poner otro ditop de aparato temporal hasta que el 'incisivo lateral inferior erupcione y podamos poner el arco lingual. con el lateral derecho ocurre una insicion exacta

Primer molar

Distinguimos dos situaciones:
1.antes de la erupción del primer molar permanente y su intercuspidación: en este caso siempre un mantenedor de espacio, se aconseja usar corona-ansa anclada al segundo molar temporal con extensión del alambre hasta apoyarse en la pared distal del canino justo por debajo del punto de contacto.
2.después de la intercuspidación del primer molar permanente: si hay una: 1.relación de clase I: se podrán hacer dos cosas: observar y vigilar o, recomendable, poner un mantenedor para evitar posibles futuras complicaciones.
2.relación cúspide-cúspide: mantenedor fijo, corona-ansa.
3.clase II-III: mantenedor y evaluación del ortodoncista

 

Segundo molar

Dos posibles situaciones:
1.antes de la erupción del primer molar permanente: el objetivo del tratamiento será mantener el espacio del segundo molar temporal y guiar la erupción del primer molar permanente. El tratamiento será: 1.en molares instruidos: vigilar
2.en molares subgingivales: mantenedor propioceptivo

2.después de la erupción del primer molar permanente: 1.antes de la intercuspidación: se aconseja usar un mantenedor fijo de tipo corona-ansa, hay que tener cuenta la secuencia de erupción ya que se puede perder la superficie de apoyo de la corona, para evitar esto hay que cambiar el mantenedor por uno bilateral
2.después de la intercuspidación: 1.corona ansa en el primer molar temporal
2.banda ansa en el primer molar permanente
3.arco lingual, es lo ideal siempre y cuando ya hayan erupcionado los incisivos inferiores
4.barra traspalatina o botón de Nance

 

Retirada del mantenedor

 

Cuando se deberá suspender el tratamiento con retenedor:
1.retenedores fijos banda-ansa o corona-ansa: lo retiraremos cuando el diente al que se le está guardando el espacio alcance la mayor longitud mesiodistal posible
2.retenedores fijos a dos extremos: cuando haya erupcionado completamente el diente permanente podrá ser retirado, es conveniente dejarlo algo más de tiempo para que no se cierren los diastemas
3.mantenedores removibles: retiraremos el mantenedor cuando haya erupcionado completamente el diente permanente

Anestesia local en el paciente odontopediátrico

Se anestesia a través del nervio y se anula o disminuye la transmisión nerviosa, para troncos nerviosos gruesos se urasá una concentración de anestésico mayor, se anestesiará por difusión, nunca en troncos nerviosos gruesos, para hueso, por ejemplo en el maxilar superior. La anestesia generalmente va unida a un vasoconstrictor para aumentar su efecto y disminuir la hemorragia.

Las alergias no serán ni al anestésico ni al vasoconstrictor sino a los componentes adicionales como son: conservantes, antioxidantes y las sales orgánicas.

 

Tipos

 

Existen dos tipos de anestésicos locales:
1.de tipo ester: benzocaína, anestésico tópico.
2.de tipo amida: lidocaína, prilocaína, mepivacaina, bupivacaína y articaína son los más usados. Se metabolizan en el hígado y se eliminan por vía renal.

Dosificación

Se calcula el volumen de anestésico en el tiempo en función de la edad y peso.

Lidocaína: dosis máxima 4 miligramos por kilogramo, un 2% asociado a vasoconstrictor. Habrá 36 miligramos de lidocaína por carpule. Por lo tanto en un niño de 25 kg podemos usar como máximo: 4 * 25 = 100 miligramos de lidocaína como máximo podremos usar en este paciente, 100 / 36 = 2.7 carpules máximo.

Mepivacaína: La dosis máxima será de 4 miligramos por kilogramo de peso. Es el anestésico recomendado para pacientes que no admitan el vasoconstrictor por alguna situación. En cada carpule hay 55 miligramos de anestésico. Usaremos una concentración:
1.1:50.000 de vasoconstrictor en niños mayores de 6 años
2.1:100.000 de vasoconstrictor en niños menores de 6 años

Usando el ejemplo anterior, en un paciente de 25 kg sería: 4 * 25 = 100 miligramos máximo de mepivacaína, 100 / 55 = 1'8 carpules. Teniendo en cuenta en usar 1:50.000 si es mayor de 6 años o 1:100.000 si es menor de 6 años.

 

Duración

 

Lidocaína: la anestesia pulpar durará de 60-90 minutos y la de tejidos blandos unas 3'5 horas.

Mepivacaína: anestesia pulpar dura 30-40 minutos y la de tejidos blandos 2 horas.

La inyección debe hacerse lentamente a razón de 1 centímetro cúbico por minuto, teniendo en cuenta que en un carpule hay 1'8 cc se tardará 2 minutos en inyectar 1 carpule entero.-

 

Características de la anestesia

Las características ideales del anestésico son:


1.reversible
2.toxicidad sistémica y local baja
3.inicio rápido, de 2 a 10 minutos
4.duración larga
5.potente
6.sin acciones adversas
7.fácilmente esterilizable
8.estable: metabolismo y eliminación rápida

 

Técnicas

 

La anestesia tópica es importante en niños por que disminuye el dolor a la inyección posterior. Presentación en forma de gel, líquido (no se recomienda en líquido para evitar su deglución), pomada o aerosoles, secar la mucosa, esto aumenta en un 50% su efectividad, con una gasa, aplicar y dejar durante 1 minuto como mínimo.

En la anestesia inyectada es conveniente calentar ligeramente el carpule para que no se note al inyectar, tenemos dos tipos:
1.infiltrativas: alrededor del diente
2.tronculares: usaba principalmente en la mandíbula se anestesia toda la hemiarcada. Antes de inyectar aspirar con la jeringa para comprobar que no estamos dentro de un vaso nervioso.

 

Fracaso

 

La anestesia puede fracasar, no disminuir la sensación de dolor, por una mala técnica, una concentración insuficiente y por inyectar en tejidos inflamados o tejidos infectados

 

Complicaciones

 

Generales: en pacientes con afectación del corazón, cardiópatas, no usaremos anestesia con vasoconstrictor, se usará mepivacaína, y nos plantearemos seriamente el tratamiento dental.

 

Locales:
1.inyección dolorosa: por ser demasiado rápida, excesivo volumente, pinchazo justo en el nervio o en el periostio
2.cercionarmos que tocamos la cara interna del periostio
3.necrosis palatina por vasoconstrictor
4.trismo
5.infección en el lugar de inyección
6.complicaciones nerviosas: parálisis facial, parestesias o anestesia prolongada y dolor
7.rotura de aguja dentro
8.mordedura por no notar el dolor
9.quemadura

Control de la conducta

Temor es la reacción frente a una amenaza externa real. Ansiedad es el estado emocional que se origina en fantasías y expectativas no reales. Timidez es otras reacción que se observa ocasionalmente, en particular en la primera cita Resistencia. es una demostración de ansiedad, inquietud, que de hecho es donde el niño se rebela contra el miedo.

No menos importante es tomar en cuenta que el 99,8% de los niños sufren de tripanofobia.

Manejo psicológico del niño

Se debe de tener paciencia, consistencia, gentileza, firmeza, clasificando a los niños por edades (0-3 años) es donde no se puede separa al niño bruscamente de su madre, hay que indicarles a los padres de no mentirles a los niños, no amenazarlos, no hacer comentarios negativos sobre el dentista .

 

Dentición decidua

 

La dentición decidua, conocida también como dentición de leche, dentición temporal o dentición primaria, es el primer juego de dientes que aparecen durante la ontogenia de humanos y como en las de otros mamíferos. Se desarrollan durante el periodo embrionario y se hacen visibles (erupción dentaria) en la boca durante la infancia. Son generalmente sustituidos, tras su caída, por dientes permanentes, aunque, en ausencia de ésta, pueden conservarse y mantener su función algunos años. En todos los mamíferos, salvo algunas excepciones, se recambian solo incisivos, caninos y premolares, apareciendo los molares ya como parte de la serie dentaria definitiva; este tipo de reemplazo se denomina hemifiodoncia.

Cronología de la dentición infantil

La aparición de los primeros dientes suele ser a los 6 meses y se prolonga aproximadamente hasta los 30 meses, aunque hay bebés que tienen el primer diente a los tres meses o retrasan la salida hasta cumplir el año.

 

La cronología aproximada de aparición es la siguiente:


6 a 7 meses: incisivos centrales inferiores.
7 meses: incisivos centrales superiores.
8 meses: incisivos laterales superiores.
7 a 8 meses: incisivos laterales inferiores.
16 a 20 meses: caninos inferiores y superiores.
12 a 16 meses: primeros molares inferiores y superiores (mal llamados "molares" debido a que evolutivamente corresponden al premolar 3, ya que durante la evolución hacia la dentición humana se han perdido el 1.er y 2.º premolar)
21 a 30 meses: segundos molares inferiores y superiores (también mal llamados "molares" debido a que evolutivamente corresponden al premolar 4)

 

Primera dentición en el bebé

Síntomas

 

El proceso de dentición es sintomático y en muchas ocasiones es levemente doloroso y molesto. Se pueden presentar los siguientes síntomas, aunque no todos tienen que aparecer:
Dedos y puños a la boca con mucha frecuencia, con un deseo irrefrenable de morder para presionar las encías.
Babeo más abundante de lo habitual, producido por la estimulación de saliva que produce la dentición.
Irritabilidad inusual debido al dolor de las encías.
Disminución del apetito por el aumento del dolor que produce la succión.
Fiebre baja a causa de la inflamación.

 

Alivio de los síntomas en el bebé

 

Existen distintas medidas para aliviar el malestar del bebé durante la aparición de los dientes:
Mordedores: juguetes con un líquido dentro que se mete al refrigerador. Cuando el niño los muerde siente mucho alivio.
Frotar la encía suavemente con un dedo previamente metido en agua fría.


Alimentos y líquidos fríos.


No debe usarse de forma habitual medicamentos analgésicos o antinflamatorios para tratar las molestias propias de la erupción de los primeros dientes en lactantes (tomados por boca ni "frotados" en las encías).
No es seguro usar geles, cremas u otros productos para frotar en las encías; sea prudente con el uso de estos productos, alguno de sus componentes pueden no ser seguros.
Acompañamiento: el cariño conforta al bebé.

Los dientes temporales

 

Funciones de los dientes temporales

Son las siguientes:


1.Preparar el alimento para su digestión y asimilación en etapas en las que el niño está en máximo crecimiento.
2.Sirven de guía de erupción: mantienen el espacio para la dentición permanente.
3.Estimulan el crecimiento de los maxilares con la masticación.
4.Fonación: los dientes anteriores intervienen en la creación de ciertos sonidos.

Características morfológicas de la dentición temporal

 

En la corona


1.El diámetro mesiodistal es mayor que el cervicoincisal, lo cual le da un aspecto aplastado.
2.La superficie vestibular y lingual o palatina converge hacia la oclusal. El mayor diámetro de los molares está a nivel de la zona media.
3.Los surcos cervicales son muy pronunciados a nivel del primer molar temporal principalmente.
4.El cuello es más estrecho que en los dientes permanentes.
5.Las capas de esmalte y dentina son más delgadas y la pulpa es mayor que en dientes permanentes.
6.Los prismas del esmalte en el tercio gingival se dirigen hacia oclusal.
7.El esmalte termina en un borde definido y tiene un espesor de más o menos 1 milímetro.
8.El color de los dientes temporales es más blanco, de ahí su nombre común dientes de leche, porque al tener un tiempo de maduración menor, la capa de dentina es menor, que es lo que le da el color más amarillo al diente.

 

En la raíz


1.Las raíces de los molares temporales son más estrechas mesiodistalmente y más anchas en sentido vestibulolingual.
2.Son más largas en relación a la corona.
3.Los dientes unirradiculares sufren una desviación a vestibular en su tercio apical, esto es porque justo debajo está el diente permanente.
4.Cinodoncia: las raíces de los molares temporales se bifurcan muy cerca del cuello.
5.Son más divergentes en los molares temporales, para soportar las fuerzas del bruxismo fisiológico.

 

En la pulpa


1.La cámara de la pulpa es mayor en la dentición temporal.
2.Sigue la morfología externa del diente, por lo tanto en los molares habrá un cuerno pulpar debajo de cada cúspide; los cuernos de la pulpa están mucho más marcados en la dentición temporal que en la dentición permanente.
3.Los molares mandibulares tienen cámaras de la pulpa más grandes que los maxilares.
4.En los dientes anteriores, incisivos y caninos, no hay separación entre el conducto radicular y la cámara pulpar.

Anatomía dental en dientes temporales

En la dentición temporal hay 20 dientes en total: 8 incisivos, 4 caninos y 8 molares temporales

Dientes superiores

 

Incisivo central superior temporal

 

Aspecto aplastado, el ángulo mesioincisal recto, el distoincisal más obtuso y redondeado. Presenta un cíngulo desarrollado, en su superficie palatina, que divide esta superficie en dos fosas: mesial y distal. La raíz es única, cónica y su longitud es dos veces y media la de la corona, ápice desviado a vestibular. La cámara pulpar tiene 2 cuernos pulpares, mesial y distal, siendo más pronunciado el mesial.

 

Incisivo lateral superior

 

Es de los pocos dientes en la dentición temporal en que la longitud cervicoincisal es mayor a la mesiodistal. Al igual que el central tiene un cíngulo con 2 fosas, pero menos pronunciado. La raíz con respecto a la corona es más larga que la del incisivo central. Ápice también desviado a vestibular.

 

Canino superior

 

Presenta una gran cúspide que divide el borde incisal en dos vertientes, siendo la mesial de mayor tamaño que la distal. Su superficie vestibular presenta 3 lóbulos de desarrollo, siendo el mayor el central, después el distal y el más pequeño el mesial.

En su superficie palatina, que es muy convexa, se aprecia un cíngulo muy desarrollado y que delimita dos foscon una cresta lingual que divide en dos fosas: mesial y distal. La raíz es única, cónica, larga y gruesa, sufre un engrosamiento por encima de la línea cervical, el ápice está dirigido a vestibular. Este es un diente que da forma al juego de dientes tanto inferior como superior.

 

Primer molar temporal superior

Es el diente que más se parece a su sucesor, el primer premolar superior. Presenta su anchura mayor a nivel de los puntos de contacto. A nivel vestíbulogingival encontraremos una acentuada cresta llamada tubérculo de Zückerkandl, no delimitada por ningún surco.

 

La superficie oclusal tiene forma trapezoidal, siendo la base mayor el lado vestibular. Tiene 3 cúspides: 2 vestibulares y una palatina, la mayor es la palatina, después la mesiovestibular y por último la distovestibular. La forma trapezoidal es por una doble convergencia. Por un lado las caras interproximales convergen hacia palatino, y por otro las caras vestibular y palatina convergen hacia distal. Más cerca de distal que de mesial se encuentra la fosa central, de ella parten los surcos en T, uno irá hacia mesial y el otro hacia distal, ambos antes de llegar a la cresta marginal se dividen en dos, delimitando la fosita triangular mesial y la fosita triangular distal respectivamente. Tiene 3 raíces largas y muy divergentes, la raíz mayor es la palatina, y la más pequeña la distovestibular.

 

Segundo molar superior

 

En la unión de las caras palatina y mesial, en el tercio medio encontramos el tubérculo de Carabelli que puede o no estar presente en este molar.Existe un surco en su cara oclusar de mesio a distal llamado surco fundamental, en mesial y distal es en donde se encuentran una foseta a cada lado llamadas fosetas triangulares (la cara mesial es mayor a la distal) La superficie oclusal tiene forma romboidal, presenta 4 cúspides: 2 vestibulares y 2 palatinas, la mayor es la mesiopalatina y la más pequeña la distopalatina. Hay una profunda fosa central que se forma de la unión de las vertientes de las cúspides vestibulares con la mesiopalatina.

 

Tenemos la cresta o borde oblicuo que une las cúspides mesiopalatinas con la distovestibular. Tiene 3 raíces, con igual forma a las raíces de los dientes temporales (trifurcada: 2 raíces vestibulares y una palatina) la mayor es la palatina que en ocasiones se une a la raíz distovestibular. La cámara pulpar sigue la forma externa del diente, con 4 cuernos pulpares, el más prominente es el mesiovestibular seguido del mesiopalatino. En total hay 3 conductos radiculares, uno por raíz, aunque a veces la raíz mesiovestibular puede tener 2, de forma que habría 4 conductos en total.

El Tubérculo de Carabelli se encuentra en el segundo molar superior temporal su cara mesiolingual y en el primer molar superior permanente en su cara mesiolingual. Puede o no presentarse.

 

Dientes inferiores

Incisivo central temporal inferior

 

Es el diente más pequeño de todo el organismo, es muy simétrico y tiene el diámetro cervicoincisal mayor que el mesiodistal, lo cual es único junto con el incisivo lateral superior temporal. La cara palatina es casi lisa, presenta un cíngulo igual al del superior pero menos marcado. La raíz es única, cónica, regular, con el ápice inclinado a distal y a vestibular. Finalmente la cámara pulpar sigue la forma externa del diente, con dos cuernos pulpares, siendo más marcado el mesial para así poder morder bien.

 

Incisivo lateral temporal inferior

 

Tiene el ángulo distal del borde incisal más redondeado que en el incisivo central temporal inferior, en el que es más simétrico. El borde incisal estará inclinado a distal también, es mayor en todas sus dimensiones al central excepto vestibulolingualmente. Raíz cónica y con el ápice a distal.

 

Canino temporal inferior

 

Es más pequeño que el superior, menos convexo, da la sensación de estar más afilado, tiene una cúspide que divide el borde incisal en 2 vertientes, la vertiente mayor es la distoincisal, al contrario que su antagonista. Tendrá 3 lóbulos, el mayor es el central seguido del mesial y por último el distal. En su superficie lingual se aprecia un cíngulo muy pronunciado que crea dos fosas a ambos lados, mesial y distal respectivamente, cada fosa tiene hacia proximal una cresta marginal. La raíz es única, cónica, más larga en proporción a la corona que la del canino superior temporal, el ápice va hacia distal y vestibular.

 

Primer molar temporal inferior

 

En la cara vestibular tendremos una cresta vestibulogingival que tiene un mayor tamaño a nivel mesial llamada tubérculo de Zuckerkandl. Su superficie oclusal tiene forma romboidal, con 4 cúspides: 2 vestibulares y 2 linguales. La cúspide mayor es la mesiovestibular, siempre son mayores las cúspides mesiales que las distales. Hay una cresta transversa o cresta vestibulolingual que une las 2 cúspides mesiales, por mesial y distal de esta cresta se forman dos fosas y ligeramente más hacia distal está la fosa central. Tiene 2 raíces con un diámetro vestibulolingual mayor que el mesiodistal, la raíz mayor es la mesial y la pequeña la distal. La cámara pulpar sigue la forma externa del diente con cuatro cuernos pulpares, siendo el más prominente el mesiovestibular, hay 3 conductos para las 2 raíces, teniendo la raíz mesial 2.

 

Segundo molar temporal inferior

 

Este diente, de forma rectangular en su cara oclusal, se asemeja mucho al primer molar permanente, tiene 5 cúspides: 3 vestibulares y dos linguales, la más pequeña es la distovestibular, presenta unos surcos en forma de W con 3 fosas: 1 central y dos más pequeñas, distal y mesial. Presenta 2 raíces, más largas y divergentes que las del primer molar inferior temporal, siendo más larga la mesial, tiene 3 conductos en total, 2 en la raíz mesial y 1 en la distal. Tiene 5 cuernos pulpares, siendo el más acentuado el mesiovestibular.

 

Iatrogenia, también llamado acto médico dañino, es el acto médico debido, del tipo dañino, que a pesar de haber sido realizado debidamente no ha conseguido la recuperación de la salud del paciente, debido al desarrollo lógico e inevitable de determinada enfermedad terminal. Este acto médico tiene resultados negativos temporales, debido a factores propios de la patología enfrentada o a factores propios, peculiares y particulares del paciente ("ya sea su hábito constitucional, su sistema inmunitario, su forma de reaccionar o disreaccionar, o cualquier factor desconocido pero evidentemente existente, o sea idiopático" como refiere el Dr. Luis Alberto Kvitko).

 

Al ser un acto médico debido, al igual que el acto médico eficaz, no genera responsabilidad. Algunos ejemplos son la flebitis postcatéter, la infección urinaria leve después de mantener por varios días una sonda vesical, la flebitis de las piernas después de la extirpación de un apéndice gangrenado, etc.

 

Se deriva de la palabra iatrogénesis que tiene por significado literal ‘provocado por el médico o sanador’ (iatros significa ‘médico’ en griego, y génesis: ‘crear’).

La iatrogenia es un estado, enfermedad o afección causado o provocado por los médicos, tratamientos médicos o medicamentos. Este estado puede también ser el resultado de tratamientos de otros profesionales vinculados a las ciencias de la salud, como por ejemplo terapeutas, psicólogos , farmacéuticos, enfermeras, dentistas, etc. La afección, enfermedad o muerte iatrogénica puede también ser provocada por las medicinas alternativas.[cita requerida]

Desde un punto de vista sociológico hay tres tipos de iatrogenia: iatrogenia clínica, social y cultural.

 

Historia

 

Desde los albores de la civilización se han conocido los daños que pueden provocar las acciones de los médicos. Los párrafos 218 a 220 del Código de Hammurabi, grabado hace casi cuatro mil años, manifiestan los conocimientos que la sociedad civil utilizaba en la antigua Mesopotamia para defenderse frente a supuestos errores, temeridades y negligencias de los médicos.

 

Un milenio y medio más tarde Hipócrates recomendaba en la sección undécima del libro primero de las Epidemias: Ayudar o por lo menos no dañar ("Ofeleein i mi vlaptein", en el original griego). Esta frase inspiró el conocido aforismo latino "Primum non nocere" atribuido a Galeno.

La norma clásica de “ante todo no hacer daño” (primum non nocere) es una de las bases de la ética médica, y las enfermedades o muertes iatrogénicas provocadas voluntariamente por el médico o por negligencia han sido castigadas por la justicia en muchas culturas.

 

La transferencia de bacterias patógenas desde las salas de autopsia de los hospitales a las salas de maternidad llegó a provocar altísima mortalidad por sepsis puerperal (o fiebre puerperal) en las maternidades hospitalarias en los albores del siglo XIX, y fue una de las catástrofes iatrogénicas de la época. La forma de infección fue identificada por Ignacio Felipe Semmelweis que simplemente lavándose las manos con un concentrado desinfectante redujo la mortalidad.

 

La iatrogenia todavía tiene una alta incidencia en el siglo XXI aunque se pretendió que con el desarrollo de la medicina científica (también llamada biomedicina), supuestamente se podía esperar que los casos de enfermedades o muertes iatrogénicos se redujeran considerablemente o desaparecieran siendo fácilmente evitables. Se dijo que con el descubrimiento de los antisépticos, anestesia, antibióticos y nuevas técnicas quirúrgicas, la mortalidad iatrogénica disminuiría enormemente. No obstante, a modo de ejemplo, la iatrogenia es la tercer causa de muerte en Estados Unidos según estudios recientes.

 

Causas

Hay varias causas de iatrogenia:


Error médico.
Negligencia médica o procedimientos inadecuados.
Errores al escribir la receta o receta difícil de descifrar.


Interacción de los medicamentos recetados.


Efectos adversos de los medicamentos recetados.
No contemplar los posibles efectos negativos del medicamento recetado.
Uso excesivo de medicamentos que lleva a la resistencia microbiana.


Tratamientos inseguros.


Diagnóstico erróneo.
Diagnóstico psiquiátrico o psicológico erróneo.
Rechazo por parte del médico a tomar en consideración los efectos negativos que el paciente dice sufrir.
Infecciones nosocomiales (infección hospitalaria que aparece durante las primeras 48 horas después del ingreso hospitalario).


Infección intrahospitalaria.


Debida a afecciones musculares, sensoriales, nerviosas o mentales de los médicos.
Daño en forma de deterioro cognitivo que producen los psicofármacos como las benzodiacepinas y que son de curso legal, es decir están autorizados.

No es iatrogenia
El caso fortuito.
Mala praxis.
El dolo.
Tortura aplicada por médicos.
Experimentación médica no ética.
Las consecuencias del incumplimiento o abandono de un tratamiento por parte del paciente, o del familiar que lo administra.

 

Incidencia e importancia de la iatrogenia

 

La iatrogénesis es más frecuente de lo que se cree y es un riesgo evidente para los pacientes. En un estudio realizado en 1981 en EE. UU. se descubrió que el 36% de 815 pacientes que ingresaron consecutivamente en un hospital universitario sufrieron alguna afección iatrogénica. En 9% de los enfermos ingresados el incidente se consideró grave al representar un peligro para la vida o provocar graves lesiones. En el 2% de los 815 casos la afección iatrogénica se consideró que había contribuido a la muerte del paciente.

En otro estudio que se hizo sobre 101 casos iatrogénicos que se dieron en 84 pacientes «el problema más frecuente fue incorrecta evaluación del paciente (16,4%) fallos al atender y hacer el seguimiento (12,7%) y fallos en el laboratorio al hacer las pruebas (12,7%)», según Weingart, 2000.

En EE. UU. se considera que en el año 2000 se produjeron 225.000 muertes provocadas por efectos iatrogénicos.


12.000 debidos a cirugía innecesaria.
7.000 errores de medicación en los hospitales
20.000 otros errores en los hospitales
80.000 infecciones en los hospitales (infecciones intrahospitalarias)
106.000 debidas no a un error, sino al efecto pernicioso de los medicamentos.

Basándonos en estos cálculos, la iatrogenia sería la tercera causa de muerte en EE.UU. después de las afecciones cardíacas y las enfermedades cerebrovasculares.

De este total de 225.000 muertes al año debidas a causas iatrogénicas:
Casi todos los datos se obtuvieron de pacientes hospitalizados.


Las estimaciones corresponden sólo a las muertes y no incluyen efectos negativos como molestias y afecciones leves.
Las estimaciones de muertes debidas a errores son inferiores a las del informe del IOM.
De emplearse estimaciones superiores las muertes por causas iatrogénicas ascenderían a entre 230.000 y 240.000.

 

Las infecciones iatrogénicas nosocomiales superan como causa de muerte al SIDA, cáncer de mama o accidentes de tráfico. Las causas pueden ser debidas a: disminución del lavado de manos del personal tras el contacto con pacientes, mayor número de pacientes inmunodeprimidos, aumento del uso de antimicrobianos y resistencia a ellos, reparaciones en las instalaciones que fomentan la aparición de esporas y polvo.

Estudios recientes (2011) ponen las cifras anteriores obsoletas y las ubican solamente en Estados Unidos en las 581.926 defunciones anuales.3 Se está estudiando también el uso de tejidos (sábanas en los hospitales) impregnados en óxido de cobre (que actúa como bactericida y mata los virus) para reducir las infecciones nosocomiales intrahospitalarias.

 

Significado

 

Se confunde su etimología con su significado, lo cual es absolutamente incorrecto, pues la palabra iatrogenia sirve para definir aquel daño que resulta inherente a la aplicación de un tratamiento, con independencia de quien lo administra o prescribe.

 

Ejemplos


Un tratamiento farmacológico. La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que se trata con cierto tipo de antibióticos; como la estreptomicina, fármaco que se administra por vía parenteral (se inyecta) y que tiene un efecto propio y absolutamente ligado a su estructura química, que consiste en ser tóxico para el oído interno. Pero como es uno de los antibióticos que han demostrado acción efectiva contra el bacilo de la tuberculosis, se sigue utilizado todavía, pues, ante el riesgo de muerte por tuberculosis, la toxicidad de la estreptomicina sobre el oído, es un mal de diferente envergadura.


Un tratamiento quirúrgico. Si una persona sufre una parálisis de los músculos de la oposición del pulgar, junto con los de la prehensión digital, muchas veces se recurre a técnicas quirúrgicas denominadas de "transferencia tendinosa", en las cuales se utiliza un músculo activo con su tendón, desinsertándolo de su anclaje distal y transfiriendo este "cabo suelto" a la región anatómica correspondiente a la parte afectada por la parálisis, para devolverle su función.

 

Estas transferencias tendinosas por supuesto que anulan el movimiento original del tendón transferido, lo cual es un daño en sí, pero que se realiza para devolver al paciente una función más importante para su vida, como es la oposición del pulgar, imprescindible para la alimentación, la escritura, el trabajo, la higiene personal y casi toda actividad imaginable.

 

También deberíamos considerar aquí el caso de la amputación de un miembro gangrenado.

Entonces, debemos entender en su cabal y real dimensión la Yatrogenia o Iatrogenia, que es un efecto insoslayable de la propia terapia que se aplica y que resulta inevitable ya que, como todo acto humano, tiene consecuencias, unas positivas, otras negativas. Es importante la consideración de todas ellas en la administración de los tratamientos de cualquier tipo, ya que es allí donde radica el buen aprendizaje del médico.

 

Iatrogenia y caso fortuito

 

Distinto de la iatrogenia es el caso fortuito, ya que este último es aquel que no puede ser previsto o que, previéndolo, no puede ser evitado.
Ejemplo:


Si se le administra a una persona un medicamento cualquiera y esta resulta tener lo que se denomina idiosincrasia hacia ese fármaco, entonces la persona puede sufrir un estado de afección que puede llevarla hasta la muerte. Pero el idiosincrásico no sabe que es tal, ni el médico tiene forma alguna de saber quién puede ser idiosincrásico a determinado medicamento en forma anticipada, no hay estudio de laboratorio, radiografía ni análisis que puedan determinar a priori esta condición en una persona.

 

El ingerir un medicamento y sufrir un daño en estas condiciones, resulta en un típico caso fortuito, pues no había forma humana alguna de saber que la persona era idiosincrásica a esa molécula y, aunque el médico puede tener siempre presentes en su mente este tipo de eventualidades, muchas veces no hay alternativa terapéutica alguna pues, si todos podemos ser idiosincrásicos a cualquier sustancia, entonces, no deberíamos ingerir nunca nada en ninguna circunstancia, demostratio ab absurdum que exime de cualquier comentario adicional.[cita requerida]

 

Iatrogenia y mala praxis

 

La mala praxis es un concepto jurídico totalmente diferente de los anteriores y que implica a su vez la existencia de culpa jurídica, culpa que se expresa a través de la negligencia, la impericia, la imprudencia y/o la inobservancia de los deberes propios del cargo.

En este caso estamos en presencia de delitos culposos perfectamente tipificados en los códigos penales de muchas naciones; aquí existe un daño producto de una conducta culposa a expensas de un obrar displicente y sin el suficiente celo (la negligencia), de un obrar osado más allá de las exigencias de la circunstancia (la imprudencia), de un obrar sin las suficientes destrezas para concretarlo (la impericia), o de un obrar sin la observancia de las obligaciones intrínsecas a la tarea que se ejecuta (la inobservancia de los deberes inherentes al cargo).

 

Iatrogenia y dolo

 

Ciertos delitos consumados con intención de provocar daño,que puede variar desde la lesión leve, hasta el homicidio, deben ser separados de la yatrogenia, pues en esta, desde luego, está excluida la intencionalidad.


Ejemplos de delito doloso:El aborto no terapéutico en los países donde este se halla tipificado, el profesional que incurre en tal práctica está haciéndolo en forma consciente e intencionada, es capaz de comprender la criminalidad de su acto y de dirigir sus acciones; pudiendo evitarlo, lo consuma por elección libre de su propia voluntad.
Un médico que planea el asesinato de una persona llevándolo a cabo mediante la administración de un fármaco en unas dosis intencionalmente excesivas, que lo tornan tóxico.
Un cirujano que, operando a alguien a quien odia, por ejemplo por un asunto pasional, decide en el momento del acto quirúrgico, omitir algún procedimiento, o realizar otro inadecuado, siempre con intención de provocar daño, lesionando a ese paciente o matándolo.

 

Iatrogenia e incumplimiento de terapéutica

 

Aunque parezca obvio, debe también separarse de la yatrogenia el incumplimiento de terapéuticas en que incurren algunos pacientes, ya sea por desidia, por incomprensión, por temor o por algún fin inconfesable, tal como podría ser el obtener un rédito de alguna clase por la minusvalía o la incapacidad física que resultaría del incumplimiento del tratamiento indicado.
Ejemplos:Paciente accidentado, por ejemplo durante su jornada laboral, que tras ser operado de su lesión, conscientemente evita cumplir, por caso, con las pautas de la rehabilitación prescripta, con el fin de que sus secuelas físicas le permitan acceder al cobro de una indemnización.
Personas que tras sufrir un accidente vial, realizan este tipo de comportamientos para acceder al cobro del seguro correspondiente en una suma que estiman más abultada que si hubieran tenido mayor grado de recuperación.


Persona que prolonga su tratamiento, también por una intención inconfesable, hacen que incurra en el incumplimiento de las pautas del tratamiento indicado.

Es fácil comprender que en estos casos jamás podría hablarse de iatrogenia.

Iatrogenia y abandono de tratamiento

 

En este caso, algo similar al anterior, el paciente también en forma desidiosa abandona su tratamiento, con los mismos elementos de motivación o no que en el caso precedente, pero a diferencia del anterior, aquí el paciente no incumple con las medidas terapéuticas prescriptas, sino que, lisa y llanamente hace un abandono de su tratamiento sin haber recibido el alta médica. En muchos de estos casos no hay un móvil inconfesable, sino simplemente una conducta orientada por abandono de sí o el temor ante prolongar el sufrimiento, que hacen que el paciente no termine su tratamiento.

Como en el caso precedente, aquí tampoco resulta aplicable el concepto de yatrogenia pues las secuelas que el paciente podría presentar no están asociadas inherentemente al tratamiento indicado, prescripto o administrado.

 

Yatrocidio

 

O iatrocidio, del griego γιατρός: médico y cidium (latín): acción de matar; es la “privación de la vida de un ser humano por la acción de un médico". No confundir con σκοτώνουν. Es parte de las acciones yatrogénicas es decir causadas por médicos.Puede ser: a) incidental, b) accidental o c) intencional. Como este término puede confundirse con la muerte de un médico (una variedad de homicidio) se ha propuesto el vocablo iatrogenicidio.

 

Ortodoncia

 

La ortodoncia es una especialidad de la Odontología que se encarga de todo estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales; siendo su ejercicio el arte de prevenir, diagnosticar y corregir sus posibles alteraciones y mantenerlas dentro de un estado óptimo de salud y armonía, mediante el uso y control de diferentes tipos de fuerzas.

El afán por corregir los dientes apretados, irregulares o salientes es muy antiguo, pues hay constancia de que ya en el siglo VIII a.C. se intentaba solucionar tales anomalías. Entre los hallazgos etnográficos del mundo griego y etrusco figuran aparatos ortodónticos de magnífico diseño.

 

Estructuras dentomaxilares

 

Se entiende por estructuras dentomaxilares todo el conjunto de dientes, con sus procesos óseos alveolares que le dan fijación a los maxilares, más los propios huesos maxilares -superior e inferior (mandíbula)- que contienen a los procesos alveolares y dientes, a la par que dan forma a los dos tercios inferiores de la cara.

Históricamente, la ortodoncia se ha dividido en dos grandes apartados o tendencias que han centrado su estudio dándole mayor preponderancia al aspecto dental o al aspecto óseo de acuerdo con la antropología física.

 

Por un lado se denominaría ortodoncia a la ciencia que idealiza la posición de los dientes y sus procesos alveolares y por otro la que los estudia desde una visión más amplia, los maxilares en su desarrollo, a la que genéricamente se denomina ortopedia dento-facial. Ambos aspectos poseen criterios distintos, aunque la realidad es que se solapan frecuentemente. Por ello, ambos conceptos se integran bajo el concepto genérico de Ortodoncia, entendido en su sentido integrador que estudia y trata globalmente a cada paciente según sus peculiaridades.

 

Tratamiento de ortodoncia

 

El tratamiento de ortodoncia se puede realizar de dos maneras según el tipo de fuerzas que se apliquen, principalmente están:

La técnica fija mediante aparatología fija que está compuesta de elementos adheridos a los dientes (bandas y brackets) a los que se ancla firmemente unos finos arcos elásticos de aleación metálica (níquel-titanio) mediante un conjunto de ligaduras.


Los removibles, que permiten ser retirados de la boca por parte del paciente. Ello le permite quitárselos durante la higiene oral y en las comidas. Estos aparatos cuando tratan problemas dentales tienen sus indicaciones específicas que no suplen a la Ortodoncia fija, si bien solucionan algunas maloclusiones sencillas con un coste económico inferior y menos molestias para los pacientes. En cambio suelen ser ampliamente empleados en ortopedia de los maxilares con resultados muy diversos, pero siempre con mayor ámbito que la ortodoncia multibrackets. Se utilizan sobre todo como tratamiento en dentición temporal (temprana o infantil), donde determinados estados patológicos diagnosticados a tiempo pueden llegar a corregirse, hasta tal grado que el tratamiento en la dentición permanente sea muy específico o incluso innecesario.

En muchas ocasiones los pacientes precisan de ambas técnicas para la resolución de sus problemas dentales.

 

Fases dentomaxilares

 

Se habla, entonces, de tratamientos en dos fases: una primera removible, realizada a edad temprana con una intención fundamentalmente interceptiva u ortopédica y una segunda fase de ortodoncia fija realizada a mayor edad, cuando ya se ha producido o está a punto de producirse el recambio dentario completo.
Existe una estrecha relación entre la Ortodoncia y la Fonoaudiología (Foniatría o Logopedia en algunos países), esta última colabora en los tratamientos acotándolos. El procedimiento fonoaudiológico estructural para la modificación de la respiración bucal, la deglución atípica y las dislalias logra modificar la función muscular oral y perioral permitiendo que se desarrollen los maxilares y se conserven los resultados ortondóncicos obtenidos.


La corrección de las deformidades severas faciales y maxilares que alteran de manera notable la estética, la función oral y el bienestar psicológico de los pacientes requiere de la asistencia quirúrgica del problema, sobre todo en adultos, cuando el tratamiento ortopédico es imposible, pues terminó la capacidad remodeladora del desarrollo y las posibilidades ortopédicas de interferir sobre el mismo. A este abordaje específico de cirugía máxilofacial y ortodoncia se le denomina cirugía ortognática y debe ser realizado de manera interdisciplinar desde el inicio del diagnóstico por parte del dentista y del cirujano máxilofacial.


La ortodoncia moderna se interrelaciona ampliamente con el resto de las disciplinas dentales, y el ortodoncista tiene que conocer las limitaciones y los recursos del resto de las disciplinas para poder integrar sus tratamientos, desde una visión más amplia que la meramente ortodóncica. Se practica generalmente en equipo, tratamientos multidisciplinares, con apoyo de otros especialistas como la periodoncia, la prótesis, la estética dental, etc., que por separado serían imposibles o sencillamente no se podrían realizar.

 

Ortodoncista

 

Es el dentista que ejerce la ortodoncia.

El día Mundial del ortodoncista es el 26 de septiembre, el arte y la ciencia de la Ortodoncia tiene una historia muy larga e interesante, por este motivo muchos profesionales en el área de la Odontología celebran este día en su honor.

Ortodoncista no es una palabra reconocida por la Real Academia Española. Su origen proviene de la unión de las palabras Ortodoncia y Especialista.

 

La ortodoncia se estudia en las Facultades de Medicina o de Odontologia con periodos de formación de dos años.

Los dentistas u odontólogos que tratan los problemas de malposición dentaria o de maloclusión de los maxilares se reúnen en sociedades científicas o en asociaciones profesionales para potenciar el desarrollo científico de la ortodoncia y para promover campañas dirigidas a aumentar la salud bucodental de la población. En España la sociedad científica que aglutina a todos aquellos dentistas con interés en la disciplina de la ortodoncia es la Sociedad Española de Ortodoncia y a nivel internacional cabe mencionar la Federación Iberoamericana de Ortodoncia.

 

Apiñamiento dental

 

La Ortodoncia comprende la corrección de las irregularidades dentofaciales y disarmonias dentales para lograr una condición estética y funcional más favorable.

El apiñamiento dental puede ser: leve, moderado o severo.

La clasificación más utilizada en la literatura y en la clínica ortodoncia es la propuesta por Van der Linden, que está basada tanto en la cronología de aparición como en sus factores causales. Según este autor, se distinguen tres tipos de apiñamiento: primario, secundario y terciario. Esta clasificación no es excluyente, ya que un mismo individuo puede tener los tres tipos.

 

Frecuentemente se relaciona a la ortodoncia con "dientes chuecos" (malposiciones dentarias o apiñamiento dental), pero realmente se encarga de la corrección de muchas otras alteraciones que dan como resultado estas malposiciones, las cuales pueden ser adquiridas o deberse a factores hereditarios.

La elaboración del plan de tratamiento adecuado en un caso de apiñamiento se realiza tras decidir si la falta de espacio se puede solucionar, de manera conservadora, aumentando la longitud de arcada o si el caso requiere extracciones.

 

El apiñamiento inferior recidiva en la mayor parte de casos, independientemente de si han sido tratados con o sin extracciones. En los casos tratados sin extracciones, aumenta la altura facial inferior y la tendencia a la mordida abierta. En los casos tratados con extracciones, la posición final de los incisivos y los labios es más retruida que la inicial, con lo que se produce una disminución de la convexidad del tercio facial inferior.

 

Alteraciones

 

Entre las alteraciones más comunes se encuentran:

 

Prognatismo

 

Es un adjetivo que define una posición adelantada, puede referirse a la posición del hueso o de los dientes.

 

Retrognatismo

 

Es un adjetivo que define una posición retrasada, puede referirse a la posición del hueso o de los dientes

 

Mordida abierta

 

Cuando al contactar los dientes superiores contra los inferiores queda un espacio entre ambos, dificultando el sellado de los labios. Generalmente sus causas son la succión digital (chupar el dedo), la deglución con empuje lingual (empujar los dientes superiores con la lengua al tragar) o hiperdivergencia de las bases óseas (maxilar y mandíbula no paralelas entre si)

 

Mordida cruzada

 

Es el colapso del maxilar superior o el prognatismo mandibular lo cual causa que el maxilar superior quede dentro del maxilar inferior ,las cúspides vestibulares de los molares inferiores quedan por fuera quedando como las no funcionales y las cúspides palatinas quedan como las funcionales.

 

Mordida borde a borde

 

Es una situación limítrofe entre la mordida cruzada y la mordida normal en la que al morder las cúspides contactan borde a borde.

 

Diastemas

 

Son espacios de separación entre los dientes y que en condiciones de normalidad en el adulto no deben existir.

 

Mordida cubierta

 

Los dientes superiores cubren a los inferiores más de la mitad de la pieza inferior o totalmente.

 

Colapso

 

Es un estrechamiento que se puede presentar tanto en el maxilar como en la mandíbula, lo que provoca que no exista espacio suficiente para albergar correctamente a todos los dientes.

A diferencia de las alteraciones en las imágenes anteriores, la relación normal entre maxilar superior y mandíbula guarda un patrón conocido como "tijera" (al morder, los dientes superiores cubren ligeramente a los inferiores en ausencia de malposiciones dentales).

 

Tratamiento actual

 

Anteriormente se pensaba que los tratamientos de ortodoncia eran exclusivamente para los niños; sin embargo, hoy en día se sabe que pueden realizarse a cualquier edad consiguiendo excelentes resultados. También se cree equivocadamente que son tratamientos que tienen como objetivo mejorar solamente la estética, pero realmente los tratamientos de ortodoncia van más allá de eso, ya que consiguen mejorar la función, estética y desde luego la salud. También se corrigen problemas de fonética, ya que la mal posición dentaria también modifica la posición de la lengua lo que provoca la diferente pronunciación de las palabras.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que la maloclusión es el tercer problema de salud oral en prevalencia, ya que una incorrecta alineación dental predispone a secuelas prejudiciales como dificultades para mantener una correcta higiene oral, riesgo de genera caries y enfermedad periodontal, anomalías funcionales, problemas en la articulación temporomandibular y otros problemas psicosociales.

 

Brackets

 

Los tratamientos de ortodoncia generalmente se llevan a cabo con brackets que pueden ser metálicos o estéticos.

 

Brackets metálicos

 

Los brackets metálicos son los más comunes, debido a que son confiables, resistentes y la fuerza que aplican no se compromete por lo que el tratamiento tiende a ser más corto. Además,es el tipo de brackets más barato.

 

Brackets de cerámica

 

Son de gran calidad y no tienen los inconvenientes de los de plástico, aunque su costo es mayor.

 

Brackets estéticos

 

Se pueden encontrar diversos materiales con los que se elaboran brackets estéticos: plástico, cerámica, zafiro o policarbonato, siendo los de zafiro más resistentes y no se manchan, al contrario de los brackets de cerámica. El arco debe ser metálico.

 

Brackets camaleón

 

Son transparentes y permiten la reducción de la fricción con la consecuente reducción de la duración de la totalidad del tratamiento así como la reducción del tiempo de sillón en la clínica por el cómodo sistema de tapa de cierre.

 

Brackets linguales

 

Se colocan en la cara palatina y lingual de los dientes, por lo que no son visibles. El proceso de funcionamiento es similar al de los brackets tradicionales, aunque por norma general, suelen presentar mayor incomodidad en el paciente[cita requerida] al estar en continuo contactos con partes blandas de nuestra boca, como la lengua.

Brackets o frenos de autoligado Damon

Estos brackets autoligables se diferencian de los brackets convencionales en que no es necesaria la instalación de ligaduras para fijar los arcos a los brackets, lo cual proporciona un movimiento dentario más confortable y más rápido, obteniéndose tratamientos más cortos y con citas más espaciadas en el tiempo. Además, la mejoría en la estética facial y de la sonrisa es realmente sobresaliente con este tipo de aparatología.

 

Ortodoncia invisible

 

Los tratamientos de ortodoncia invisible están compuestos por una serie de alineadores plásticos hechos a medida para cada paciente. Los alineadores se van cambiando progresivamente para conseguir paso a paso la posición deseada, forzando al diente a través de micromovimientos a adaptar la posición configurada en el alineador.

Entre otras virtudes de este tipo de tratamiento, el primordial es que es menos visible y más cómodo a efectos prácticos, si lo comparamos con otros métodos de ortodoncia clásicos (Como los brackets linguales o vestibulares).Sin embargo solo alinean los dientes por lo que a este tipo de aparatos se les llama alineadores y, al tratamiento realizado con ellos, "alineodoncia" pues al no permitir el encaje recíproco de los maxilares, no permiten la correcta oclusión.

 

La odontología es una de las ciencias de la salud que se encarga del diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades del aparato estomatognático, el cual incluye además de los dientes, las encías, el tejido periodontal, el maxilar superior, el maxilar inferior y la articulación temporomandibular. Las principales enfermedades de las que se ocupa la odontología son la caries dental, la maloclusión y la enfermedad periodontal.

Significado del término

 

El término odontólogo deriva del griego odont(o) (ὀδο-ύς/-ντος), que en español significa diente. Dentista proviene del latín dents, dentis, que en español significa diente. Se puede definir al odontólogo o dentista como médico de la cavidad oral o aparato estomatognático. El aparato estomatognático lo constituyen los labios, la lengua, los dientes, el periodonto, el paladar, la mucosa oral, el piso de la boca, las glándulas salivales, las amígdalas y la orofaringe. El término estomatología deriva del griego στόμα (estoma), que en español significa boca o cavidad oral se emplea en general como sinónimo de odontología.

 

El campo de acción del odontólogo o estomatólogo no abarca únicamente el estudio y tratamiento de los dientes, pues comprende además toda la cavidad oral, así como los maxilares, músculos, piel, vasos y nervios que dan conformación a esta cavidad y que están conectados con todo el organismo. La odontología se relaciona con varias especialidades médicas como cirugía maxilofacial otorrinolaringología, oftalmología, neurología y pediatría. No todas las enfermedades de la boca son tratadas por el odontólogo, las lesiones malignas (cáncer) entran en el campo de la cirugía maxilofacial y la oncología. Las lesiones de la orofaringe y las amígdalas tampoco son tratadas por el odontólogo, sino por el otrorrinolaringólogo, las parálisis de los músculos que mueven las estructuras orales son tratadas por el neurólogo, las enfermedades del labio son tratadas y valoradas generálmente por el dermatólogo, etc.

Historia de la odontología

 

Las enfermedades han aquejado a la humanidad desde sus mismos inicios, en especial el agudo y lancinante dolor dentario producido por una caries profunda o un absceso periapical. Técnicas curativas y rehabilitadoras han sido practicadas por muchos médicos a lo largo de la historia. El registro más antiguo que existe sobre una práctica primitiva egipcia de la Odontología data de hace 5.000 años (3.000 años antes de nuestra era). Hessie-Re es considerado el primer dentista conocido de la historia, una inscripción egipcia en madera lo muestra como jefe de médicos de la corte. Aristóteles (384 a. C.- 322 a. C.) trató sobre algunos aspectos odontológicos, por ejemplo procedimientos de esterilización usando un alambre caliente para tratar las enfermedades de los dientes y de los tejidos orales, también disertó sobre la extracción dental y el uso de alambres para estabilizar fracturas maxilares y ligar dientes perdidos.

 

Durante la Edad Media, la profesión fue asumida por los barberos quienes además de otros servicios, realizaban las sangrías y las extracciones dentales de los clientes aquejados de dolor. El doctor francés Pierre Fauchard (1678-1761) es considerado el padre de la odontología moderna, por sus novedosos aportes a esta ciencia, particularmente por la profesionalización de la práctica dental y la publicación en 1728 de su obra "Le chirugien dentiste; ou, traité des dents” (el cirujano dentista; o tratado sobre los dientes). Pierre Fauchard fue dentista personal de Luis XIV; en París se encuentra su museo. En diciembre de 1844, Horance Wells, dentista de Hartford, Connecticut, utilizó por primera vez el óxido nitroso, como anestésico para la extracción dentaría. A principios del siglo XX, el médico valenciano Bernardino Landete Aragó fue pionero de la estomatología española y creador de la cirugía oral o maxilofacial en dicho país.

 

Estudios de odontología

 

El odontólogo o dentista debe poseer amplios conocimientos de diferentes aspectos de la medicina, incluyendo anatomía, fisiología, patología y farmacología. Es preciso tener en cuenta que una enfermedad bucal puede provocar complicaciones locales que afecten a regiones próximas como el cuello y la cara, pero también complicaciones generales de gravedad como septicemia y endocarditis.

 

La primera facultad de odontología fue el Baltimore College of Dental Surgery que se fundó en Estados Unidos en 1840. En Europa, el Reino Unido introdujo los estudios independientes de odontología en 1859, sin embargo otros países europeos como España, Portugal e Italia han mantenido durante buena parte del siglo XX el concepto de odontología como especialidad de la medicina, de tal forma que para conseguir el título de odontólogo o estomatólogo era preciso obtener primero la licenciatura en medicina y posteriormente realizar la especialidad en esta disciplina.

 

Esta situación ha cambiado a partir de los últimos años del siglo XX con los criterios de armonización de estudios impuestos por la Unión Europea.

El programa de estudios para obtener el título de odontólogo es variable dependiendo del país concreto. En la Unión Europea la duración de los estudios es de 5 años a tiempo completo y el programa de formación consta de diferentes aspectos:


Conocimiento de las ciencias en las que se basa la odontología incluyendo biología y estadística. Comprensión del método científico y sus fundamentos.
Estudio de anatomía, fisiología y comportamiento humano, tanto en circunstancias de salud como enfermedad. Influencia del medio natural sobre la enfermedad.
Conocimientos específicos sobre la estructura y función de los dientes, la boca, maxilares y órganos anexos.
Estudio de las enfermedades que afectan a los dientes, la boca, maxilares y órganos anexos, medidas de tratamiento y prevención. Dentro de este apartado se incluyen las materias más específicas de la odontología, entre ellas cariología, materiales dentales, endodoncia, microbiología oral, patología oral, cirugía oral, ortodoncia y odontopediatria, periodoncia, radiología dental y prótesis dentales.


Experiencia clínica bajo supervisión de un profesional.

 

En Estados Unidos el título recibe el nombre de doctor en cirugía dental (D.D.S. por sus siglas en inglés) y requiere cuatro años de estudios: dos años en ciencias médicas básicas como anatomía, fisiología y farmacología y otros 2 para adquirir una orientación clínica.

 

Especialidades

 

La odontología tiene establecidas varias especialidades:
Rehabilitación oral. Es la parte de la odontología encargada de la restauración, es decir recuperar la función fisológica y estética mediante el empleo de prótesis dentales y otras medidas.


Periodoncia o Periodontología. Rama de la odontología especializada en el diagnóstico, prevención y tratamiento de las enfermedades periodontales.
Endodoncia. Esta especialidad realiza el tratamiento de endodoncia, es decir la actuación sobre la pulpa dental y su sustitución por un material inerte.
Odontopediatría. Es la rama de la odontología encargada de tratar a los niños.
Ortodoncia. Rama de la odontología especializada en el tratamiento y prevención de las malposiciones de las piezas dentales.
Salud pública odontológica. Especializada en la odontología comunitaria, preventiva y social.
Implantología oral. Es la especialidad odontológica que se dedica a la reposición de unidades dentales perdidas por medio de la colocación de implantes dentales de titanio insertados en los maxilares.


Odontología estética o cosmética. Es la rama de la odontología que soluciona problemas relacionados con la armonía estética de la boca en su totalidad.
Odontología preventiva. Se encarga del estudio de los tratamientos preventivos bucodentales mediante técnicas no invasivas como pueden ser: selladores de fosas y fisuras, limpiezas dentales, cubetas de flúor tópico o sistémico, pulidos y otros procedimientos más complejos.
Odontología forense. Es la rama de la odontología que trata del manejo y el examen adecuado de la evidencia dental y de la valoración de los hallazgos dentales que puedan tener interés para procesos judiciales. El odontólogo forense se encarga establecer parámetros de identificación de personas o cadáveres, la valoración de aquellos casos en los que el aparato buco-dento-maxilar se utiliza como arma y la valoración de tratamientos presumiblemente inadecuados.


Cariología. Especializada en la caries dental y su tratamiento.
Odontología perinatal. Rama especializada en los cuidados odontológicos a la madre embarazada, el recién nacido y al niño hasta los tres años de edad.
Gnatología. Rama especializada en el estudio de la función del aparato masticador, anatomía, fisiología, alteraciones patológicas del mismo y su tratamiento. Una de las afecciones tratadas por la gnatología es el bruxismo o rechinar de dientes.


Odontologia ocupacional. Es la rama de la odontología que se ocupa de la salud dental de los trabajadores en relación con su entorno laboral.
Odontologia deportiva. Rama de la odontología que estudia la influencia de cada deporte en la salud bucodental.

 

Enfermedades de las que se ocupa la odontología

 

La caries dental se considera la enfermedad más prevalentes que afecta al ser humano. Se inicia con cambios microbianos que se localizan en la superficies de las piezas dentales y dan origen a la placa dental. Las bacterias de la placa dental causan alteraciones en el pH y originan desmineralizacion del diente que a la larga ocasiona cavidades que si se dejan sin tratamiento alcanzan en un periodo de meses o años la pulpa dental causando pulpitis, infecciones periapicales, abscesos y finalmente la destrucción y perdida completa de la pieza afectada. La caries dental es una enfermedad multifactorial, es decir existen varios factores implicados en su aparición, incluyendo los hábitos de alimentación, la adecuada higiene oral, la composición y flujo de la saliva y el grado de exposición al fluor.

 

Enfermedad periodontal

 

Es un proceso crónico, de origen inflamatorio que afecta a la estructuras de soporte del diente o periodonto. La enfermedad periodontal es una causa importante de pérdida de piezas dentales, origina el 50% de las pérdidas después de los 15 años, mientras que en los mayores de 35 años se pierden más dientes como consecuencia de la enfermedad periodontal que por caries. La enfermedad periodontal incluye la gingivitis o inflamación de las encias y la periodontitis que es una patología inflamatoria de origen infeccioso que destruye el periodonto de inserción (hueso alveolar, cemento radicular y ligamento periodontal), lo que puede finalizar con la pérdida de los dientes afectados.

 

Maloclusión

 

Una maloclusión se refiere al mal alineamiento de los dientes o a la forma en que los dientes superiores e inferiores encajan entre sí. La mayoría de las personas tienen algún grado de maloclusión, si bien normalmente no es lo suficientemente seria para requerir tratamiento. Aquellas que tienen maloclusiones más severas pueden requerir tratamiento de ortodoncia para corregir el problema. La corrección de maloclusiones reduce el riesgo de pérdida de piezas y puede ayudar a aliviar presiones excesivas en la articulación temporomandibular.

 

Traumatismo dentales

 

Pueden afectar personas de cualquier edad, pero son especialmente frecuentes en los niños, se calcula que un 25% de los niños en edad escolar han sufrido algún traumatismo dental de importancia. Las piezas más frecuentemente afectadas son las del sector anterior, sobre todo los incisivos centrales superiores. Aunque existen lesiones muy complejas, en la mayor parte de los casos se afecta un único diente. Las lesiones más frecuentes son la luxación en dentición temporal y las fracturas coronales, concusiones y subluxaciones, en la dentición permanente.

 

Lesiones de la mucosa oral

 

Las lesiones de la mucosa oral pueden ser muy variadas, adopatando el aspecto de una mancha o formando una protrusion que si está llena de líquido constituye una vesícula. Algunas de las más características son las gránulos de Fordyce que son glándulas sebáceas heterotópicas de coloración blanco-amarillenta que se encuentran en mucosa yugal y labios, no precisan tratamiento. Las manchas de Koplick que aparecen el el período prodrómico del sarampión, junto al conducto de Stenon.

 

La morsicatio buccarum en realidad provocada por un traumatismos por mordisqueo, la estomatitis nicotínica por reacción al tabaco, frecuente en varones y fumadores de pipa y cigarros, el liquen plano de etiología desconocida y la leucoplasia oral. Muchas de estas lesiones precisan realizar una biopsia para llegar al diagnóstico exacto, además no debe olvidarse que en la mucosa oral pueden aparecer lesiones de tipo maligno o cáncer de distintos tipos, por lo que ante la aparición de una mancha, protrusión o úlcera en cavidad oral, debe consultarse con un profesional sanitario para llegar a un diagnóstico preciso.

 

Principales intervenciones en odontología

Exodoncia

 

La exodoncia, comúnmente conocida como extracción, es la técnica de cirugía oral mediante la cual se realiza la avulsión o extracción de un diente o porción del mismo, del lecho óseo que lo alberga.

Ortodoncia

 

El tratamiento de ortodoncia se utiliza para la maloclusión dental que ocasiona apiñamientos y posiciones inadecuadas de las piezas dentales. Se puede realizar mediante aparatología fija que está compuesta de elementos adheridos a los dientes (bandas y brackets) a los que se ancla firmemente unos finos arcos elásticos de aleación metálica (níquel-titanio) mediante un conjunto de ligaduras. También puede emplearse aparatología removible, que puede ser retirada de la boca por parte del paciente, ello le permite quitárselos durante la higiene oral y en las comidas, estos aparatos cuando tratan problemas dentales tienen sus indicaciones específicas que no suplen a la ortodoncia fija, si bien solucionan algunas maloclusiones sencillas.

 

Implante dental

 

Consiste en la reposición de unidades dentales perdidas por medio de la colocación de implante dental de titanio insertados en los maxilares, a manera de raíces de dientes colocadas dentro del hueso y que luego pueden portar coronas dentales artificiales diseñada para ello.

En los casos en que haya limitaciones a la hora de colocar los implantes por falta de altura en el maxilar, se recurrirá a intervenciones complementarias, como la técnica de elevación del seno maxilar.

 

Obturación

 

La obturación, comúnmente conocida como empaste, es uno de los principales tratamientos que se realiza en odontología para la eliminación de la caries dental. La técnica consiste básicamente en la eliminación del tejido con caries y el relleno de la cavidad con un material artificial. Los materiales de relleno más empleados son la amalgama y la resina compuesta. Para la preparación de las cavidades se utilizan tornos (pequeños taladros que giran a gran velocidad) dotados de fresas de carburo que son capaces de actuar sobre el esmalte y la dentina.

 

Endodoncia

 

La endodoncia es un procedimiento odontológico que actúa sobre la pulpa dental, se utiliza para tratar caries profundas que han atravesado el esmalte y la dentina y han llegado a la pulpa, produciendo una infección de la misma conocida como pulpitis. La técnica consiste en acceder a esta zona profunda de la pieza dental, extraer la pulpa mediante instrumentos especiales, y rellenar la cavidad con un material inerte.

 

Hipomineralización de incisivos y molares

 

La hipomineralización de incisivos y molares es una enfermedad muy frecuente de las piezas dentales que afecta la calidad del esmalte dental, haciéndolo mucho más susceptibles a otros defectos como la erosión y la caries dental. Es un defecto cualitativo del esmalte debido a una perturbación durante la calcificación inicial y / o durante la maduración. Se afectan sólo algunas piezas dentales y la zona de afectación en ellos puede variar en extensión. Es uno de los principales motivos por el que se realizan endodoncias en niños menores de 10 años. Las piezas dentales afectadas por la hipomineralización son principalmente los molares permanentes e incisivos permanentes, ya sea de manera individual o en alguna combinación, el defecto puede aparecer también en la dentición temporal.

 

Etiología

 

Son varias las posibles causas que provocan la aparición de la hipomineralización dental. Las teorías actuales apuntan a que se trata de una combinación de factores orgánicos y ambientales. Entre estas causas figuran:
Exposición a altas dosis de dioxinas o PCB en la leche materna, en lactancias de duración superior a los 9 meses. Las dioxinas constituyen un grupo de compuestos químicos conocidos como contaminantes ambientales persistentes. Son fundamentalmente subproductos de procesos industriales, pero también pueden producirse en procesos naturales como las erupciones volcánicas y los incendios forestales.


Ciertas enfermedades infecciosas durante los tres primeros años de vida, tales como la escarlatina, las paperas, el sarampión o la difteria.
El uso prolongado o de manera repetida de ciertos antibióticos.
Deficiente mineralización provocada por una enfermedad celíaca no diagnosticada o tardíamente detectada,  la deficiencia de vitamina D, el hipoparatiroidismo, la desnutrición o la malabsorción. Los pacientes con defectos del esmalte dental deben ser evaluados para buscar una posible enfermedad celíaca no reconocida, la cual cursa con frecuencia sin síntomas digestivos. La hipomineralización dental puede constituir el único signo que indique su presencia, en ausencia de cualquier otro signo o síntoma.

 

No obstante, la gran mayoría de los dentistas desconocen su posible relación con la enfermedad celíaca y la atribuyen por error a una fluorosis, a que la madre tomó tetraciclina durante el embarazo o a enfermedades durante edades tempranas.


Nacimiento prematuro, bajo peso al nacer, privación de oxígeno durante el parto y problemas respiratorios crónicos que provocan baja oxigenación continuada, tales como el asma.

Existe una fuerte relación entre la presencia de hipomineralización en la dentición temporal y la permanente. Esto significa que si la hipomineralización está presente en la dentición temporal, es mucho más probable que se presente en la permanente.

 

Cuadro clínico

 

Clínicamente, los defectos en el esmalte pueden variar en tono de color de blanco a amarillo marrón, pero siempre muestran una fuerte demarcación entre el esmalte afectado y el normal, es decir, que a diferencia de la fluorosis dental que las manchas que aparecen son difusas, en la hipomineralización aparecen con una delimitación bien marcada. La superficie del esmalte dental se desarrolla inicialmente con un grosor normal, pero puede fracturarse fácilmente bajo fuerzas masticatorias, lo que predispone al desarrollo de caries que evolucionan con rapidez.

 

Este tipo de lesiones son las principales causas de necesidad de un tratamiento de endodoncia en niños de los 7 a los 10 años principalmente, y que lo más importante, el conocimiento de la aparición de estas alteraciones del esmalte, puede ayudar de una manera muy notable y sencilla la prevención de estas complicaciones. Los síntomas consisten principalmente en sensibilidad de los dientes afectados, sobre todo tras la ingesta de alimentos fríos, dulces y alimentos ácidos.

 

Durante el cepillado dental existe gran sensibilidad, por lo que aumenta más el riesgo de caries dental debido al descuido en la higiene que esto provoca. Esto, debido a la irritación crónica que recibe la pulpa dental a través de la zona afectada, es tan característico que incluso bajo anestesia cuando se va a realizar un tratamiento dental la sensibilidad o incluso el dolor persiste.

 

Tratamiento

 

Generalmente los tratamientos más indicados en este tipo de alteraciones son de manera interina o temporal debido a las características que el esmalte dental presenta. Las restauraciones comunes en cualquier tipo de cavidad son las resinas, sin embargo, dado que la estructura del esmalte es defectuosa, la adhesión de estos materiales e incluso de la amalgama dental esta afectada, provocando desajustes rápidos y fallas de este tipo de restauraciones, aumentando el riesgo de complicaciones futuras.

De los materiales de restauración más recomendados son los llamados ionómeros de vidrio, que tienen la característica de tener una mejor unión al esmalte aun afectado y además de liberar flúor de manera continua, lo que ayuda a la remineralización de las zonas afectadas mejorando el pronóstico de éxito del tratamiento, y así, una vez controlada el avance de la lesión se realiza una restauración final que más se ajuste a cada caso.

 

Pronóstico

 

Los defectos del esmalte dental, una vez instaurados, son irreversibles. El mejor pronóstico se consigue con un diagnóstico precoz y un correcto tratamiento a corto, medio y largo plazo, para prevenir el desarrollo de caries mediante el sellado de fisuras y la erosión causada por la masticación. Gran parte del éxito depende de un correcto manejo por parte de la personas afectada y en su caso de los padres. Para esto, existen varias opciones de manejo preventivo en casa que incluyen enjuagues bucales, barnices y cremas dentales remineralizantes.

 

Cuando la causa es una enfermedad celíaca no diagnosticada, el tratamiento con la dieta sin gluten no permite su recuperación, pero pueden ser evitados con un diagnóstico a tiempo. El mayor conocimiento por parte de los dentistas, cuyo papel es clave para orientar el diagnóstico especialmente en los casos en los que no hay síntomas digestivos, es fundamental para poder evitar las numerosas complicaciones que produce la enfermedad celíaca no diagnosticada ni tratada, y que pueden afectar no solo a la mineralización dental sino a cualquier órgano del cuerpo, incluyendo distintos tipos de cánceres.

Amalgama

La amalgama es un material de restauración utilizado en odontología, con frecuencia se utiliza para restaurar dientes con caries y resulta de la aleación del mercurio con otros metales, como cobre, zinc, plata, estaño u oro y otras clases de metales.

 

En odontología, se habla más concretamente de "amalgama de plata", para referirse a la aleación utilizada para obturar las cavidades que aparecen como consecuencia de las caries y así restablecer la función masticatoria y devolver estabilidad mediante la reposición con este material de los tejidos perdidos. La amalgama se colocará en alguna de las cavidades de Black según el tipo de lesión que haya que obturar. Estas son siempre retentivas ya que la amalgama no se adhiere al tejido dentario.

Las principales ventajas de la amalgama dental respecto a los empastes de composite son su larga durabilidad y su bajo coste. Sus desventajas son el color plateado, poco estético para los pacientes y la cantidad de tejido dentario que hay que extraer para su uso.

 

También producen un aumento en la exposición a mercurio tanto en quienes las portan  como en los odontólogos y sus asistentes. Como consecuencia de la cremación de cadáveres, las amalgamas dentales son causa de una parte importante de las emisiones de mercurio a la atmósfera, y producen residuos contaminantes en el aire, la basura y los desagües de las consultas de odontología. Los residuos inducen envenenamiento por mercurio debido a su bioacumulación.

 

Su uso está prohibido desde el año 2008 en Suecia, Noruega y Dinamarca y está restringido en otros países para algunos grupos de población. Se estudia su prohibición en toda la Unión Europea debido al impacto que tienen sobre el medio ambiente.

Preparación

 

Las amalgamas dentales se comercializan en distintas formas. En un formato típico, una amalgama dental se encuentra en una cápsula predosificada que contiene 400 mg de polvo de aleación y 350-420 mg de mercurio metálico. Ambos materiales se encuentran separados en el interior de la cápsula. Cuando esta se presiona entran en contacto, y mediante una máquina llamada amalgamador, que produce una vibración rápida y uniforme, se mezclan. A este proceso se le conoce como amalgamación. El proceso de amalgamación da lugar a la amalgama, un material dúctil que puede ser moldeado en el interior de las cavidades de Black de modo que tome la forma adecuada para su retención.

 

También es posible realizar esta mezcla de manera manual, como se empezó haciendo en sus orígenes. Siguiendo este procedimiento las cantidades de aleación y de mercurio se toman de manera aproximada y se mezclan manualmente en una cubeta. Esta forma de preparación hace que muy a menudo no se cumplan las especificaciones del fabricante, y que el personal odontológico sufra una mayor exposición a los vapores de mercurio, que a lo largo de años puede ser perjudicial.

 

Posibles Riesgos

Aumento en la exposición al mercurio


En 1991 la Organización Mundial de la Salud determinó que las amalgamas dentales son la principal fuente de exposición a mercurio para la población general. Una amalgama dental suele contener entre 120 y 570 mg de este elemento. Este mercurio se libera muy lentamente en la cavidad oral en forma de vapores de mercurio y de iones en la saliva. Las medidas intraorales muestran que en circunstancias normales una persona con amalgamas dentales se expone a través de ellas a una dosis de entre 2.4 y 17 µg/día. El mercurio en la orina muestra dosis similares, de entre 4 y 20 µg/día.16 Sin embargo, se han registrado casos en los que la dosis procedente de amalgamas era de 100 µg/día.

 

 Durante su puesta y extracción se producen las dosis más elevadas,  por lo que para estas operaciones se ha propuesto el uso de un suministro de aire limpio por vía nasal, dique de goma y succionador de aire para evitar la exposición del paciente, así como máscaras con filtro de mercurio para el odontólogo y su asistente. Algunas personas con síntomas variados y de tipo mental en mayor medida atribuibles a un envenenamiento por mercurio, experimentan mejoría tras las extracción de sus empastes de amalgama.


Aspectos toxicológicos


Los vapores de mercurio son absorbidos en los pulmones en un 80%, desde donde el mercurio elemental se incorpora a la circulación sanguínea. El mercurio en forma elemental Hg0 atraviesa la barrera hematoencefálica, sin embargo una vez es oxidado a su forma divalente Hg2+ ya no puede hacerlo. La semivida de eliminación del mercurio en la sangre suele ser de menos de 90 días, aunque en algunos casos es mayor. La enzima catalasa oxida rápidamente el Hg0 a su forma divalente Hg2+.

 

Parte del Hg0 absorbido en los pulmones es oxidado en el interior del cerebro, quedando retenido en él. El tiempo de vida del Hg2+ en el cerebro es de varios años.  El mercurio causa neurodegeneración.  El Hg0 también cruza la barrera placentaria por lo que accede al sistema nervioso central del feto durante su desarrollo  y se incorpora a la leche materna. Una parte del mercurio inhalado es exhalado  y otra parte se excreta en la orina y en las heces.

 

Los iones de mercurio que se incorporan en la saliva son absorbidos en el intestino en un 10%. Algunas bacterias presentes en la flora intestinal y en la saliva pueden metilar el mercurio inorgánico. El metilmercurio se absorbe en el intestino en un 90%, cruza la barrera hematoencefálica y es demetilado lentamente en el cuerpo a la forma inorgánica Hg2+.

El mercurio inorgánico Hg2+ tiene una gran afinidad química por los grupos tiol, presentes en algunos aminoácidos azufrados, como la cisteína. La cisteína es una parte estructural de distintas proteínas de membrana, enzimas y de tejidos en los que se acumula el mercurio. La unión del mercurio a estos grupos altera el funcionamiento de muchos procesos normales del cuerpo humano.

 

Se ha verificado mediante autopsias humanas la existencia de una correlación positiva entre el número de superficies de amalgama en la boca de una persona y la concentración de mercurio inorgánico en distintos tejidos de su cuerpo, especialmente en la glándula pituitaria, la glándula tiroides y la corteza occipital del cerebro. La concentración de mercurio inorgánico en estos tejidos no se correlaciona con la concentración en sangre, orina, cabello o uñas. Las personas portadoras del alelo e de la apolipoproteina E tienen una vulnerabilidad mayor a los efectos neurotóxicos del mercurio. En ausencia de tratamiento, la vida media del mercurio en el cerebro humano se aproxima a los 27, años.
Opinión de las autoridades sanitarias


En el año 2008, tras el informe de Maths Berlin al gobierno Sueco  y la prohibición de los empastes de amalgama en los países escandinavos, el informe del comité SCENIHR de la Comisión Europea ratificó que las amalgamas son un material seguro para la restauración dental. Dicho informe ha recibido duras críticas por parte de toxicólogos. En 2009, pese a tener informes contrarios  la FDA también ratificó que la amalgama dental es un material seguro, clasificándola como dispositivo médico clase II. Esta decisión también ha recibido críticas entre toxicólogos.

 

Masticación


La masticación es una parte de la función digestiva presente en una gran variedad de animales, incluido el hombre. Es el proceso mediante el cual se tritura la comida previamente ingerida al comienzo de la digestión.

En el hombre, la masticación corre a cargo de los dientes o, más concretamente, de los molares, en colaboración con la lengua. El producto de la masticación es el bolo alimenticio. La pieza dental tiene unas cúspides que facilitan la masticación y tienen que desplazarse para favorecer la superficie de la masticación.

 

Masticación y deglución

 

Proceso mediante el cual la comida es triturada con ayuda de las piezas dentales y es homogeneizada o lubricada con la saliva, esto se debe a una acción refleja congénita o incondicionada. La secreción de saliva es una respuesta a la estimulación directa de las células del gusto o de la mucosa bucal.

La secreción de la saliva se produce también de otra forma. La boca se hace agua a la vista del alimento o al advertir el olor e, incluso, ante la sola idea de la comida, especialmente cuando tenemos hambre. Los experimentos de Pavlov demuestran que en el reino animal existe también relación entre los conceptos abstractos y la secreción salival en conductas aprendidas.

 

La cantidad de saliva que segrega cada día un hombre adulto varía, en general, entre 1.000 y 1.500 cc. La saliva se compone en un 99% de agua, y la exigua cantidad de material disuelto en ella está constituido, esencialmente, por la mucina, una sustancia que da una determinada viscosidad al líquido salivar, y por una enzima, la ptialina. En la saliva, como en todos los líquidos del organismo hay disueltas sales de sodio, de potasio, de calcio y de magnesio. Un elemento importante es el lisozima, antibiótico natural que ejerce en la boca una provechosa acción antibacteriana.

 

Las funciones digestivas son realizadas por la ptialina, capaz de transformar los hidratos de carbono cocidos en un azúcar, la maltosa. Sin embargo, para que el hidrato de carbono, contenido en las células de todas las sustancias feculentas (patatas, manzanas y, en general, toda la verdura), pueda ser atacado y digerido por la ptialina, debe liberarse de la envoltura de celulosa que protege a cada célula, que sólo la cocción puede romper.

 

De todas maneras, el alimento se detiene muy poco tiempo en la boca para que los hidrocarbonos de los alimentos bien cocidos puedan ser digeridos efectivamente por la saliva. Es cierto, por otra parte que si el alimento ha sido bien masticado y humedecido por la saliva, ésta podrá iniciar su acción en el mismo estómago, convirtiendo así gran parte del hidrocarbonado en maltosa, que experimentará después una ulterior transformación.

 

La función digestiva, sin embargo, no debe ser considerada como la principal función de la saliva. En efecto, aunque en la saliva no hubiera ptialina, ello no representaría un gran daño para el organismo. En el intestino se derraman normalmente otros jugos mucho más poderosos, en lo que se refiere a la digestión de los carbohidratos; en la práctica, éstos no tienen en cuenta la labor realizada por la ptialina y son capaces de descomponer las moléculas más grandes en unidades más pequeñas directamente absorbibles. La saliva sirve, principalmente, para mojar el alimento y hacerlo pastoso y más fácil de tragar; mantiene además la boca limpia, impidiendo que partículas de comida se queden entre los dientes y demás cavidades. La saliva juega también un papel esencial en la emisión de la voz.

 

La masticación

 

Durante la masticación, los labios, la mandíbula, las mejillas y la lengua trabajan con una notable coordinación de movimientos. Los dientes incisivos penetran en el alimento y lo sostienen, mientras que las manos lo halan, para desgarrarlo. La misión de triturarlos queda reservada a los molares. Las mandíbulas además de tener la capacidad de cerrarse con notable fuerza, realizan también movimientos laterales, que ayudan a moler cada vez más finamente el alimento. Los músculos de las mejillas, de los labios y sobre todo de la lengua llevan continuamente los trozos más grandes bajo los molares, recogiendo al mismo tiempo la saliva que brota de los conductos de las glándulas y humedece el alimento triturado hasta formar una pequeña masa pastosa, llamada bolo alimenticio, que se puede ingerir más fácilmente

 

La deglución

 

La deglución es un proceso bastante complicado. La comida, en efecto, para pasar de la boca al esófago, debe atravesar la faringe; en ésta convergen otras vías: las cavidades nasales, laríngea, esofágica y la oral. La faringe constituye, pues, el cruce de dos importantes líneas de paso:
la primera transporta el aire, y va desde la parte más interna de las cavidades nasales hasta la laringe y, de aquí, hasta los pulmones
la otra, por la que pasa la comida, va desde la cavidad oral hasta el esófago.

Es evidente que, durante la deglución, no sólo quedará contenida por breve tiempo la respiración, sino que habrá que tomar todas las precauciones para que la comida no se desvíe por una vía equivocada, es decir, no pase a la laringe o, como se dice no se vaya por mal sitio.

 

Fases de la deglución


Fase voluntaria, durante la cual la comida pasa desde el dorso de la lengua hasta el istmo de las fauces, es controlada por la voluntad; las fases sucesivas, durante las cuales la comida atraviesa la faringe, tienen lugar automáticamente. El bolo alimenticio, por tanto, es empujado hacia atrás por la acción de la lengua, ayudada por las mejillas.
El paladar blando, al elevarse, cierra el orificio que pone en comunicación las cavidades nasales con la faringe, impidiendo, de esta forma, que el aire pueda entrar y arrastrar la comida hacia la laringe.


Fase faríngea , oportunamente, por el simultáneo descenso de la epiglotis y la elevación de la laringe de modo que al bolo alimenticio no le queda otra posibilidad que elegir la única vía que permanece abierta, o sea, la que conduce al esófago. Si una pequeña porción de bolo entra en la laringe, queda bloqueada por el repliegue ventricular.
Fase esofágica, el bolo provoca una onda peristáltica de contracción que recorre el tubo en toda su longitud, haciendo avanzar la comida hasta la válvula que cierra la entrada superior del estómago, llamada cardias. Este esfínter, normalmente contraído para impedir que la comida refluya del estómago, se relaja en este momento y permite el paso del bolo alimenticio hacia estómago.