Cirujanos Estéticos Guayaquil - Especialistas en Cirugia Plástica y estética

1.185 Médicos Registrados en 110 Especialidades - Somos el Directorio No.1 de la Ciudad


banner

 

 

 

CIRUJANOS ESTETICOS EN GUAYAQUIL

 

cirujanos  cirujanos

cirujanos cirujanos

esteticos  esteticos

 

   

 

 

 

 

CIRUGIA ESTETICA
TELEFONO
DIRECCION
Delgado Juan Carlos
0989116739
Clínica Kennedy Policentro Sección Gamma Piso 1
Luna Cevcil José
2291165
Cdla. Albatros
Moreno Granja Iván
2289434
Centro Médico San Jorge
Ortiz Larco Fernando
5049790
Omni Hospital - Torre Médica II Piso 10 Consultorio 1018
Peñafiel Daniel
6003848
Omni Hospital Torre I Piso 8 Consultorio 804
Pesantez Alvarez Santiago
3317075
 

 


 



Médico

 

Un médico es un profesional que practica la medicina que intenta mantener y recuperar la salud humana mediante el estudio, el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad o lesión del paciente. En la lengua española, de manera coloquial, se denomina también doctor a estos profesionales, aunque no hayan obtenido el grado de doctorado.  El médico es un profesional altamente calificado en materia sanitaria, que es capaz de dar respuestas generalmente acertadas y rápidas a problemas de salud, mediante decisiones tomadas habitualmente en condiciones de gran incertidumbre, y que precisa de formación continuada a lo largo de toda su vida laboral.

Objetivo

El principal objetivo del médico, y de la Medicina por extensión, es "cuidar la salud del paciente y aliviar su sufrimiento".3 "El médico pocas veces cura, algunas alivia, pero siempre debe consolar".

Motivación

Las razones para

ser médico en la actualidad pueden ser de cuatro tipos:

 

Personales

Son las razones principales y más importantes.
El atractivo social de la profesión.
Acceder a una posición económica más o menos holgada.
Influencia de familiares, amigos, o de los medios de comunicación.
Compromiso con los pacientes y su sufrimiento, con lo concreto e individual.
Planteamientos religiosos, filosóficos o de vida, como la creencia del impacto de la medicina en la equidad.
Rechazo a otras opciones de vida.

 

Sociales
Lograr un alto prestigio social, un lugar elevado en la escala de clases sociales.
Puede ser un camino de compromiso social para el cambio de las circunstancias que generan enfermedad. Lucha contra los determinantes sociales de la salud, y solidaridad con los afectados.
Puede llegar a ser una forma de rebelión contra la injusticia social.

 

Científicas
Trabajar en centros que irradien nuevo conocimiento científico, para que cambie la faz del sufrimiento humano.
Dominar una parte poderosa de la ciencia y de la técnica, de enorme atractivo por su impacto en la salud del paciente.
El esfuerzo por la innovación de la organización de servicios, y a la mejora de la investigación aplicada a la atención de los pacientes con los ensayos clínicos, los estudios observacionales y el conjunto que llamamos “medicina basada en pruebas” (Evidence Based Medicine).
El ansia del desarrollo de las ciencias médicas es fundamental, y sirve de acicate a la continua necesidad de formación continuada que caracteriza al médico.
La producción de ética médica, que pone el contrapunto filosófico y deontológico al que hacer del médico clínico.

 

Prácticas
Puede ser una elección que dé mucha versatilidad a la vida, como ofrecen las diferentes especialidades médicas, los lugares de trabajo y el tiempo dedicado a la profesión.
La remuneración del médico. En general, como médico se recibe una compensación económica que suele estar en la media o por encima de la media de otros profesionales (aunque hay variaciones extremas), y en todo caso ser médico es un medio de vida. La constante es tener ingresos que permiten llevar una vida honrada, con solvencia para hacer frente a formar una familia y criar algunos hijos.

 

Valores

Las cualidades que debe poseer un médico clínico son:
el trato digno al paciente y a los compañeros.
el control juicioso de la incertidumbre durante el encuentro con el enfermo
la práctica de una ética de la ignorancia (compartir con el paciente nuestras limitaciones científicas)
la práctica de una ética de la negativa (para rechazar aquello que no tiene sentido, firme pero amablemente, de pacientes, jefes y compañeros)
una enorme polivalencia en el limitado tiempo de la atención clínica.

 

Axiomas médicos

Son reglas generales que se consideran «evidentes» y se aceptan sin requerir demostración previa, tanto en medicina como en enfermería:
Primum non nocere: "Lo primero es no hacer daño".
"No hay enfermedades, sino enfermos". Es un lema clave para el médico, pues indica que el enfermar (el padecer la enfermedad) es mucho más que la enfermedad. Las enfermedades son estados cambiantes mal definidos que cada paciente vive de forma personal.

Memento mori: "Todo el que nace, muere".

Funciones

Las principales funciones del médico son:
Clínica: la atención a los pacientes.
Formación: tanto su propia formación continuada, como el adiestramiento de estudiantes de medicina. Además, de la educación para la salud de los ciudadanos.
Investigación: para conseguir el mejor desarrollo e innovación de la Medicina.
Administración y/o gestión: de los recursos humanos, materiales y financieros disponibles, y de la captación de nuevos apoyos socio-sanitarios.

 

Día Internacional del Médico

En 1946 la Confederación Médica Panamericana acordó conmemorar el 3 de diciembre el "Día Internacional del Médico", en memoria del médico cubano Carlos J. Finlay, descubridor del Aedes aegypti como trasmisor de la fiebre amarilla.

 

Cirujano

 

Un cirujano (del latín chīrurgiānum, este de chīrurgus, este del griego χειρουργός [kheirourgós] ‘trabajar con las manos’, y este de χεῖρός [kheirós] ‘mano’, y ἔργον [ergon] ‘trabajo’)1 es todo aquel médico que sea capaz de prevenir, diagnosticar y curar enfermedades ejerciendo la cirugía. En términos fijos, en la mayor parte de los países latinoamericanos es el título que se le otorga a una persona egresada de la licenciatura en medicina antes de que realice cualquier especialización. En algunos países egresan como Médico Cirujano, sin embargo se presta a confusiones con el Cirujano General, quien debe hacer una Residencia de 4 o 5 años para desempeñar la Cirugía.En los siglos XVI y XVII se decía zurujano.

 

Historia

 

En el medioevo, la medicina era practicada por diversos personajes, uno de quienes era el barbero-zurujano. Éste brindaba asistencia médica a los soldados heridos. El barbero-zurujano era, efectivamente, un barbero, pero además ofrecía su asistencia principalmente en las amputaciones.

Existen dos obras que, si bien son novelas históricas, ilustran el desarrollo de la cirugía y anestesiología en sus primeros tiempos (siglo XIX y principios del XX), llamadas El Triunfo de la Cirugía y El Siglo de la Cirugía, de Jürgen Thorwald.

Antes del descubrimiento de la anestesia y la asepsia, la cirugía era un procedimiento traumático y de último recurso, con una tasa de muerte altísima y reservado casi exclusivamente a los procedimientos de amputación. Con el descubrimiento de éstas, a finales del siglo XIX, la cirugía se convirtió en un complicado conocimiento que exigió la calificación profesional en Medicina.

 

El cirujano en los tiempos de Cervantes

 

En los tiempos de Miguel de Cervantes, en el siglo XVI, cuando su padre, Rodrigo de Cervantes, (cirujano), se trasladó a Valladolid para "probar fortuna lejos de la murmuración", el oficio de cirujano estaba claramente diferenciado según los estudios realizados. Había cirujanos de academia y cirujanos de cuota.

 

Los cirujanos de cuota eran numerosos, por lo que los procuradores en Cortes se pusieron de acuerdo para lanzar una pragmática sobre la orden que se ha de tener en el examen de médicos, cirujanos y boticarios porque está el reino lleno de personas que curan, faltas de letras y de experiencia, en notable perjuicio y daño de sus súbditos y naturales. La competencia era dura y el trabajo estaba demasiado repartido, de manera que este tipo de cirujanos a duras penas si ganaban lo justo para comer. Tenían además que pagar 4 escudos de oro como derecho por ejercer la cirugía. Su sabiduría procedía de la "escuela de la vida".

 

Solían tomar a su servicio un criado que se ocupaba de acompañarles en las visitas a los enfermos y llevarles la bolsa de cuero con el instrumental. En esa compañía el cirujano hacía sus rondas de las igualas, siempre a pie porque el uso de caballería les estaba prohibido y reservado para los cirujanos de carrera. Podían bizmar, es decir, aplicar bizmas, una especie de cataplasma; emplastar o poner emplastos, que eran unos medicamentos glutinosos que se extendían sobre una tela y se aplicaban al cuerpo; y también podían hacer cirugía menor.

Los cirujanos de academia habían pasado por la Universidad o por los Estudios Generales y habían alcanzado el grado de licenciado en medicina. Tenían derecho a usar el transporte equino.

 

En la obra "El coloquio de los perros", Cervantes hace una dura reflexión sobre la gran abundancia de estudiantes de Medicina en la Universidad. En el año 1604 hay un total de 50.000 estudiantes y 2.000 son de Medicina.

 

El siglo XIX

 

Escribía Moratín desde Colonia que, como en España, cirujano y barbero eran un mismo oficio. Richard Ford lo confirmaría años después en sus viajes por España hacia 1830. En villas y pueblos españoles existían los partidos de médico y cirujano, siendo la dotación económica del primero sustancialmente mayor. En ocasiones se buscaba un médico-cirujano que cobraba algo más que el médico. Los emolumentos podían ser en dinero, fanegas de trigo, servicios, exención de cargas municipales, casa u otras. Los cirujanos además solían cobrar aparte los partos, "las barbas de los que se afeitaban en sus casas" y los "golpes de mano airada", exigiéndoseles en ocasiones que tuvieran algún mancebo para la barba o el sangrado, que también llevaban a cabo.

 

Formación

 

La formación depende del país en donde se viva, sin embargo como regla general, se obtiene primero el título de médico cirujano (o médico general) (6 años y medio o 7 años) y posteriormente se puede realizar una especialidad de "entrada directa" médico quirúrgicas:
Oftalmología (3 años)
Otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello (3 o 4 años)
Ginecología y obstetricia (4 años)
Ortopedia y traumatología (3 o 4años)
Urología (4 años)
Neurocirugía (4 años)

 

La otra manera es, posterior al título de médico cirujano, se realiza cirugía general (en algunos centros llamado gastrocirugía, 3 a 4 años más), posterior se realiza una subespecialidad o especialidad de entrada indirecta, con componente médico quirúrgico, como:
Cirugía Plástica, reconstructiva y estética (4 años)
Cirugía oral y maxilofacial (4 años): en la mayoría de los países especialidad odontológica
Cirugía oncológica (4 años)
Cirugía oncológica de cabeza, cuello y plástica maxilofacial (4 años)
Cirugía cardiovascular (4 años)
Cirugía torácica (4 años)
Cirugía vascular periférica (4 años)
Neurocirugía (4 años)
Urología (4 años)
Cirugía pediátrica
Cirugía fetal

 

Y una tercera forma es, posterior al título de médico cirujano, se realiza Medicina Interna (1 a 4 años más) o Pediatría (3 años), posteriormente una subespecialidad o especialidad de entrada indirecta, con componente médico quirúrgico, como:
Cardiología (3 años), y posteriormente cardiología intervencionista (2 años). En total 5 años más.
Cardiología (3 años), y posteriormente electrofisiología (intervencionista) (2 años). En total 5 años más.
Dermatología (3 años), y posteriormente cirugía dermatológica (1 año). En total 5 años más.
Cirugía pediátrica (4 años).

Por lo tanto la formación de un cirujano puede ser de 10 años como es el caso de cirujano ocular (oftalmólogo), hasta 16 años como cardiocirujano intervencionista (cardiólogo intervencionista).

Integrantes del equipo quirúrgico

El equipo operatorio

El equipo operatorio está formado por: cirujano, primer ayudante, segundo ayudante e instrumentadora. En situaciones poco complicadas el cirujano trabaja con la instrumentadora solamente y en otras más complicadas hasta trabaja con tres ayudantes y dos instrumentadoras; existe, por supuesto, toda una gama de situaciones intermedias.

En los casos que se emplee anestesia inhalatoria y o equipamientos para controles del paciente como por ejemplo monitoreo cardíaco, respiración asistida, etc, se hace imprescindible un anestesista. Del mismo modo, al realizar cirugías de complejidad se requiere de un ayudante, quien también podría cumplir el rol de instrumentista. En un sentido más amplio, el equipo operatorio también estaría integrado por la enfermera de quirófano (circulante o sucio) y el anestesista. Estos no están vestidos asépticamente, pero deben llevar ambos, gorro o cofia, barbijo y botas. El orden en el que deben ingresar al quirófano es: primero la instrumentadora, luego el segundo ayudante, luego el primer ayudante y por último el cirujano.

Roles de los integrantes del equipo quirúrgico

 

El cirujano

 

Normas de la actuación del cirujano:
Debe desarrollar y ejercitar su criterio, lo que permitirá tomar decisiones rápidas y seguras en los momentos necesarios (por ejemplo: situaciones imprevistas o complicaciones que obliguen a variar los pasos de la cirugía).
Debe trabajar rodeado de las mejores condiciones: buena luz, buen instrumental, lencería suficiente, adecuada anestesia, debiendo haber previsto con anterioridad todos los elementos que utilizaría durante el acto quirúrgico.
Debe trabajar con orden y minuciosidad.
No debe realizar una cirugía careciendo del conocimiento de la patología y/o de la técnica que debe aplicar.
Debe exigir orden y trabajo sistemático a todo el equipo y señalar los errores a quienes lo asisten, pues es el responsable de su formación y perfeccionamiento.
Debe tratar de realizar los llamados de atención sin humillar a los componentes del equipo (usar tono severo pero cordial).
Debe conocer al detalle el trabajo de todos los integrantes del equipo para poder corregirlos y entender las dificultades que puedan presentárseles.
Todo el instrumental que utilice debe devolverlo a la instrumentadora. Es de mala técnica dejar el instrumental sobre la mesa de operaciones.


No debe realizar maniobras ciegas, debe reconocer bien lo que se incide o se diseca; no se deben realizar maniobras incompletas.
El trabajo del cirujano debe ser minucioso; con los progresos de la anestesia no tienen ya sentido las antiguas maniobras realizadas con la velocidad de un prestidigitador, pero que muchas veces llevaban por delante un vaso importante o incluía en una ligadura un filete nervioso. Lo recomendable es el trabajo minucioso sin pérdida de tiempo.
Al pedir instrumental no debe desviar la vista de la herida, es la instrumentadora quien debe ir hacia el cirujano, debiendo solicitarlo en voz alta y clara, presentando la mano de manera que ésta pueda entregar lo pedido.


Es conveniente que el cirujano se haga el tiempo necesario para hacer la crítica o elogio de la acción a cada uno de los componentes de equipo, una vez finalizada la cirugía.

 

El primer ayudante

Tiene participación activa, practica el secado de la sangre continuamente, presenta las pinzas hemostáticas para las ligaduras, realiza hemostasia, coloca los separadores, ayudando en acciones para facilitar la acción al cirujano, tratando de simplificar las maniobras del cirujano. El mejor cirujano puede perder efectividad por la colaboración de un mal ayudante. Es la segunda autoridad del equipo.

Normas de actuación del primer ayudante:
Debe conocer la operación perfectamente y facilitar el trabajo al cirujano, adelantándose a las necesidades de éste.
Trabaja enfrente y algo hacia la derecha del cirujano. Cuando no hay Segundo Ayudante trabaja enfrente del cirujano.
Es quien suministra el instrumental al Segundo Ayudante.
No debe extralimitarse realizando maniobras que sólo competen al cirujano.
Colabora con el cirujano en la colocación de los paños de campo.
Puede pedir a la instrumentadora lo que necesita en voz alta, pero lo ideal sería que solo hablara el cirujano, utilizando entonces un lenguaje de gestos que está perfectamente reglado y codificado.

 

El segundo ayudante

Tiene actividad más estática que dinámica, pero de su acción y eficiencia también depende el resultado de la cirugía.

Normas de comportamiento del segundo ayudante:
Su función principal es sostener los separadores (separadores dinámicos).
Corta las ligaduras cuando el cirujano y el primer ayudante hacen hemostasia en serie.
No debe hablar en el transcurso de la cirugía.
Recibe el instrumental del cirujano y el primer ayudante, no debe hacerlo directamente de la instrumentadora.
Su accionar no debe entorpecer el trabajo del primer ayudante.
Generalmente trabaja a la derecha del primer ayudante, exceptuando situaciones que requieran un cambio de posición.
Debe realizar todo lo que le indique el cirujano y el primer ayudante.

 

El/la instrumentador/a

Su trabajo, si es correcto y eficiente, da mayor velocidad y orden al trabajo del cirujano, pues debe atender todos los trastornos que se presentan y que no atañen directamente a las maniobras operatorias. De esta manera alivia al cirujano permitiéndole no distraer su atención de la herida. Es el/la jefe/a de los/as enfermeros/as del quirófano (sucio o circulante), debiendo solucionar todos los problemas que éstos le planteen y mandarlos en todo lo que necesite. Su negligencia puede convertirlo en una molestia y no en una ayuda como debería ser. Su acción le permite al cirujano no desviar la vista de la herida y no distraer así su atención de la misma.

Normas de comportamiento del/la instrumentador/a:
Deberá conocer en detalle la cirugía en la que participará para preparar todo lo necesario y prever toda complicación posible.
Debe tratar, en lo posible, de resolver los problemas que se presentan sin complicar al cirujano.
Debe ingresar al quirófano antes que el cirujano y el paciente para tener todo listo y preparado antes de la entrada de éstos.
El armado de la mesa debe hacerlo en un orden habitual y sistemático.
Una vez lista la mesa no se alejará de su puesto, salvo expresa orden del cirujano.
Al pasar el instrumental deberá ir de su mano a la del cirujano.
Debe facilitar y acelerar el ritmo de la cirugía.
Es el miembro del equipo que se encarga de vigilar la asepsia en la intervención, y cualquier infracción en la misma debe ser advertida, escuchada y obedecida por todos los miembros del equipo quirúrgico.


No se distraerá con hechos extra operarios y hablará solo lo indispensable.
Debe pasar el instrumental de manera que el Cirujano sienta que lo tiene en su mano (recordar que el cirujano no la mira, sino que sólo tiende la mano para recibir lo pedido).
Seguirá la cirugía atentamente, adelantándose a las necesidades del Cirujano o Ayudantes.
Todo el material devuelto a la mesa debe ser limpiado con una gasa antes de colocarlo en su lugar.
Mantendrá la mesa lo más ordenada y limpia posible, para que al final de la cirugía esté igual que al principio.
Terminada la operación colaborará en el vendaje de la herida quirúrgica asistida por el/la enfermero/a del quirófano; supervisará y/o lavará el instrumental ayudada por el circulante y chequearán que el quirófano y la caja de instrumental queden en orden.

 

Enfermero/a del quirófano o circulante

Se encuentra bajo las órdenes directas del/la instrumentador/a.

Normas de comportamiento:
Debe preparar el quirófano para la cirugía a realizar: lencería, instrumental, guantes y vestimenta estéril, suturas, gasa, una bandeja con antiséptico, una bandeja para retirar la pieza proveniente de la cirugía (si ésta lo requiere).


Preparará el frontoluz, el aspirador, el instrumental especial, etc. Antes de la operación debe realizar el control de todo el equipo eléctrico para asegurarse su funcionamiento.
Ayudará al Anestesista en la tranquilización del paciente.
Realizará, en la sala de preparación del paciente (prequirófano), todos los pasos previos que correspondan a la antisepsia del campo operatorio (tricotomía y lavado).
Ayudará a la instrumentadora a vestirse asépticamente y luego en todo lo que ésta necesita para la preparación de la mesa.
Estará atenta durante toda la cirugía (que por supuesto debe conocer y seguir atentamente) a cualquier situación imprevista que se presente a la instrumentadora o al cirujano.
Cuidará de no contaminar lo que deba manipular, si esto sucede debe avisar, aunque tema la reprimenda, para evitar una complicación postquirúrgica. Su acción correcta y eficiente es también necesaria para el buen desarrollo de la intervención y el posterior buen resultado.
Una vez finalizada la cirugía, debe limpiar bien la zona de la herida y colaborar con la instrumentador/a en el vendaje de la misma.
Ayudará a el/la instrumentador/a en el lavado y secado del instrumental.
debe de presentarse con su paciente antes de entrar a quirófano para saber quien es y que el paciente se sienta más en confianza
También debe realizar la nota de todo el procedimiento quirúrgico
Y sacar (entregar ) a su paciente al servicio correspondiente

 

Anestesista

Es el responsable de la anestesia del paciente. No debe estar vestido en forma aséptica.

Normas de comportamiento:
Realiza la canalización del paciente.
Interviene en la preparación del campo operatorio.
Da la orden para el comienzo de la cirugía.
Ayuda a la sujeción del paciente en la mesa operatoria, tratando de que el mismo tenga la mejor posición.
Debe monitorear permanentemente al paciente y llevar una planilla anestésica donde figurarán la evolución intraoperatoria de todos los parámetros vitales.
NO se debe retirar de la mesa anestésica mientras dure la intervención.
Finalizada la cirugía debe seguir monitoreando al paciente hasta que logre una completa recuperación.
Debe realizar un informe mencionando si hubo alteraciones pre, intra o post operatorias de los parámetros normales.

 

Cirujanos notables
Christiaan Barnard - cirugía cardiovascular; primer trasplante de corazón.
René Favaloro - cirugía cardiovascular; primer by-bass aorto-coronario.
Ben Carson - neurocirugía; primera hemisferectomía exitosa y primer procedimiento intra-uterino para aliviar la presión sobre el cerebro en una hidrocefalia fetal. Además de ser el primer médico en operar un feto dentro del útero, es considerado el mejor neurocirujano del mundo.
Sir Victor Horsley - neurocirugía.
Lars Leksell - neurocirugía; inventor de la radiocirugía.
Joseph Lister - sepsis quirúrgica. En su honor se llaman la bacteria Listeria monocytogenes y el Listerine.

 

La cirugía estética es una subespecialidad de la cirugía plástica. Los cirujanos pueden remodelar la apariencia de ciertas partes del cuerpo por medio de cirugía cosmética.

La Cirugía Estética, junto a la Cirugía Reconstructiva forman parte integral de la Cirugía Plástica, siendo estas las dos ramas principales de esta especialidad quirúrgica. Es importante señalar que la base de la Cirugía Estética, es la Cirugía Reconstructiva ya que gracias a esta se logra el manejo de los colgajos y de los tejidos de forma adecuada y pueden así ponerse en practica en la Cirugía Estética. La diferencia entre la cirugía estética y la cirugía reconstructiva y reparadora es a veces imperceptible, pues como ya se ha mencionado muchos procedimientos de la cirugía estética vienen a resolver una patología que afecta a una función. Y además todos los procedimientos de cirugía estética están fundamentados en otros con fines reconstructivos que se desarrollaron durante las guerras, de hecho podríamos decir que la cirugía estética es otro caso de técnicas desarrolladas durante las guerras aplicadas al mundo civil. La cirugía estética tiene el objetivo de corregir y/o modificar desproporciones corporales y/o faciales, con la finalidad de aproximarlas a los parámetros de belleza socioculturales. La cirugía plástica tiene un gran desarrollo en países latinoamericanos como Colombia, México, Brasil, Venezuela, Perú, Chile y Argentina que cuentan con grandes cirujanos plásticos que han hecho importantes aportes a la cirugía plástica mundial. Se debe estar atentos a los pacientes que presentan un trastorno mental por una imagen distorsionada de su propio cuerpo (trastorno dismórfico corporal) y abordarlos terapeúticamente con un equipo interdisciplinario.

A continuación se nombran algunos procedimientos de cirugía estética:


Abdominoplastia: remodelación y reafirmación del abdomen.
Blefaroplastia: cirugía de rejuvenecimiento de párpados, resección de piel y bolsas de grasa.
Dermolipectomía circular o "body lifting": remodelación del contorno del tronco.
Ginecomastia: reducción de mamas en los hombres.
Implantes de busto o mamoplastia de aumento: cirugía en la que mediante prótesis o implantes (de solución salina o gel de silicona) se aumenta el tamaño y la forma de los senos.


Mamoplastia reductiva.
Peeling: procedimiento mediante el cual se aplican medios físicos o mecánicos (peeling mecánico o dermoabrasión) o químicos (peeling químico) con el objetivo de retirar o desgastar en diferentes profundidades las capas de la piel (peeling superficial, medio y/o profundo). el objetivo es provocar una renovación controlada de la piel con objetivos reparadores o esteticos.Según la profundidad se puede utilizar para mejoramiento de aspecto de cicatrices como secuelas de acne, manchas etc. Dermoabrasión, Laserterapia que busca mediante quemaduras controladas de la piel su rejuvenecimiento.
Mastopexia: su finalidad es reposicionar los senos en su sitio original.
Rinoplastia: tiene la finalidad de mejorar estéticamente la nariz.
Otoplastia: corrección de los defectos congénitos o adquiridos de las orejas.
Queiloplastia: corrección de los defectos congénitos o adquiridos de los labios.
Ritidectomía (estiramiento facial): su meta es rejuvenecer la cara en su totalidad mediante el reposicionamiento de los tejidos faciales.
Lipoescultura o Liposucción: la meta es retirar las adiposidades localizadas en distintas partes del cuerpo o cara; con la finalidad de mejorar la forma del cuerpo del paciente.
implante malar: cirugía que pretende corregir la hipoplasia malar mediante la colocación de un implante de silicona especialmente diseñado.
implante de ángulo gonial: cirugía que pretende darle definición y/o volumen al ángulo mandibular.
Mentoplastia: cirugía de aumento o reducción de mentón para corrección de alteraciones en la proyección del tercio inferior de la cara.
Inyección de materiales de relleno como el ácido hialurónico se utiliza con el objeto de aumentar el volumen de ciertas áreas faciales o corregir defectos o secuelas de accidentes o malformaciones congenitas.


Vaginoplastia o rejuvenecimiento vaginal.

Los siguientes temas médicos se señalan como de su incumbencia. Esta subespecialidad es una de las asignaturas clásicas que integran los cursos de posgrado de la especialización.
Generalidades: Historia de la cirugía plástica. La cirugía plástica en Argentina y en latinoamérica. Concepto de belleza y su evolución. El cirujano plástico frente al paciente. Ética profesional. Interrogatorio. Aspectos psicológicos y auto-imagen corporal. Detección de los pacientes con problemas psicológicos. Relación médico - paciente. Consideraciones médico-legales de la cirugía estética.

Cirugía estética de los párpados y las cejas

Anatomía funcional y quirúrgica de los párpados y las cejas. Clasificación de los defectos orbito-palpebrales. Evaluación preoperatoria. Blefaroplastía. Técnica quirúrgica: Marcación, tipos de anestesia, procedimientos operatorios. Cuidados postoperatorios. Complicaciones.

Cirugía del envejecimiento facial

Anatomía funcional y quirúrgica de la cara. Historia. Proceso de envejecimiento. Evaluación preoperatoria. Indicaciones. Paciente ideal. Anestesias. Técnicas quirúrgicas: ritidoplastia facial y cérvico-facial. Incisiones. Procedimiento operatorio. Procedimientos auxiliares. Tratamiento de SMAS. Nervio facial: reparos anatómicos y puntos críticos. Técnicas quirúrgicas para el músculo platisma. Tratamiento de las arrugas de la frente. Procedimientos complementarios en el lifting. Complicaciones. Sustancias inyectables de relleno: tipos, modos de acción, indicaciones, aplicación y complicaciones. gismar cruz

Cirugía estética de la nariz

Anatomía funcional y quirúrgica de la nariz. Historia. Evaluación preoperatoria. Técnicas quirúrgicas. Anestesia. Vías de abordaje. Procedimiento operatorio. Inmovilización. Narices problemas (negroide, mestiza, etc). Laterorrinias. Septumplastias. Complicaciones. Secuelas de rinoplastia y rinoplastias secundarias.

Cirugía estética del mentón y de los malares

Anatomía. Mento-plastias, pómulo-plastias y perfilo-plastias. Evaluación preoperatoria. Técnicas quirúrgicas. Anestesias. Vías de abordaje. Cuidados postoperatorios. Complicaciones.

Cirugía estética de las orejas

Anatomía funcional y quirúrgica del oído externo. Historia. Orejas en asa. Evaluación preoperatoria. Técnicas quirúrgicas. Anestesia. Vías de abordaje. Procedimiento operatorio. Inmovilización. Orejas problemas. Complicaciones.

Cirugía estética de las mamas

Anatomía funcional y quirúrgica de las mamas. Malformaciones mamarias. Alteraciones de tamaño: hipertrofias, hipotrofias, asimetrías. Alteraciones de la posición: ptosis mamaria. Indicaciones para la cirugía. Mastopexia, mastoplastias reductivas y de aumento: técnicas y complicaciones. Pezón invertido o umbilical. Politelia y polimastia. Hidroadenitis axilar. Ginecomastia. Clínica y tratamiento.

Dermolipectomías y lipodistrofias

Abdominal, braquial, muslos y glúteos. Anatomía funcional y quirúrgica de cada una de las regiones. Historia. Evaluación preoperatoria. Anestesias. Técnicas quirúrgicas. Procedimientos asociados. Cuidados postoperatorios. Complicaciones.

Cirugía del contorno corporal

Lipoaspiración: Principios de la técnica. Evaluación preoperatoria. Zonas a lipoaspirar. Técnica quirúrgica: método seco y húmedo. Vendajes. Cuidados postoperatorios. Complicaciones. Lipoinyección: método, áreas donantes, indicaciones, técnica, etapas evolutivas del injerto graso, evolución postoperatoria y complicaciones.

Cirugía de la calvicie

Alopecías. Ciclo de crecimiento del cabello. Clasificación del grado de alopecia. Historia. Tratamiento quirúrgico. Cuidados postoperatorios.

Cirugía estética de las manos

Historia. Aspectos en el rejuvenecimiento de las manos. Tratamientos. Complicaciones. Trasplante de uña: Historia, embriología, histología, tipos de trasplantes, sitios donantes y técnica. Cirugía reconstructiva de las uñas.

Tatuajes

Definición. Aspectos históricos y sociales. Clasificación. Localización. Aspectos anatomo-patológicos. Tratamiento.

Dermoabrasión

Historia. Concepto de cicatrización de la piel abrasionada. Técnica. Cuidados postoperatorios. Complicaciones. Dermoabrasión mecánica y química. Contraindicaciones. Aplicación.

Cirugía con láser

Definición. Fundamentos de física nuclear. Tipos y características de rayos láser. Uso de los distintos tipos de láser. Precauciones. Inconvenientes.

Transexualismo

Concepto. Diagnóstico diferencial. Criterios de selección para el tratamiento quirúrgico. Cirugía del transexualismo masculino y femenino. Complicaciones. Aspectos médico-legales.

Impotencias sexuales

Generalidades. Causas de las impotencias. Tratamiento coadyuvante: métodos quirúrgicos y protésicos. Enfermedad de Peyronie: Anatomía. Etiopatogenia. Clínica. Tratamiento quirúrgico.

 

Complicaciones

Los resultados de un estudio, publicado en Plastic and Reconstructive Surgery, en abril de 2015, sugieren que los pacientes obesos podrían necesitar un cuidado más extenso antes y después del procedimiento. Los obesos fueron un 35% más propenso a consultar en emergencia o ser internados en los 30 días siguientes a la intervención de cirugía estética.

Cirugía de Parpados
La cirugía de los párpados, técnicamente conocida como blefaroplastia, es un procedimiento para extraer la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. La blefaroplastia puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores (ojeras), características que hacen que parezcamos mayores y más cansados de lo que somos y que, en algunos casos, pueden interferir con la visión. Puede realizarse de manera aislada o junto a otras cirugías estéticas de la cara, como el lifting cervicofacial o el lifting frontal.

 

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una blefaroplastia?

 

 Los candidatos ideales para someterse a una blefaroplastia son aquellas personas que buscan una mejoría, y no una perfección absoluta, en su apariencia. Si usted posee un estado general de salud bueno, tiene una estabilidad psicológica, y es realista en sus expectativas, será un buen candidato. Generalmente los pacientes tienen 35 años ó más, pero en algunos casos con tendencia familiar a tener bolsas, los pacientes son más jóvenes. La blefaroplastia mejorará su apariencia y la confianza en uno mismo, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona o que nos traten de manera diferente. Antes de decidir si se va a realizar una blefaroplastia piense qué quiere conseguir y discútalo con su cirujano plástico.

 Existen algunas condiciones médicas que pueden hacer que existan más riegos al realizarse una blefaroplastia, como son los problemas de tiroides, la falta de lágrimas suficientes, la presión arterial alta, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. El glaucoma y el desprendimiento de retina también pueden suponer un riesgo; en determinados casos, puede ser necesaria una revisión oftalmológica previa a la blefaroplastia.

 

Cirugía estética de los párpados: aspecto preoperatorio.


  Su cirujano plástico le proporcionará instrucciones específicas acerca de cómo prepararse para la cirugía, incluyendo normas sobre toma de alimentos y líquidos, tabaco o toma o supresión de medicamentos y vitaminas y lavado de la cara. Es importante dejar de fumar al menos una o dos semanas antes de la cirugía. Un cumplimiento cuidadoso hará que la cirugía sea realizada en mejores condiciones. Asegúrese, además, de que algún familiar o acompañante pueda llevarle a casa cuando se le dé el alta y que, en caso necesario, puedan ayudarle unos días.

 

La cirugía

 

 La blefaroplastia se realiza en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Normalmente, no es necesario permanecer en la clínica más que unas horas tras la cirugía.

 Suele realizarse bajo anestesia local más sedación, o menos frecuentemente, bajo anestesia general, dependiendo de las preferencias de su cirujano. Si se realiza con anestesia local más sedación, el paciente se siente relajado y los párpados están insensibles al dolor; con anestesia general el paciente está dormido durante la operación.

 La intervención suele durar entre una y 3 horas, o más cuando se asocia a otras intervenciones. Si se van a realizar los cuatro párpados, generalmente se empieza por los superiores. La mayoría de las veces las incisiones se colocan en las líneas naturales de los párpados superiores y justo debajo de las pestañas en los inferiores; en algunos casos pueden extenderse hacia las patas de gallo. A través de estas incisiones se separa la piel de la grasa y músculo subyacentes, extirpando el exceso de grasa y, en ocasiones, el exceso de piel y músculo. Las incisiones se cierran con suturas muy finas.

 En otros casos, en pacientes jóvenes en los que sólo hay exceso de grasa, se puede realizar una blefaroplastia transconjuntival de los párpados inferiores; la incisión se coloca en el interior del párpado inferior no dejando cicatriz visible.

 

La vuelta a la normalidad

 

 Tras la cirugía, se le aplicará una pomada en los ojos para lubrificarlos, y en algunos casos, un vendaje suave. Puede tener molestias sobre los párpados; si las hubiese, se alivian fácilmente con la medicación prescrita por su cirujano (si presentase dolor severo o persistente debe comunicárselo a su cirujano). Deberá mantener la cabeza elevada durante unos días después de la cirugía y aplicarse compresas frías, para disminuir la inflamación y los hematomas. Se le enseñará como lavarse los ojos y se le indicará si debe aplicarse colirios oftálmicos para mantener los ojos hidratados. Durante las primeras semanas puede notar lagrimeo excesivo, hipersensibilidad a la luz y cambios temporales en la agudeza visual, como visión borrosa o doble. Durante las dos primeras semanas su cirujano plástico seguirá con detalle su evolución. Los puntos se retiran entre los 2 días y la semana. El edema y los hematomas disminuirán gradualmente hasta desaparecer por completo, y comenzará a verse y sentirse mucho mejor.


  Puede ser preciso llevar gafas de sol durante unas semanas y aplicarse filtro solar en los párpados. Debe mantener un reposo relativo durante 3 a 5 días y evitar actividades fuertes 3 semanas.

En la blefaroplastia transconjuntival la incisión se realiza a través de la conjuntiva.

 

¿Existen riesgos? ¿Hay garantías?

 

 Cuando este procedimiento es realizado por un cirujano plástico cualificado las complicaciones son infrecuentes y de poca importancia. Sin embargo, siempre existen posibilidades de complicaciones, como la infección o las reacciones anestésicas. Se pueden minimizar los riesgos siguiendo de manera cuidadosa las instrucciones de su cirujano plástico, tanto antes como después de la cirugía. Las complicaciones menores que pueden aparecer tras una blefaroplastia incluyen la visión doble o borrosa durante unos días, edema temporal de los párpados y asimetrías leves en la cicatrización. Tras la cirugía puede aparecer dificultad para cerrar completamente los párpados durante el sueño; solo en raros casos esta complicación será permanente. Otra complicación infrecuente es el ectropion, que puede precisar corrección quirúrgica.

 

Los resultados

 Las cicatrices pueden tener un aspecto rosado durante los primeros meses. Progresivamente irán desapareciendo hasta convertirse en un línea clara casi invisible. Los resultados de la blefaroplastia, un aspecto más joven y despierto, se mantienen años; en muchos casos, los resultados son permanentes.

Cirugía de Nariz (Rinoplastia)

La rinoplastia es una intervención quirúrgica que corrige los defectos que pue- da presentar la nariz. Consiste, fundamentalmente, en remodelar el esqueleto óseo y cartilaginoso de la nariz para conseguir una nueva forma más acorde con las facciones del paciente. El objetivo es conseguir una nariz más adecua da a la estructura del rostro -más armónica y elegante-, sin alterar la expre- sión y personalidad del paciente. Para ello, además del estudio del estado de salud preoperatorio, se efectúa un análisis tridimensional personalizado, teniendo en cuenta los deseos del paciente y las expectativas reales. Se analizan especialmente la relación de la nariz con el mentón para realizar, si es el caso, una perfiloplastia (corrección integral del perfil: nariz y barbilla).

 

Rinoplastia

 

La rinoplastia (del griego ρινός rhinos, nariz, πλασσειν plassein, formar) es una intervención quirúrgica en la que se resuelven principalmente los problemas estéticos de la nariz tales como la giba ósea, el hueso que sobresale del dorso de la nariz a semejanza de una joroba, las desviaciones hacia la derecha o izquierda de la totalidad de la nariz y las malformaciones congénitas como las secuelas del labio y paladar hendido y otros factores genéticos y las adquiridas en la vida por traumatismos y enfermedades. Cuando se busca una solución a la nariz obstruida por tensión excesiva o desviación del septum o tabique nasal exclusivamente, nos estamos refiriendo a la septoplastia. Existen otras estructuras dentro de la nariz, cornetes y válvulas nasales o la propia mucosa inflamada entre otras, cuyas alteraciones congénitas o adquiridas pueden contribuir o ser la causa de la obstrucción. A pesar de que éste último es un procedimiento diferente, ambas operaciones, rinoplastia y septoplastia pueden realizarse en el mismo acto operatorio en la mayoría de los casos. La cirugía que incluye ambos procedimientos se denomina septorrinoplastia o rinoplastia funcional.

 

Actualmente la Rinoplastia busca que la nariz devuelva la armonía facial del paciente. Es decir que un resultado óptimo, generalmente, hace que la nariz siga los rasgos estructurales de la cara. Uno de los objetivos principales del cirujano es producir narices que luzcan como "no operadas".

 

Tradicionalmente, quien realizaba la septoplastia era el otorrinolaringólogo y resolvía los problemas funcionales, mientras que la rinoplastia estética era realizada por el cirujano plástico o el cirujano maxilofacial. Durante la segunda mitad del siglo XX, se comenzó a desarrollar el concepto de una cirugía integral de la nariz que atendiera tanto los problemas funcionales, reconstructivos y estéticos. En la actualidad, la rinología parte de la otorrinolaringología, es la especialidad médica que contempla la nariz y sus anexos desde todos los puntos de vista, mientras que la cirugía plástica atiende sólo el aspecto estético y reconstructivo, requiriendo la participación de otros especialistas para resolver el mayor número de problemas nasales en una sola intervención quirúrgica.

 

Desde la década de 1980, las técnicas de rinoplastia han evolucionado mucho. La rinoplastia clásica o cerrada sigue siendo un procedimiento frecuente. Por otro parte, la rinoplastia abierta permite una exposición y visualización completa del esqueleto nasal. Como inconvenientes, deja una mínima cicatriz en la columela nasal y tiene un mayor edema postoperatorio. Ésta se reserva para algunos casos en los que ya se ha intervenido la nariz previamente o en situaciones que requieren de una exposición amplia del esqueleto nasal. Algunos cirujanos prefieren ésta técnica como primera opción. La elección de la técnica operatoria quedará sujeta a la experiencia del cirujano.

 

La rinoplastia estética se ha popularizado en la juventud, puesto que ha tenido una mayor aceptación social, a diferencia de otros procedimientos de la cirugía plástica, y se realiza en una proporción muy semejante tanto en hombres como en mujeres.

 

La rinoplastía secundaria es aquella que se realiza en pacientes que han tenido cirugía de nariz previa y deben someterse a una nueva intervención para resolver problemas que no se han resuelto en la primera cirugía, o complicaciones de la misma. También reciben el nombre de rinoplastía revisional.

 

Tipos de rinoplastia

Existen dos tipos de procedimientos para realizar una rinoplastia:

Rinoplastia cerrada: Suele ser la técnica más utilizada por los cirujanos y ofrece una gran ventaja: no existe cicatriz visible. Se accede a los cartílagos, tabique o la zona sobre la que se deba hacer algún tipo de acción mediante las fosas nasales, de esta forma la intervención se salda sin incisiones exteriores, y resulta mucho más cómodo a largo plazo para el paciente, el hecho de no verse con ninguna marca de la intervención. El cirujano tiene acceso a la mayoría de zonas problemáticas, de este modo, puede moldear la sección hasta lograr que la nariz tenga la forma deseada.

 

Rinoplastia abierta: Es una intervención más laboriosa que la cerrada, y se basa en que el cirujano realiza una incisión en la zona media de la nariz, con el fin de dejar los huesos y cartílagos, más accesibles. Por regla general se recomienda para casos de pacientes más complicados, o segundas operaciones.

 

Consideraciones anatómicas

La anatomía nasal es bastante compleja. El paciente sólo la ubica como la pirámide del centro de la cara, la parte visible de la nariz. Lejos de serlo, es una cavidad tan profunda y amplia como la boca con interconexiones con muchos otros aparatos y sistemas. Sin embargo para fines prácticos, la nariz externa se puede considerar como una estructura tridimensional de forma piramidal, constituida esencialmente por un esqueleto óseo y otro cartilaginoso. El esqueleto óseo o bóveda ósea está formado fundamentalmente por los huesos propios de la nariz en la parte superior, los cuales se encuentran articulados al hueso frontal superior e inferiormente a las apófisis ascendentes del maxilar superior. El esqueleto cartilaginoso está formado por los cartílagos laterales nasales, dos inferiores (también conocidos como cartílagos alares) y dos superiores. Otra estructura fundamental en el mantenimiento de la forma y función nasal es el septum o tabique nasal, el cual está formado por una parte ósea posterior y superior (formada por los huesos vómer y etmoides) y otra parte cartilaginosa anterior e inferior.

 

Con base en los anteriores conceptos se puede dividir la pirámide nasal en tres tercios para fines estéticos y en cinco zonas desde el punto de vista funcional, más amplio.

Consideraciones estéticas

Quizás fue Leonardo Da Vinci uno de los anatomistas más juiciosos y pioneros en el estudio de la armonía facial y nasal, puesto que sus preceptos casi permanecen inalterados hasta el día de hoy. Los conceptos de armonía facial nos ayudan fácilmente a identificar cuáles deben ser las características y dimensiones de una nariz estética y armónicamente aceptables para un rostro en particular. Para el análisis de la nariz consideramos fundamentalmente sus tres vistas o proyecciones básicas: de frente, de perfil, y base nasal.

 

Vista de frente

 

Inicialmente se debe considerar el rostro como un todo que posee dos mitades aproximadamente iguales; la línea que divide el rostro en dos mitades debe pasar por la mitad de la raíz nasal, seguir todo el dorso nasal y dividir la punta nasal justo en dos partes iguales; esta primera consideración es útil a la hora de valorar desviaciones de la pirámide nasal. Igualmente con esta vista puede determinarse el ancho nasal ideal, el cual debe ser exactamente igual a la distancia que hay entre los ángulos oculares o puntos lacrimales más internos (distancia interocular). Esta última medida debe coincidir a su vez con el tamaño de los ojos.

 

Vista de perfil

 

Esta vista permite esencialmente valorar tres aspectos: el tamaño de la nariz, la forma del dorso y la rotación y proyección de la punta nasal. El tamaño ideal de la nariz para algunos anatomistas debe ser igual al tamaño de la longitud de la oreja; otra medida útil es dividir la cara es sus tres tercios (aproximadamente iguales): un tercio superior que va desde la línea de inserción del cabello hasta el punto más prominente de la unión naso-frontal (glabela), un tercio medio desde la glabela hasta el punto subnasal (donde nace o merge la columna o columela nasal) y un tercio inferior desde el punto subnasal hasta el punto más inferior del mentón (llamado mentión). La forma del dorso nasal puede evaluarse trazando una línea desde la raíz nasal o radix (punto más deprimido de la unión naso-frontal hasta la punta nasal. Esta medición puede identificar anormalidades del dorso como gibas o jorobas o dorsos muy bajos. La rotación nasal hace referencia a la posición de la punta nasal con respecto al dorso nasal y puede evaluarse esencialmente con el ángulo naso-labial el cual en hombres debe ser entre 90º a 95º y en las mujeres entre 100º a 110º. La proyección nasal se refiere a qué tanto sobresale o se proyecta la nariz de la cara. La medida ideal de la proyección nasal a nivel de la punta corresponde a 0.67 veces la longitud nasal.

 

Vista basal

 

La vista basal permite evaluar la forma de la punta nasal, la simetría de las narinas u orificios nasales. Idealmente la proyección de las líneas de la base nasal debe formar un triángulo equilátero, en donde 1/3 de la longitud de la base nasal corresponde al lóbulo nasal de la punta y los 2/3 restantes a la longitud de la columela.

 

Evaluación prequirúrgica

 

En una o más consultas, el cirujano escuchará los deseos y expectativas del paciente con respecto a su nariz. Investigará la patología naso-sinusal o de otro tipo mediante el interrogatorio, la exploración física y la tomografía de nariz y senos paranasales, indispensable en la mayoría de los casos. Hará un análisis fotográfico y propondrá al paciente un plan quirúrgico, sin generar falsas expectativas. De igual forma, el cirujano referirá el paciente hacia el anestesiólogo para su correspondiente valoración. Es indispensable la valoración cuidadosa del paciente no sólo desde el punto de vista estético, ya que lo ideal es que en un mismo tiempo quirúrgico se resuelvan tanto el aspecto estético como el funcional. Esto evitará futuras reintervenciones. El cirujano plástico podrá recurrir a la experiencia del otorrinolaringólogo y viceversa o a la de algún otro especialista afín. Es también en esta fase, donde se acuerdan los honorarios médicos y los demás gastos generados por la cirugía (derechos de sala de cirugía, honorarios del anestesiólogo, etcétera).

El día de la cirugía, el paciente deberá presentarse con un ayuno de al menos ocho horas, en ropa cómoda sin joyas ni maquillaje y deberá evitar el consumo de medicamentos o sustancias que puedan alterar la cicatrización o generar un sangrado mayor de lo habitual (analgésicos, aspirina, ging seng, ginkgo biloba, vitamina e, entre otros).

 

Anestesia

 

Puede ser anestesia local para algunos procedimientos menores, o general.

Abordaje e incisiones

Existen básicamente tres tipos de abordaje en rinoplastia: un abordaje abierto descrito por Rethy, que implica una cicatriz casi imperceptible en la mayoría de los casos a nivel de la base de la columela, otro abordaje cerrado descrito por Joseph en el cual todas las incisiones son endonasales y no presenta cicatrices externas. Existen además abordajes atípicos por vía bucal descrito por Calson, Bonnano y Convers, que elevan las estructuras cartilaginosas para reconstrucciones óseas del tercio medio de la cara y Verbauvede, que realiza la disección completa de las estructuras nasales que se utilizan para reconstrucciones nasales complejas en la cual pueden visualizarse todas las estructuras nasales en su conjunto. Hoy por hoy la elección de los abordajes se hace de acuerdo a la preferencia del cirujano, y según el caso.

 

Las incisiones extramucosas son las que otorgan el mayor beneficio funcional y previene de las severas complicaciones respiratorias que pueden ocurrir tras la intervención, por daño de la válvula interna. La disección debe ser preferentemente en el plano del pericondrio para prevenir el edema postoperatorio.

Cuando la piel es delgada, se debe tener extremo cuidado en no dejar espículas de cartílago haciendo relieve, que luego serán visibles en la nariz.

 

Modificación del dorso nasal

 

De acuerdo al análisis hecho por el cirujano previo a la cirugía, el dorso nasal requerirá aumento, disminución o alineación. Para su aumento es común el uso de injertos cartilaginosos tomados del septum nasal o, en ausencia de éste, del cartílago de la oreja o de una costilla del propio paciente. Estos injertos se introducen a través de incisiones endonasales o vía externa según el tipo de abordaje y se ubican sobre el dorso para aumentar su volumen. Este tipo de procedimiento es practicado principalmente a pacientes con deformidades postraumáticas o quienes han sido sometidos a una rinoplastia previa con recesión excesiva de dorso. La disminución del dorso nasal es quizás el procedimiento más común: corresponde a la recesión de gibas o jorobas nasales que según su tamaño y conformación (cartilaginosas, óseas u osteocartilaginosas) se retiran por medio de bisturí, cincel o lima. La alineación del dorso nasal se realiza a través de fracturas dirigidas (osteotomías) en la bóveda ósea, que tienen por objeto reacomodar en la línea media la pirámide nasal.

Modificaciones de la punta nasal

 

Este paso constituye el más crítico y difícil de toda la cirugía y por ende es el que mayor experiencia y sensibilidad artística requiere por parte del cirujano. Existe una gran cantidad de procedimientos para modificar la forma, la rotación y la proyección de la punta nasal. La aplicación de uno u otro dependerá del análisis previo, el plan quirúrgico y los hallazgos intraoperatorios. Sea cual fuere el método utilizado, el objetivo es dejar una punta nasal armoniosa con el resto de la nariz y el rostro del paciente y con una apariencia natural no operada.

 

Entre las nuevas técnicas implantadas a nivel mundial destaca la detallada por el Dr. Rodríguez-Camps, en la Revista Cirugía Plástica Ibero-latinoamericana, para el tratamiento de la punta nasal difícil ¿qué ventajas introduce esta rinoplastia? ¿Qué resultados mejora? El tratamiento de la punta nasal es seguramente lo más complejo de la rinoplastia. Y si la punta es especialmente difícil, la rinoplastia se complica más. Esta técnica está basada en el refinamiento y la belleza de la punta nasal para casos extremadamente complejos de puntas rotas, asimétricas, distorsionadas, anchas, globulosas y achatadas. Consiste en la eliminación de toda la estructura cartilaginosa del vértice malformada o destruida, siendo posteriormente sustituida por tejido blando, llamado fascia temporal. De éste modo, se consigue un vértice nasal suave, tanto a la vista como al tacto, sin picos ni aristas antiestéticos.

 

Procedimientos concomitantes

 

Es frecuente que la rinoplastia se acompañe de otro u otros procedimientos que busquen mejorar la función nasal. Dentro de ellos se cuenta la modificación de la forma del septum nasal con el ánimo de corregir desviaciones septales que causen obstrucción o deformidad nasal. Conviene, por lo tanto, hacer un correcta valoración de la función nasal antes de programar la cirugía - rinoplastia, septorrinoplastia con o sin intervención de otras zonas intranasales, ya que de otro modo, si sólo se realizan maniobras parciales para mejorar la función nasal, frecuentemente el paciente se verá en la necesidad de una segunda intervención por el otorrinolaringólogo.

Otro procedimiento que puede acompañar una rinoplastia o una septorrinoplastia es la modificación de la forma y/o tamaño de los cornetes inferiores cuando estos generan obstrucción nasal. Este procedimiento se conoce como turbinoplastia. La cirugía de los senos paranasales se puede realizar en el mismo acto operatorio con el ánimo de restablecer la función correcta y la armonía anatómica de la unidad naso-sinusal en la mayoría de los casos.

 

Vendajes y Tapones

 

Una vez finalizada las modificaciones a la nariz y suturadas las incisiones realizadas, se colocan en las fosas nasales unos u otros tipos de tapones que tienen por objeto mantener la estabilidad de la pirámide nasal y evitar un sangrado nasal en el postoperatorio. En la actualidad, es posible conseguir tapones modificados que tienen en conducto en el centro los cuales permiten al paciente seguir respirando nasalmente a pesar de estar taponados. La férula y el vendaje nasal se colocan sobre el dorso y la punta nasal y tienen como función mantener y preservar los cambios realizados en la cirugía mientras inicia la fase de curación postquirúrgica. Su efectividad es relativa, pero hay consenso positivo en favor de su utilización.

 

En algunos casos seleccionados, es posible no dejar tapones mediante la sutura de ambos colgajos mucopericóndricos. Esto se hace habitualmente con una sutura continua de material absorbible.

 

Complicaciones de una rinoplastia

Durante una rinoplastia pueden surgir complicaciones dado que el acceso a la región nasal es limitado, debido a esto la rinoplastia es una de las cirugías faciales más exigentes. Entre algunas complicaciones tenemos:
Obstrucción nasal
Sangrado después de la cirugía (puede requerir taponamiento nasal para su control)
Vasos sanguíneos rotos
Infección
Resultado insatisfactorio

Postoperatorio

El paciente puede ser dado de alta una vez que los efectos residuales de la anestesia hayan pasado, típicamente 3-6 horas después.

Durante los primeros días tras la intervención, el paciente debe mantener un reposo relativo, en posición semisentado, ingiriendo abundantes líquidos (debido a la sequedad oral que produce la respiración oral) y tomando los analgésicos y demás medicamentos prescritos. La alimentación puede ser normal según la tolerancia del paciente. El momento de retirar el taponamiento varía según el modo de hacer de cada cirujano (entre 3 horas y 5 días dependiendo del tipo de intervención). Conviene reajustar la férula a el vendaje nasal a medida que disminuya la inflamación y éste se afloje (típicamente a los 3 días y a la semana). A partir del momento en el que se retire el taponamiento es conveniente la aplicación periódica de suero salino fisiológico para mantener una mejor higiene.

La férula y el vendaje nasal se dejarán por espacio de 1 a 3 semanas, posterior a lo cual la piel de la nariz deberá protegerse con fotoprotectores y someterse a masajes si se detectan recidivas de una desviación del dorso nasal.

El dolor se maneja con analgésicos comunes como ibuprofeno, paracetamol o diclofenac. En general, no es un postoperatorio doloroso. La principal molestia radica en tener la nariz obstruida los primeros días.

 

Alternativas

Existen opciones alternativas a una rinoplastia. Estas operaciones no alteran la estructura de la propia nariz, pero si modifican su aspecto visual.

Se trata de una operación sin cirugía y, aunque sus efectos no son permanentes, es una buena opción para aquellos que deseen eliminar los riesgos derivados de una intervención quirúrgica.

Consiste básicamente en utilizar un relleno para solventar los desniveles o malformaciones de la nariz, haciéndola atractiva a la vista. Cabe decir que es un procedimiento mucho más barato que la rinoplastia tradicional.

 

Párpado

 

El párpado es un pliegue de piel par (superior e inferior) y músculo-mucoso móvil que cubre a los ojos. Está compuesto por la membrana conjuntiva palpebral, en contacto con el globo ocular; el tarso (el “esqueleto” del ojo), una capa de notable espesor, pero flexible; el músculo orbicular, que le da su movilidad, y la piel exterior. Su función es la protección del ojo y la humectación del mismo mediante las secreciones lagrimales. Por otra parte, el reflejo del parpadeo protege al ojo de cuerpos extraños.

Etimología

La palabra párpado viene del supuesto término latín vulgar palpetrum, proveniente del latín palpebra, de donde viene pálpebra. Está compuesta por el verbo palpare, "palpar" o "palpitar", y el sufijo brum-bra equivalente a fero, que indica "llevar" (al igual que vértebra o cerebro).

 

Anatomía

 

En el interior del tarso se encuentran las glándulas de Meibomio, de forma alargada, que ocupan toda la altura del párpado. Hay entre 30 y 40 de estas glándulas en el párpado superior. Secretan una sustancia grasa que sirve para lubricar el deslizamiento del párpado. En el párpado también se encuentran glándulas de Zeiss (sebáceas) y glándulas de Moll (sudoríparas), aunque son diferentes de las que aparecen en el resto del cuerpo.

Además, entre la conjuntiva y el tarso se encuentran las glándulas lagrimales de Krause y Wolfring, y en el borde libre de cada párpado se encuentran dos o tres filas de pelos pequeños, las pestañas, cada una con sus respectivas glándulas ciliar, sudorípara y sebácea.

 

Patologías

 

Orzuelo: infección de alguna glándula de Zeiss o de alguna glándula de Moll; se presenta como un edema del párpado, con hinchazón y purulencia.
2.Chalazión: es el resultado de la inflamación crónica de una glándula de Meibomio, que provoca la retención de la secreción sebácea.
Párpado caído: Se denomina párpado caído o ptosis palpebral a la caída excesiva de los párpados superiores. Esta afección se presenta generalmente con el envejecimiento, aunque en otras ocasiones puede ser el resultado de un defecto congénito o de una lesión o enfermedad; por ejemplo, puede ser síntoma de enfermedad mitocondrial o del síndrome de Ehlers-Danlos y del síndrome de hiperlaxitud articular. Puede presentarse en uno o en ambos párpados. Esta afección es causada por una debilidad del músculo orbicular, responsable de levantar el párpado superior. Generalmente, esta debilidad es causada por daños en los nervios que controlan este músculo o por excesiva flacidez de la piel que rodea los párpados superiores.
Son frecuentes, y en general poco graves, las mioquimias palpebrales, contracciones leves de la fibra muscular del párpado, que producen un pequeño pero incómodo temblor.

Blefaroplastia

La blefaroplastia es la cirugía que busca rejuvenecer los párpados mediante la remodelación de los tejidos perioculares. Se realiza fundamentalmente por razones estéticas, pero en algunos casos se realiza únicamente por motivos visuales (blefaroplastia funcional) ya que la caída de la piel de los párpados superiores puede ocasionar una reducción del campo visual.

 

Cirujanos que habitualmente realizan esta intervención

 

Los párpados son habitualmente intervenidos por especialistas en dermatología, cirugía plástica, cirugía maxilofacial, cirugía plástica facial u oftalmología. Dependiendo del motivo de consulta inicial y organización interna del centro, los pacientes acuden a unos u otros especialistas. La blefaroplastia es una operación que puede ser realizada por todos estos especialistas, aunque los dermatólogos no suelen realizar más que casos sencillos de blefaroplastia superior por dermatocalasia.

 

Envejecimiento de los párpados

 

El proceso de envejecimiento provoca varios cambios en el área periocular. En el párpado superior se caracterizan fundamentalmente por un exceso y descolgamiento de la piel del párpado, que ocasiona una alteración estética pero que en algunos casos provoca también una alteración del campo visual del paciente y fatiga ocular por el peso que el exceso de piel representa para el párpado. Esta es una condición denominada dermatocalasia. Otra condición asociada con el envejecimiento es la presencia de una ptosis palpebral (descenso de los párpados) producida por laxitud de las fibras del músculo elevador del párpado superior.

En el párpado inferior, la laxitud de las estructuras fibrotendinosas que aparece con la edad provoca fundamentalmente dos cambios a nivel palpebral. Por un lado, la grasa orbitaria, que ocupa gran parte de la órbita, se hernia hacia adelante, haciéndose visible en la piel y dando lugar a las coloquialmente conocidas “bolsas”. En segundo lugar, el estiramiento y descolgamiento de la piel, músculo orbicular y tendones de los párpados dan lugar a arrugas, pliegues y un descenso del párpado inferior. Asimismo pueden producirse de manera asociada al envejecimiento malposiciones palpebrales (habitualmente en forma de ectropión palpebral, es decir, la eversión del borde palpebral, que a su vez produciría una alteración en el drenaje de la lágrima).

 

Objetivo

 

El objetivo de la blefaroplastia es devolver al párpado un aspecto más juvenil, manteniendo los rasgos propios de cada persona, manteniendo un aspecto natural, evitando cicatrices visibles y protegiendo la salud ocular. La evolución de las técnicas quirúrgicas en los últimos años ha sido fruto del mejor conocimiento de los procesos de envejecimiento facial. El cambio más importante ha sido la adopción de técnicas menos invasivas y más conservadoras, buscado una mayor preservación de mayor cantidad de tejido en el párpado con el fin de evitar ojos "vacíos” o esqueletonizados.

 

Intervención

 

La blefaroplastia del párpado superior consiste en la eliminación del exceso de piel y en algunos casos de una parte del músculo orbicular subyacente. Algunos casos requieren también eliminar parte del paquete graso interno, pero siempre de forma conservadora. Para esta cirugía se realizan incisiones en los pliegues naturales del párpado, que evitan la visibilidad de las cicatrices. En la blefaroplastia inferior debemos distinguir entre el tratamiento de las bolsas y el tratamiento de la laxitud y arrugas de la piel.

Las 'bolsas grasas de los párpados se tratan mediante la reducción o recolocación de las mismas. La reducción de los paquetes grasos suele realizarse en pacientes que tienen unas bolsas muy grandes. En el resto de pacientes puede ser preferible la recolocación de las mismas, usando la propia grasa de paciente para borrar los surcos que existen debajo de las bolsas. En ambos casos, el manejo de las bolsas puede realizarse por vía externa, realizando una incisión en la piel, o por vía interna a través de la conjuntiva (vía transconjuntival). Las ventajas de ésta última son muchas, incluyendo la ausencia de cicatriz visible, una recuperación más rápida y una mayor seguridad ya que existe un acceso más directo a las bolsas por esta vía.

 

Por último, el tratamiento de la laxitud del párpado inferior depende de la severidad de ésta, y se emplean técnicas como el peeling o el resurfacing de la piel con láser, o técnicas de tensado de las estructuras del párpado como la cantopexia. En algunos casos puede ser necesario eliminar una pequeña cantidad de piel del párpado inferior.

 

Instrumentos

 

La aparición de instrumentos quirúrgicos como el láser de dióxido de carbono y su aplicación en la blefaroplastia tuvieron una fase de euforia inicial por parte de los cirujanos. Hoy en día sabemos que el uso de estos instrumentos simplemente pueden hacer que la cirugía sea más rápida, pero en ningún caso consiguen un mejor resultado estético. Además muchos cirujanos consideran que el daño térmico que produce el láser puede alargar el proceso de cicatrización.

La blefaroplastia se realiza habitualmente con anestesia local, y en muchos casos se usa además la sedación intravenosa para mayor confort del paciente. La anestesia general no es necesaria por la cirugía en sí, pero en algunas ocasiones se utiliza cuando al mismo tiempo se realizan otras cirugías más invasivas. La duración de la cirugía es muy variable, de entre 30 minutos y 2 horas generalmente. La recuperación tras la cirugía se caracteriza por la aparición de edema y equimosis (“morados”), que mejoran con la aplicación de frío durante la primera semana. Es un proceso habitualmente indoloro. La recuperación completa puede tardar entre 3 y 6 semanas, y las cicatrices mejoran durante 6 a 8 meses.

 

Complicaciones

 

Las complicaciones de la blefaroplastia son raras cuando es realizada por un cirujano experto. Las más graves e infrecuentes son aquellas que pueden afectar a la visión y a la superficie ocular, la retracción del párpado, o la infección. Estas pueden llegar a ocasionar ojo seco, queratitis y ceguera. Menos graves, aunque más frecuentes, son las ligeras asimetrías, la corrección insuficiente de la piel o las bolsas, o el edema conjuntival.

Cuidados tras la operación

Después de la operación será necesario evitar:
1.Tensionar la piel de la zona o de los alrededores
2.El uso de lentillas como mínimo 14 días
3.Hacer deporte o ejercicio físico que implique el movimiento de la piel. Deportes y ejercicios acuáticos inclusive
4.No tomar medicamentos que aumentan el sangrado, como aspirinas.

 

Mastopexia

 

El vocablo mastopexia deriva de raíces griegas, compuesto por “μαστός” o “mastos” que significa “mama” además de la voz “pēxiā” que hace referencia a “colocar”. La mastopexia puede ser descrita como aquel procedimiento de tipo quirúrgico que consiste en el mejoramiento físico de los senos; es decir se trata de una cirugía estética que permite la mejora y levantamiento de las mamas caídas. La mastopexia también conocida como lifting de senos, recurre a la eliminación de la piel excedente de la zona mamaria además del endurecimiento de los tejidos adyacentes para así lograr reformar, reafirmar y elevar el contorno del seno femenino.

La corrección de mama mediante el aumento o elevación de un busto con flacidez es una operación quirúrgica de recortes y eliminación del exceso de tejidos, ligamentos suspensorios sobrecargados, exceso de piel, y transpone el complejo areola-pezón más alta del hemisferio del pecho. En la práctica quirúrgica, la mastopexia se puede realizar como un procedimiento de elevación de seno discreto, y como la cirugía subordinada dentro de un procedimiento de aumento de mama mastopexia-combinado.

Por otra parte, las técnicas de cirugía de mastopexia también se aplican a la mamoplastia de reducción, que es la corrección de los senos de gran tamaño. Psicológicamente, un procedimiento de mastopexia para corregir la ptosis de mama no es indicado por causa médica o razón física, sino por la propia imagen de la mujer; es decir, la combinación de apariencia física, estética, y los requisitos de salud mental del paciente.

 

El paciente

 

El paciente de mastopexia habitual es la mujer que desea la restauración de su busto (elevación, tamaño y contorno), debido a las pérdidas de volumen en grasa después del parto, y la aparición de ptosis mamaria. Las indicaciones clínicas presentadas por la mujer - los grados de laxitud de los ligamentos del suspensorio de Cooper; y de la piel-sobre de mama (leve, moderada, severa y seudo ptosis) - determinar el abordaje quirúrgico de restauración aplicable para el levantamiento de los senos. Grado I (leve) ptosis mamaria se puede corregir solamente con el aumento de senos, quirúrgico y no quirúrgico. Ptosis mamaria severa se puede corregir con técnicas de elevación de mama , como el patrón del ancla, la incisión de T invertida, y el patrón "Lollipop", que se realiza con incisiones quirúrgicas tancias verticales y horizontales; que producen una cicatriz periareolar, en la periferia (borde) del complejo areola-pezón (NAC), y una cicatriz vertical, descendiendo desde el margen inferior de la NAC a la cicatriz horizontal en la infra-mamaria veces (FMI), donde la mama se encuentra con el pecho; tales cicatrices quirúrgicas son las desventajas estéticas de mastopexia.

 

Las técnicas quirúrgicas

 

General

 

El cirujano-médico evalúa la mujer que solicita una operación de elevación de mama para confirmar que entiende los riesgos para la salud y beneficios del procedimiento de mastopexia. El cirujano confirma su imagen corporal ideal (objetivo estético) corresponde a lo que de manera realista se puede lograr con las opciones de cirugía plástica disponibles. Las siguientes condiciones son indicaciones para la mastopexia. Flacidez pechos, prolapso (cayeron hacia adelante) como consecuencia de la disminución de la leche después del parto glándula, la menopausia, la pérdida de peso bruto, etcétera.

 

Ptosis post-explantación, flacidez de los sobres de la piel inelásticas, una vez vaciada de los implantes mamarios.

Ptosis y pseudoptosis congénita, como se observa en enfermedades como la deformidad mamaria tuberosa (mama restringido).

ptosis relativa, como se ve en la post-mastectomía de reconstrucción mamaria de un busto que es de tamaño natural y proporcional, mira, y se siente.

 

Procedimientos

 

El cirujano plástico delinea la incisión de planta mastopexia a los pechos y el torso del paciente; la consideración correctiva principal es el nivel correcto del complejo areola-pezón en el hemisferio de la mama. En la mayoría de las mujeres, el pezón debe estar ubicado en, o ligeramente por encima, el surco submamario, porque emplazar demasiado alto poder más tarde condujo a una cirugía de revisión difícil. La configuración regional topográfico correcto para el pezón se determina mediante la transposición de la línea semicircular del pliegue inframamario a la cara de la mama (cara anterior), la configuración en círculo, en el que el complejo areola-pezón está centrado. Después de determinar la configuración regional del pezón, el cirujano delinea las incisiones en la piel restantes de la corrección, mientras se mantiene el límite inferior de la incisión vertical a una distancia por encima del pre-operatorio, con precaución evita la ampliación de la cicatriz quirúrgica a la pared torácica tras el levantamiento de la mama y el surco submamario.


Asuntos Intra-operatorio


La única aplicación de [[el aumento] de mama] mamoplastia para corregir una mínima ptosis mamaria (Grado I) por lo general se lleva a cabo con una prótesis de implantes mamarios. La doble aplicación de la mastopexia y de cirugías de aumento de senos - como un procedimiento quirúrgico - requiere una planificación cuidadosa, debido a las resecciones solicitadas de los tejidos del parénquima. La incisión periareolar se presta a la implantación de prótesis de mama y areola-pezón transposición compleja, mientras que el mantenimiento de la viabilidad del tejido areola-pezón.

 

La mastopexia por abordaje quirúrgico interno se aplica a la mujer que ha sufrido la explantación de prótesis mamarias. En la praxis operativas, el cirujano plástico eleva las solapas de la corte de mama-implante [contractura [capsular | cápsulas]], y los pliegues con el fin de aumentar el volumen de la masa interna de los senos - aumentando de este modo la proyección del busto de la superficie del pecho. El complejo areola-pezón se eleva con suturas de plicatura, y no requiere la resección de la piel cuando no hay exceso de piel.

 

Complicaciones

Complicaciones médicas generales de mastopexia incluyen sangrado, la infección, y los efectos secundarios de los anestesia. Las complicaciones específicas incluyen necrosis de la piel y disestesia, los cambios anormales en la sensibilidad (entumecimiento y hormigueo). Complicaciones médicas graves incluyen apariciones de seroma, un bolsillo de la acumulada a nivel local líquido seroso, y las apariciones de hematoma, una acumulación local de la sangre fuera del sistema vascular. La necrosis del pezón y la necrosis del colgajo de piel (o ambos), cuando ocurre, puede ser o bien parcial, y sanar imperceptiblemente con el cuidado de heridas, o puede ser completa, y requerir la reconstrucción. Una complicación de la mastopexia ancla es la ruptura de la herida causada por la tensión en la unión de los tres miembros de la incisión, sin embargo, las cicatrices suele curarse sin someterse a la hipertrofia. La asimetría del busto suele estar presente antes de la cirugía, y la cirugía de mama elevadora no suele definitivamente eliminarlo, independientemente de la técnica de mastopexia aplicado o de experiencia operativa del cirujano plástico. Por otra parte, un procedimiento de aumento mastopexia-mama combinado puede hacer la revisión quirúrgica de la asimetría de mama más difícil debido a los tejidos sobrecargados de complejo areola-pezón. Por otra parte, un resultado posible, indeseable de la mastopexia periareolar (incisión circumareolar) es el underprojection de la mama corregido de la pared torácica.

 

Historia

 

Se estima que las primeras mastopexias se realizaron a finales del siglo XIX, en donde se utilizaban especialmente técnicas de suspensión o por medio de la colocación de suturas para intentar levantar los senos; luego se fueron realizando ciertos estudios hasta dar con la idea de eliminar la piel excedente del tejido del seno para obtener una gran mejoría en cuanto a la corrección de los senos caídos.

Los senos de una mujer van cambiando con el tiempo, es decir estos van perdiendo su firmeza y forma con el transcurso de los años y gracias a las diferentes circunstancias por las que puede pasar la misma, lo que significa una pérdida de elasticidad de las fibras de la piel que puede ocurrir como consecuencia del embarazo, fluctuaciones de peso, lactancia materna, envejecimiento, herencia o incluso la gravedad puede influir, esto es lo que se le conoce como ptosis mamaria.

Aquella mujer que disfrute de buena salud, y busque mejorar su aspecto físico puede optar por una mastopexia, siempre y cuando tenga el conocimiento que los senos luego de un embarazo pueden caerse un poco nuevamente.

 

Procedimiento

Casi siempre este levantamiento de senos puede realizarse de forma ambulatoria, sin embargo existen casos en lo que se necesita que el paciente sea hospitalizado por lo menos durante 24 o 48 horas. La cirugía puede abarcar entre 2 a 3 horas, aunque puede variar dependiendo del tipo de anestesia utilizada, la flacidez de las mamas o la técnica que se ha de utilizar.

En la mayoría de los casos la mastopexia puede considerarse como una intervención quirúrgica poco riesgosa, no conlleva mayores complicaciones, siempre y cuando sea realizada por un cirujano especializado y se sigan las instrucciones del mismo al pie de la letra.

Es importante dar a conocer que luego de la intervención quirúrgica se generara cierto dolor, que puede ser resuelto con analgésicos, además se producirá una ligera inflamación de la piel junto con hematomas en la misma y la pérdida de sensibilidad en dicha área pero solo es de forma temporal. Un cambio significativo son las cicatrices que podrían variar dependiendo de la técnica que fue utilizada y pueden hallarse en diferentes zonas del seno pero que con el tiempo pueden disminuir más no desaparecer.

De acuerdo a las estadísticas de la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos, se muestra que las mastopexias o lifting de senos han incrementado en un 70% desde alrededor del año 2000 superando así a las cirugías de implantes mamarios; años más tarde, específicamente para 2004 fueron reportados alrededor de 98.000 procedimientos de mastopexia.

 

Labio

 

Los labios son la puerta de entrada del aparato digestivo y la apertura anterior de la boca. Presentan una porción muscular central, de músculo esquelético, recubierta por fuera por piel y por dentro por una mucosa.

La porción muscular central corresponde a músculo estriado voluntario, recubierto por su parte externa por piel, constituida por epidermis, dermis e hipodermis, y por su parte interna por una mucosa, constituida por un epitelio de revestimiento, una lámina propia y una submucosa.

 Labios de una mujer caucásica.

 El labio es un repliegue musculocutáneo membranoso. Para diferenciar en un corte la piel de la mucosa se deben visualizar los folículos pilosos. Además el epitelio de la mucosa es más alto.

Las glándulas salivales que componen la mucosa de los labios son mixtas túbuloacinares.

La lesión labial sangra mucho, por una profusa irrigación principalmente venosa, con presencia de anastomosis arteriovenosas.

La zona del borde libre labial pierde gradualmente la cornificación, y es una zona de transición única del labio. Recibe el nombre de rojo o bermellón de los labios, y tiene su color rojo característico debido a la abundancia de capilares sanguíneos bajo una capa de tejido epitelial transparente.

Verruga

La verruga es una lesión cutánea causada por el virus del papiloma humano[cita requerida]. Son lesiones que presentan una forma variable, excrecente y a veces de chocante apariencia, generalmente de forma globular, que pueden afectar a distintas zonas de la piel. Su extirpación no es fácil ya que las verrugas tienen su propio sistema de irrigación sanguínea que causan sangramientos abundantes cuando su extracción es por medios no clínicos; además pueden regenerarse con mayor virulencia. Adicionalmente compromete varios terminales nerviosos por lo que su extracción o manipulación causa gran dolor.

Las verrugas pueden contraerse por contacto íntimo con personas afectadas por el virus del papiloma humano radicado en la zona genital y por transmisión consanguínea de portadores asintomáticos. El desarrollo de verrugas se favorece cuando hay fallos en el sistema inmunitario.

Dependiendo del serotipo del virus, la zona afectada es distinta:
las manos,
la cara,
la nuca,
los pies,
la zona ano-genital,
las axilas, o cualquier otra parte del cuerpo.

Las verrugas plantares, que aparecen en las plantas de los pies, también son llamadas ojos de pescado. Las verrugas de la zona anogenital se denominan condiloma acuminado. No existe un tratamiento específico del papilomavirus. Las verrugas pueden desaparecer espontáneamente. Los tratamientos se basan en la destrucción local del tejido.

Uno de los casos más impactantes de verrugas registrado en imágenes es el que afecta a un habitante de Indonesia, llamado Dede, por cuya extensión de tubérculos cutáneos, aspecto y apariencia visual semejante a ramas de un árbol se le ha denominado hombre-árbol. Asociados a Dedo cohabitan como un clan, individuos afectados de neurofibromatosis severas.

 

Técnicas de tratamiento
Criocirugía (congelación del tejido) generalmente se usa nitrógeno líquido o dióxido de carbono sólido (hielo seco) (actualmente, a pesar de ser doloroso, continúa siendo uno de los tratamientos más efectivos y seguros para la erradicación de las verrugas).
Medicaciones tópicas (ejemplos: duofilm, duoplant).
Electrodesecación (poco recomendable porque siendo una enfermedad benigna, tiene mucho riesgo de generar cicatrices poco estéticas).
Extirpación quirúrgica (actualmente en desuso por el riesgo de diseminación viral y alto índice de recidivas). No es tan efectiva.
Bleomicina intralesional: Aplicación de este antibiótico antineoplásico en forma de inyecciones sub-cutáneas en la base de las verrugas vulgares y/o palmoplantares logrando la inhibición de su ADN y previniendo la multiplicación de las mismas. Algunos estudios le atribuyen porcentualmente mayor eficacia comparativamente al tratamiento de la crioterapia.2
Láser (aunque se corre el riesgo de volatilización de las partículas virales y contagio de las vías respiratorias).
Radiofrecuencia (Actúa cauterizando la zona afectada por la verruga con ondas de Radiofrecuencia)

Actualmente venden en farmacia medicamentos para aplicar la criogenización de verrugas en casa

 

Mentoplastia

 

La mentoplastia (también llamada genioplastia) es un procedimiento quirúrgico que busca mediante diversos medios lograr un aumento en la proyección del mentón.

Se debe realizar en caso de microgenias (mentones pequeños con mandíbulas de tamaño y posición normal). Un error muy frecuente consiste en recurrir a mentoplastias (con prótesis o con osteotomía) para camuflar retrognatias o micrognatias (es decir, posiciones mandibulares retrasadas o mandíbulas pequeñas en su totalidad, no exclusivamente el mentón), lo cual empeora el resultado estético final (deja un "mentón de bruja"). Estos casos deben ser tratados mediante cirugía ortognática con ortodoncia pre y postquirúrgica y no mediante mentoplastia.

 

Mediante prótesis

 

Se implanta una prótesis de silicona u otro material, de pequeñas dimensiones, cuya textura y dureza se asemeje al hueso, impidiendo así que haya una diferencia notable entre un mentón natural y el que ha sido mejorado mediante una prótesis.

El abordaje puede ser intraoral (presentando mayor riesgo de infecciones y encapsulación de las prótesis) o en el cuello por debajo del mentón (que deja una mínima cicatriz). El procedimiento es ambulatorio por lo que no requiere internamiento y para los Cirujanos plásticos esta es la opción más usual para este procedimiento por su sencillez, mínima cicatriz y rápida recuperación. Tiene el inconveniente de poder presentar rechazo del material protésico, además de poder provocar una fibrosis importante en torno al implante, lo cual incrementa las molestias y puede ser notado el implante por terceras personas. No se recomienda en personas jóvenes (con una larga esperanza de vida), dados estos inconvenientes.

Mediante osteotomía deslizante

Esta intervención es practicada en mayor frecuencia por el Cirujano maxilofacial , dada su mayor experiencia en osteotomías faciales. Consiste en hacer, mediante un abordaje intraoral (no hay cicatrices externas) un corte en la mandíbula por debajo de las raíces de los dientes y del nervio dentario, con el fin de avanzar el mentón, que es fijado posteriormente con material de osteosíntesis en la posición planificada previamente por el Cirujano. Consigue mejores resultados a largo plazo (al no haber prótesis, no hay riesgo de rechazo, no hay riesgo de fibrosis ni riesgo de movilización), y además permite corregir asimetrías mandibulares con más facilidad que con prótesis. Como inconveniente el postoperatorio inmediato es algo más molesto (más inflamación, más hematoma) y pueden lesionarse el nervio dentario o mentoniano, así como las raíces de algún diente (particularmente la del canino). En manos expertas estos riesgos son casi inexistentes.

 

Otoplastia

 

La otoplastia es una cirugía en la cual se resuelven las deformidades de la oreja; estas pueden ser muy variadas desde la ausencia total de la oreja (microtia) a simplemente una proyección muy notable de la misma por la ausencia del antehelix o el helix.

La otoplastia más frecuente es la operación de orejas despegadas (separadas, prominentes, de soplillo, en asa). En los métodos tradicionales (los más conocidos son los de Converse, Stenström y Pitanguy ), el cirujano realiza una incisión detrás de la oreja para exponer y remodelar el cartílago. Ahora existen nuevas técnicas para la otoplastia sin incisiones y simplemente se utilizan suturas permanentes que se colocan tras la oreja bajo la piel para ayudar a mantener la nueva forma de la oreja en su lugar. Entre los métodos más conocidos están el método de Fritsch y el método de Merck.

 

Este procedimiento quirúrgico no mejora la audición del paciente, pero si su autoestima. En los casos de microtia en ocasiones es necesaria la reconstrucción de la misma, la cirugía plástica ofrece muchas alternativas, una de ellas es la técnica de Brent que consiste en cuatro tiempos quirúrgicos y reconstruye la oreja en un periodo de 2 años tras un gran trabajo quirúrgico y artesanal. Hay otras técnicas que han ofrecido su reconstrucción en un solo tiempo quirúrgico sin los mismos resultados. En casos menos graves es posible reconstruir la oreja usando los mismos principios que Brent usa para reconstruir la microtia con excelentes resultados.

En los casos de hiperproyección de la oreja por la ausencia del helix o el antehelix se logra su corrección con cirugías en las cuales se busca reconstruir este. Es ideal realizar estos procedimientos durante la infancia porque las posibilidades de que la oreja regrese a su estado previo son menores. Este fenómeno es provocado debido a la memoria del cartílago auricular. Sin contar claro que evita que el niño (y los padres) pasen por constantes comentarios por parte de otros niños y adultos. Aunque en el caso de la microtia es mejor esperar a que hayan cumplido de 8 a 11 años según diferentes autores hasta que la oreja sana haya alcanzado el tamaño adulto y el cartílago costal sea suficiente para poder realizar el injerto de cartílago que se realiza en el 1.er tiempo de Brent.

 

Ética médica

 

La ética es la encargada de discutir y fundamentar reflexivamente ese conjunto de principios o normas que constituyen nuestra moral. La deontología médica es el conjunto de principios y reglas éticas que han de inspirar y guiar la conducta profesional del médico. Los deberes que se imponen obligan a todos los médicos en el ejercicio de su profesión, independientemente de la modalidad.

Especialidades médicas

Alergología
Análisis clínicos
Anatomía patológica
Anestesiología y reanimación
Angiología y cirugía vascular
Bioquímica clínica
Cardiología
Cirugía cardiovascular
Cirugía general y del aparato digestivo
Cirugía oral y maxilofacial
Cirugía ortopédica y traumatología
Cirugía pediátrica
Cirugía plástica
Cirugía torácica
Dermatología
Endocrinología y nutrición
Epidemiología
Estomatología y odontología
Farmacología clínica
Gastroenterología
Genética
Geriatría
Ginecología
Hematología
Hepatología
Hidrología médica
Infectología
Inmunología
Medicina de emergencia
Medicina del trabajo
Medicina deportiva
Medicina familiar y comunitaria
Medicina física y rehabilitación
Medicina forense
Medicina intensiva
Medicina interna
Medicina nuclear
Medicina preventiva
Microbiología y parasitología
Nefrología
Neonatología
Neumología
Neurocirugía
Neurofisiología clínica
Neurología
Obstetricia
Oftalmología
Oncología médica
Oncología radioterápica
Otorrinolaringología
Pediatría
Proctología
Psiquiatría
Radiología o radiodiagnóstico
Reumatología
Salud pública
Traumatología
Toxicología
Urología

 

Sociedades científicas

 

Los médicos se agrupan en sociedades o asociaciones científicas, que son organizaciones sin fines de lucro, donde se ofrece formación médica continuada en sus respectivas especialidades, y se apoyan los estudios de investigación científica.

Colegios de médicos

Un Colegio Médico es una asociación gremial que reúne a los médicos de un entorno geográfico concreto o por especialidades. Actúan como salvaguarda de los valores fundamentales de la profesión médica: la deontología y el código ético. Además de llevar la representación en exclusiva a nivel nacional e internacional de los médicos colegiados, tiene como función la ordenación y la defensa de la profesión médica. En la mayoría de los países la colegiación suele ser obligatoria.

 

Formación universitaria

 

La educación médica, lejos de estar estandarizada, varía considerablemente de país a país. Sin embargo, la educación para la formación de profesionales médicos implica un conjunto de enseñanzas teóricas y prácticas generalmente organizadas en ciclos que progresivamente entrañan mayor especialización.

Competencias básicas de un estudiante de medicina

Las cualidades y motivaciones iniciales que debe poseer un estudiante de Medicina son:
Interés por las ciencias de la salud
Organizador de acciones a largo plazo
Habilidad en la manipulación precisa de instrumentos
Capacidad de servicio y relación personal
Sentido de la ética y la responsabilidad
Personalidad inquieta y crítica, con ganas de renovar planteamientos y actitudes
Motivación para desarrollar actividades médicas.

Materias básicas

La siguiente es una lista de las materias básicas de formación en la carrera de medicina:
Anatomía humana: es el estudio de la estructura física (morfología macroscópica) del organismo humano.
Anatomía patológica: estudio de las alteraciones morfológicas que acompañan a la enfermedad.
Bioestadística: aplicación de la estadística al campo de la medicina en el sentido más amplio; los conocimientos de estadística son esenciales en la planificación, evaluación e interpretación de la investigación.
Bioética: campo de estudio que concierne a la relación entre la biología, la ciencia la medicina y la ética.
Biofísica: es el estudio de la biología con los principios y métodos de la física.
Biología: ciencia que estudia los seres vivos.
Biología molecular
Bioquímica: estudio de la química en los organismos vivos, especialmente la estructura y función de sus componentes.
Cardiología: estudio de las enfermedades del corazón y del sistema cardiovascular.
Citología (o biología celular): estudio de la célula en condiciones fisiológicas.
Dermatología: estudio de las enfermedades de la piel y sus anexos.
Embriología: estudio de las fases tempranas del desarrollo de un organismo.
Endocrinología: estudio de las enfermedades de las glándulas endócrinas.
Epidemiología clínica: El uso de la mejor evidencia y de las herramientas de la medicina basada en la evidencia (MBE) en la toma de decisiones a la cabecera del enfermo.
Farmacología: es el estudio de los fármacos y su mecanismo de acción.
Fisiología: estudio de las funciones normales del cuerpo y su mecanismo íntimo de regulación.
Gastroenterología: estudio de las enfermedades del tubo digestivo y glándulas anexas.
Genética: estudio del material genético de la célula.
Ginecología y obstetricia: estudio de las enfermedades de la mujer, el embarazo y sus alteraciones.
Histología: estudio de los tejidos en condiciones fisiológicas.
Historia de la medicina: estudio de la evolución de la medicina a lo largo de la historia.
Neumología: estudio de las enfermedades del aparato respiratorio.
Neurología: estudio de las enfermedades del sistema nervioso.
Otorrinolaringología: estudio de las enfermedades de oídos, naríz y garganta.
Patología: estudio de las enfermedades en su amplio sentido, es decir, como procesos o estados anormales de causas conocidas o desconocidas. La palabra deriva de pathos, vocablo de muchas acepciones, entre las que están: «todo lo que se siente o experimenta, estado del alma, tristeza, pasión, padecimiento, enfermedad». En la medicina, pathos tiene la acepción de «estado anormal duradero como producto de una enfermedad», significado que se acerca al de «padecimiento».
Patología médica: una de las grandes ramas de la medicina. Es el estudio de las patologías del adulto y tiene múltiples subespecialidades que incluyen la cardiología, la gastroenterología, la nefrología, la dermatología y muchas otras.
Patología quirúrgica: incluye todas las especialidades quirúrgicas de la medicina: la cirugía general, la urología, la cirugía plástica, la cirugía cardiovascular y la ortopedia entre otros.
Pediatría: estudio de las enfermedades que se presentan en los niños y adolescentes.
Psicología médica: estudio desde el punto de vista de la medicina de las alteraciones psicológicas que acompañan a la enfermedad.
Psiquiatría: estudio de las enfermedades de la mente.
Semiología clínica: estudia los síntomas y los signos de las enfermedades, como se agrupan en síndromes, con el objetivo de construir el diagnóstico. Utiliza como orden de trabajo lo conocido como método clínico. Este método incluye el interrogatorio, el examen físico, el análisis de los estudios de laboratorio y de Diagnóstico por imágenes. El registro de esta información se conoce como Historia Clínica.
Traumatología y ortopedia: estudio de las enfermedades traumáticas (accidentes) y alteraciones del aparato musculoesquelético.

 

Materias relacionadas


Antropología médica: estudia las formas antiguas y actuales de curación en diferentes comunidades, que no necesariamente siguen lo establecido por la medicina basada en conocimientos occidentales e institucionalizados. Se analizan las influencias de los distintos usos y costumbres de las comunidades para la toma de decisiones respecto al mejoramiento y prevención de la salud y al tratamiento de las enfermedades.
Fisioterapia: es el arte y la ciencia de la prevención, tratamiento y recuperación de enfermedades y lesiones mediante el uso de agentes físicos, tales como el masaje, el agua, el movimiento, el calor o la electricidad.
Logopedia: es una disciplina que engloba el estudio, prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento de las patologías del lenguaje (oral, escrito y gestual) manifestadas a través de trastornos de la voz, el habla, la comunicación, la audición y las funciones orofaciales.
Nutrición: es el estudio de la relación entre la comida y bebida y la salud o la enfermedad, especialmente en lo que concierne a la determinación de una dieta óptima. El tratamiento nutricional es realizado por dietistas y prescrito fundamentalmente en diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedades relacionadas con el peso y alteraciones en la ingesta, alergias, malnutrición y neoplasias.

 

En España

 

Los estudios de medicina en España y en muy pocos países de la Unión Europea tienen una duración de 6 años para la obtención del grado académico y entre 4 y 6 para el posgrado, lo que supone un total de 11 o 12 años de estudio para la formación completa.

El grado de medicina tiene 2 ciclos de 3 años cada uno. Los dos primeros años se dedican al estudio del cuerpo humano en estado de salud, así como de las ciencias básicas (Física, Estadística, Historia de la Medicina, Psicología, Bioquímica, Genética...). El tercer año se dedica a los estudios de laboratorio y a la Patología General médica y quirúrgica. Los 3 años del segundo ciclo suponen un estudio general de todas y cada una de las especialidades médicas, incluyendo muchas asignaturas prácticas en los Hospitales Clínicos asociados a las Facultades de Medicina.

 

Una vez terminado el grado, los estudiantes reciben el título de Médico y deben colegiarse en el Colegio Médico de la provincia en la que vayan a ejercer. Una vez colegiados, pueden recetar y abrir clínicas por cuenta propia, así como trabajar para clínicas privadas, pero no pueden trabajar en el Sistema Nacional de Salud.

La formación especializada se adquiere en los estudios de posgrado. Existen 50 especialidades médicas que funcionan como títulos de Posgrado, siguiendo la estructura de máster y doctorado. Estos programas de posgrado, conocidos como formación MIR, tienen una duración de 3 o 6 años.

Para el acceso a uno de estos programas de posgrado, los graduados o licenciados en medicina realizan un examen a nivel nacional conocido como Examen MIR en régimen de concurrencia competitiva. La nota se calcula a partir de la media del expediente de los estudios de grado o licenciatura del alumno (ponderado un 25 %) y el resultado del Examen MIR (75 %).

El aspirante con mayor nota tiene a su disposición todos los programas de formación de todos los hospitales de la nación, el segundo todos menos la plaza que haya elegido el primero, y así sucesivamente.

Previa realización de un trabajo de investigación, el médico recibe el título de doctor y puede ejercer tanto por cuenta propia como ajena en los servicios médicos públicos y privados de España, como facultativo de la especialidad en la que se haya doctorado.

 

Controversias

 

Los siguientes son algunos de los temas que mayor controversia han generado en relación con la profesión o la práctica médicas:
El filósofo Iván Illich atacó en profundidad la medicina contemporánea occidental en Némesis médica, publicado por primera vez en 1975. Argumentó que la medicalización durante décadas de muchas vicisitudes de la vida (como el nacimiento y la muerte) a menudo causan más daño que beneficio y convierten a mucha gente en pacientes de por vida. Llevó a cabo estudios estadísticos para demostrar el alcance de los efectos secundarios y la enfermedad inducida por los medicamentos en las sociedades industriales avanzadas, y fue el primero en divulgar la noción de iatrogenia.
Se han descrito críticamente las condiciones de hostigamiento laboral a las que se ven enfrentados los estudiantes de medicina en diferentes momentos durante sus estudios en los hospitales.

 

Medicamento

 

Un medicamento es uno o más fármacos, integrados en una forma farmacéutica, presentado para expendio y uso industrial o clínico, y destinado para su utilización en las personas o en los animales, dotado de propiedades que permitan el mejor efecto farmacológico de sus componentes con el fin de prevenir, aliviar o mejorar el estado de salud de las personas enfermas, o para modificar estados fisiológicos.

 

Desde las más antiguas civilizaciones el hombre ha utilizado como forma de alcanzar mejoría en distintas enfermedades productos de origen vegetal, mineral, animal o en los últimos tiempos sintéticos. El cuidado de la salud estaba en manos de personas que ejercen la doble función de médicos y farmacéuticos. Son en realidad médicos que preparan sus propios remedios curativos, llegando alguno de ellos a alcanzar un gran renombre en su época, como es el caso del griego Galeno (130-200 d.C.). De él proviene el nombre de la Galénica, como la forma adecuada de preparar, dosificar y administrar los fármacos. En la cultura romana existían numerosas formas de administrar las sustancias utilizadas para curar enfermedades. Así, se utilizaban los electuarios como una mezcla de varios polvos de hierbas y raíces medicinales a los que se les añadía una porción de miel fresca. La miel además de ser la sustancia que sirve como vehículo de los principios activos, daba mejor sabor al preparado. En ocasiones se usaba azúcar. También se utilizaba un jarabe, el cual ya contenía azúcar disuelta, en vez de agua y el conjunto se preparaba formando una masa pastosa. Precisamente Galeno hizo famosa la gran triaca a la que dedicó una obra completa, y que consistía en un electuario que llegaba a contener más de 60 principios activos diferentes. Por la importancia de Galeno en la Edad Media, se hizo muy popular durante esta época dejando de estar autorizada para su uso en España en pleno siglo XX.

 

Es precisamente en la Edad Media donde comienza su actividad el farmacéutico separado del médico. En su botica realiza sus preparaciones magistrales, entendidas como la preparación individualizada para cada paciente de los remedios prescritos, y se agrupan en gremios junto a los médicos. En el renacimiento se va produciendo una separación más clara de la actividad farmacéutica frente a médicos, cirujanos y especieros, mientras que se va produciendo una revolución en el conocimiento farmacéutico que se consolida como ciencia en la edad moderna. La formulación magistral es la base de la actividad farmacéutica conjuntamente con la formulación oficinal, debido al nacimiento y proliferación de farmacopeas y formularios, y esta situación continúa hasta la segunda mitad del siglo XIX.

 

A partir de este momento empiezan a aparecer los específicos, que consistían en medicamentos preparados industrialmente por laboratorios farmacéuticos. Es así, que las formas galénicas no adquirirán verdadero protagonismo hasta alrededor de 1940, cuando la industria farmacéutica se desarrolla y éstas comienzan a fabricarse en grandes cantidades. Desde entonces hasta hoy en día las maneras en que se presentan los medicamentos han evolucionado y la diversidad que encontramos en el mercado es muy amplia.

Forma galénica o forma farmacéutica es la disposición individualizada a que se adaptan los fármacos (principios activos) y excipientes (materia farmacológicamente inactiva) para constituir un medicamento.5 O dicho de otra forma, la disposición externa que se da a las sustancias medicamentosas para facilitar su administración.

El primer objetivo de las formas galénicas es normalizar la dosis de un medicamento, por ello, también se las conoce como unidades posológicas. Al principio, se elaboraron para poder establecer unidades que tuvieran una dosis fija de un fármaco con el que se pudiera tratar una determinada patología.

 

La importancia de la forma farmacéutica reside en que determina la eficacia del medicamento, ya sea liberando el principio activo de manera lenta, o en su lugar de mayor eficiencia en el tejido diana, evitar daños al paciente por interacción química, solubilizar sustancias insolubles, mejorar sabores, mejorar aspecto, etc.

Lunar
(la etimología de esta palabra proviene de la palabra que se atribuía a la aparición de estas manchas al influjo de la Luna) en el lenguaje popular es la expresión que corresponde al nevus melanocítico.


Prevención

 

Todos los seres humanos poseen lunares, incluso en las poblaciones de tez muy oscura (aunque en éstas son menos evidentes al no estar contrastados con el fondo dérmico). El lunar puede calificarse como un tumor benigno y por ende usualmente cursa sin ocasionar ningún problema (excepto algunos de tipo estético). El color típico de un lunar es el marrón, cuando los colores difieren (rojo, azul, etc.) se está tratando ya de los más problemáticos nevus.

 

Tratamiento

 

Se recomienda la exéresis o extirpación de los lunares en las siguientes circunstancias:
Cuando están ubicados en zonas sujetas a frecuente rozamiento, presiones o golpes, o muy expuestas a la radiación ultravioleta (por ejemplo a la luz solar directa).
Cuando sus dimensiones son demasiado grandes (se considera que son demasiado grandes cuando sus diámetros superan los 6 mm).
Cuando los contornos son irregulares o son asimétricos.
Cuando un lunar común (marrón) cambia de color o de otro aspecto.
Cuando un lunar común está rodeado de una aureola rojiza o cuando sangra.
Cuando pican o duelen persistentemente.
Cuando crecen con el paso del tiempo.
Tienen un color muy característico o diferente del habitual.

Se recomienda a las personas que poseen gran cantidad de lunares, particulares precauciones ante las radiaciones ultravioletas (por ejemplo ante la luz solar).

Por otro lado existe la posibilidad de controlar estas pequeñas formaciones cutáneas que se desarrollan a partir de los melanocitos, ya sea porque suponen un riesgo para la salud o por motivos estéticos. Entre las técnicas destinadas a este fin encontramos:
La escisión simple con un bisturí y con anestesia local.
El denominado shaving. Se corta el lunar con un bisturí en la superficie con anestesia local, pero no se retira por completo y en algunos casos, puede volver a crecer.
Quemar con láser. Esta técnica se reserva para los lunares que no presenten riesgos a simple vista.

 

Exantema


Un exantema (gr. exantheo, florezco) es una erupción cutánea generalizada de morfología, extensión y distribución variable que aparece como manifestación clínica de una enfermedad sistémica de etiología diversa.

Etiología

Las causas de los exantemas son diversas:
Agentes infecciosos: Es la causa más frecuente, sobre todo en patología pediátrica. Dentro de esta etiología infecciosa el mayor peso recae en virus.
Fármaco-medicamentosa: como la reacción alérgica a los betalactámicos
Enfermedades sistémicas: Artritis reumatoide juvenil (ARJ), Púrpura de Schönlein-Henoch, Fiebre reumática (FR), ...

Fisiopatología

Los mecanismos patogénicos por los que se puede difundir son:
Diseminación hematógena
Liberación de toxinas bacterianas
Mecanismo inmunológicos

 

Clasificación


Máculo-papulosos

Los más frecuentes. Son un conjunto de máculas y pápulas que adquieres distintas formas.
Morbiliforme: el más común. Ej.: Sarampión
Máculas: lesiones planas (no palpables), coloreadas, casi siempre eritematosas, con un diámetro inferior a 1 cm.
Pápulas: lesiones sobreelevadas y circunscritas con un diámetro inferior a 1 cm.

Escarlatiniforme: Placa eritematosa muy confluente. Causa eritrodermia (piel roja y descamada por todo el cuerpo) y se blanquea a la presión. Ej.: Escarlatina.
Reticular: lesiones eritematosas, planas y confluentes con un característico aspecto reticular y festoneado. Ej.: Eritema infeccioso.
Urticarial: Habón (roncha): pápula de superficie plana cuyo centro suele ser pálida. Desaparece generalmente entre 24-48 horas. Ej.: Coxakie

 

Vesiculosos

 

Una vesícula (diámetro < 5mm) o ampolla (diámetro >5mm) es una cavidad superficial circunscrita y elevada sobre la superficie de la piel y ocupada por un líquido de contenido seroso. Ej.: Varicela.

Purpúricos

Presenta petequias, equimosis e, incluso, hematomas. Ej.: Edema agudo hemorrágico del lactante. Las petequias son lesiones puntiformes de color rojo purpura, por extravasación de sangre que no desaparecen con la digito presión.

 

Diagnóstico

 

En general no existen lesiones patognomónicas de etiologías concretas, así pues será importante determinar diversos aspectos:
Factores epidemiológicos (edad, ambiente epidémico, contacto con enfermos/fuentes de transmisión, exposición al sol, alergias, enfermedades crónicas y medicamentos).
Periodo prodrómico (estado clínico de los días previos al debut de la erupción. En sarampión o exantema súbito existe una sintomatología llamativa).
Características del exantema (distribución, forma de inicio, coloración, aspecto y forma). La clasificación del exantema será la base del diagnóstico.
Clínica acompañante y exploración física completa
Exploraciones complementarias (hepáticas, serológicas…)

El diagnóstico se basa en una buena anamnesis y en una exploración completa.

Factores epidemiológicos
Edad: La enfermedad de Kawasaki, el sarampión o el eritema son propias de lactantes, en cambio, la escarlatina o la rubeóla son propios de la edad escolar.
Inmunidad: Fundamentalmente las víricas confieren inmunidad una vez desarrolladas. En el caso delas vacunas en general también podría ayudar a descartar determinadas etiologías, pero existe una baja probabilidad de fracaso (varicela).
Ambiente epidémico familiar o escolar: Siempre resultará más fácil el diagnóstico (por ejemplo; sd.mano-pie-boca) cuando ya ha existido otro previamente dentro de su entorno más cercano.Sospechar el diagnóstico con lesiones mínimas sugerentes.
Contacto directo con enfermos/portadores u otros vectores de transmisión: Debe valorarse la existencia de posibilidad de contacto con enfermos o con otro tipo de vectores de transmisión (Rickettsias, viajes, animales…)
Exposición al sol
Antecedentes alérgicos, enfermedades crónicas o ingesta de medicamentos.

Periodo prodrómico

Se refiere al estado clínico de los días previos al debut de la erupción.
En sarampión o exantema súbito existe una sintomatología llamativa.
En la varicela el niño se encuentra asintomático o presenta síntomas leves.

Formas de presentación
Distribución: localizado y generalizado.
Forma de inicio: centrípeto, centrífugo, cefalocaudal, generalizado y en pliegues.
Coloración: rosado, rojo intenso, violáceo y purpúrico.
Aspecto: discreto, coalescente y morbiliforme.
Forma: monomorfo y polimorfo.

 

La clasificación del exantema será la base del diagnóstico pero, aún siendo infrecuente, ocasionalmente coexisten lesiones diversas.

 

Cuadro clínico
Sintomatología propiamente dicha: fiebre, prurito, manifestaciones digestivas, respiratorias,neurológicas…
Exploración física completa: existen signos patognomónicos (manchas de Koplik) u orientativos como inyección conjuntival, labios figurados, adenopatías, hepato-esplenomegalia, edema de manos y/o pies y signos meníngeos (especialmente en las purpúricas).

Exploraciones complementarias

Generalmente irrelevantes:
Hematométrica: poco específica con un aumento linfocitario o presencia de linfocitos atípicos (mononucleosis infecciosa).
Serológico: Aporta un diagnóstico tardío.

Miliaria
La miliaria es una dermatitis vesiculosa o pustulosa secundaria a la retención intraepidérmica de la secreción glandular ecrina.


Etiología

 

Se cree que la miliaria se debe a la acumulación de sudor en los conductos ecrinos obstruidos que acaba produciendo la disrupción del conducto glandular (favorecida por la inmadurez de la glándula del neonato) y la acumulación intraepidérmica de la secreción. Los recién nacidos tienen una dotación completa de glándulas ecrinas que se distribuyen con mayor densidad que tras el crecimiento. Es probable que el calentamiento exagerado, por el exceso de ropa o por la fototerapia, contribuya a la patogenia del cuadro.

 

Clasificación


Se distinguen cuatro variantes según el nivel al que se obstruya el conducto excretor de la glándula ecrina:
Miliaria cristalina (sudamina): vesículas claras de 1-2 mm, superficiales y no inflamatorias que se rompen con facilidad. La vesícula se forma en el estrato córneo.
Miliaria rubra («sarpullido por el calor»): pequeñas pápulas eritematosas y agrupadas que suelen localizarse en los pliegues cutáneos y en las áreas cubiertas por la ropa. Es secundaria a una obstrucción más profunda y va acompañada de inflamación.
Miliaria pustulosa: lesiones pustulosas superficiales, no asociadas a los folículos.
Miliaria profunda: erupción papulosa ligeramente inflamatoria que se origina en la porción dérmica del conducto ecrino. No se observa generalmente en los niños y es un proceso más frecuente en países tropicales.

 

Cuadro clínico

 

Los síntomas clásicos son ardor y prurito. En casos graves puede haber fiebre, postración por calor e incluso muerte. Las lesiones se caracterizan por vesículas, pápulas, vesiculopápulas o pústulas pequeñas superficiales enrojecidas, de pared delgada, discretas pero muy juntas. Es más frecuente en áreas cubiertas de la piel.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico de la miliaria es fácil en las formas más comunes, miliaria cristalina y rubra, mientras que la miliaria pustulosa plantea un amplio diagnóstico diferencial que incluye diversos procesos infecciosos, así como otras pustulosis neonatales. La tinción con el método de Wright de la extensión del contenido de las vesículas muestra ausencia o escasas células en la miliaria cristalina, linfocitos en la miliaria rubra, y linfocitos y polimorfonucleares en la miliaria pustulosa. El cultivo microbiológico del frotis es negativo.

Tratamiento

Retirar el exceso de ropa y control adecuado de la temperatura y de la humedad ambientales. La aplicación de emolientes oclusivos puede exacerbar la erupción.

Recomendaciones
En la estación cálida, vestir al bebé con ropa ligera y suave de algodón, ya que esta fibra es muy absorbente y mantiene la humedad lejos de la piel del bebé.
Si no se dispone de aire acondicionado, el uso de un ventilador puede ayudar a evaporar la humedad y refrescar al bebé. El ventilador se debe colocar lo suficientemente lejos del bebé como para que sólo haya una brisa suave sobre él.
Evitar el uso de talcos, cremas y ungüentos. Los talcos para bebé no alivian ni previenen la miliaria; mientras que las cremas y los ungüentos tienden a mantener la piel más caliente y obstruyen los poros.

 

Nevus

 

Un nevus o nevo (del latín naevus, lunar) es una proliferación de distintos tipos de células en la piel. Así, puede haber nevus sebáceos, apocrinos (de las glándulas apócrinas de la piel), etcétera. Los más característicos son los nevus melanocíticos, que son proliferaciones de células pigmentadas llamadas "células névicas".

Etiología

No se sabe con certeza de dónde proviene la célula névica. Algunos autores suponen que tiene parentesco con el melanocito, célula responsable de fabricar la melanina, el pigmento que da el color moreno a la piel.

Clasificación

De acuerdo al adjetivo que acompaña a los nevus estos se clasifican médicamente:
Nevus melanocítico: compuesto por melanocitos, su color usual es el negro.
Nevus rufus: rojo, su aspecto recuerda al de un angioma o acúmulo de vasos sanguíneos.
Nevus coeruleus: azul.
Nevus de Ota: consiste en una hiperpigmentación que afecta a la piel de un sector de la cara y el ojo.
Nevus de Spitz
Nevus araneus
Nevus flammeus
Nevus de Becker
Nevus intradermal
Nevus juncial: ubicado entre la dermis y el tejido epitelial o el tejido conjuntivo.
nevus de unión.

Nevus melanocítico


La variedad más común de nevus melanocítico es el nevus melanocítico común adquirido. Prácticamente todas las personas de tez clara tienen este tipo de nevus. El número va cambiando con la edad, ya que el nevus es una lesión dinámica. Primero aparece en la unión entre la dermis y la epidermis, luego migra hacia la dermis a la vez que va haciéndose más abultado. Por tanto, la protrusión de un nevus no quiere decir que este se esté transformando en un cáncer tipo melanoma, sino sólo que está maduro. Progresivamente van desapareciendo a la vez que aparecen otros.

 

Se localizan sobre todo en las áreas expuestas al sol, fundamentalmente por encima de la cintura. Hay muchos factores que pueden hacer que un nevus cambie de aspecto, por ejemplo traumatismos, infecciones, factores hormonales, etc. Sin embargo, la transformación a melanoma se considera rara, y sólo ocurre en los nevus en estados iniciales. Los nevus maduros o intradérmicos prácticamente nunca degeneran.

 

Prevención

 

Son prácticamente las mismas que corresponden a los lunares comunes u otras lesiones benignas de la piel aunque los nevus requieren de más precaución. En todo caso siempre es aconsejable la consulta al médico de familia ante la aparición de un nevus y las mismas precauciones que para los lunares comunes:
Se recomienda la exéresis (extirpación) de todo nevus si se ubica en una zona demasiado expuesta a las radiaciones UV como las de la luz solar, o en zonas expuestas a rozamiento, presión, golpes o irritación (por ejemplo la irritación química que puedan provocar desodorantes, lejías, detergentes, ácidos etc.)
Se recomienda la exéresis del mismo en cualquiera de estos casos: si sangra, tiene sus contornos enrojecidos, duele o causa quemazón.

Peca
Efélide (del griego ephēlid- "grano, peca") es una mancha pequeña de color marrón claro de melanina que aparece sobre la piel clara expuesta al sol, a la que oscurece, al contrario de lo que ocurre con el lentigo simple. Generalmente se usa en plural "efélides". El término coloquial es "pecas".


Etiología

 

La predisposición a tener pecas es genética, y está relacionada con la presencia de la variante del gen receptor del melanocortin-1 MC1R. La aparición de pecas está causada por el mismo proceso que el sol produce en el bronceado, aunque la distribución de la melanina no es la misma. La mayor parte de las personas que tiene pecas son de piel blanca y cabello claro ; especialmente aquellas que nacieron pelirrojas.

 

Fisiopatología

 

Son difíciles de distinguir clínicamente de los lentigos simples y de los lentigos solares. En el examen histológico se observa una hiperpigmentación de la capa basal epidérmica sin aumento de melanocitos.

 

Cuadro clínico

 

Las pecas se encuentran de manera predominante en la cara, aunque pueden aparecer en cualquier parte de la piel expuesta al sol como en los hombros, brazos, espalda y el pecho. Las pecas son raras en los bebés y más comunes en los niños entre 5 y 15 años, e incluso hasta los 20. Son menos frecuentes en adultos.

 

Prevención

 

Con la exposición al sol, las pecas volverán a aparecer si se han alterado con cremas o con láseres, sin embargo, tienden a desaparecer con el paso del tiempo. Las pecas no son un desorden en la piel. Las personas con predisposición a las pecas pueden ser especialmente susceptibles a las quemaduras solares y al cáncer de piel, y por lo tanto deben tomar medidas especiales para protegerse del sol.

La cirugía reconstructiva o reparadora es una de las grandes áreas de la cirugía plástica, aunque estas técnicas son realizadas asimismo por otros especialistas: cirujanos plásticos, otorrinolaringólogos, cirujanos maxilofaciales, oftalmólogos especialistas en cirugía oculoplástica, cirujanos ortopédicos y traumatólogos, urólogos, ginecólogos, en función de la región anatómica y de la patología que se trate.

Suelen agruparse en los tratados de cirugía reconstructiva en capítulos de:
1.tratamiento de las quemaduras y cirugía plástica de sus secuelas;
2.cirugía plástica de miembros y manos;
3.cirugía plástica infantil;
4.cirugía maxilofacial;
5.cirugía plástica oncológica.

 

Otorrinolaringología

 

La otorrinolaringología u ORL es la especialidad médica que se encarga del estudio tanto médico como quirúrgico, de las enfermedades del oído, las vías respiratorias superiores y parte de las inferiores, incluyendo nariz, senos paranasales, faringe y laringe. La cirugía traumatológica, oncológica, plástica, estética y reparadora de la cara y el cuello también se incluyen en el ámbito de esta especialidad médica. Sin embargo la patología quirúrgica de los dientes, encías, lengua, glándulas salivales, senos maxilares, mandíbula y maxilar, corresponde al cirujano maxilofacial, si bien en algunas ocasiones sus competencias específicas se superponen.

 

Subespecialidades


Rinología. Estudia afecciones nasales y de cavidades paranasales y de las cirugías de la nariz con fines funcionales y/o estéticos.
Laringología. Estudia afecciones y alteraciones de la laringe que afectan la calidad de la voz.
Audiología, estudia las alteraciones relacionadas con la audición, especialmente sordera e hipoacusias (perceptiva y receptiva).
Otoneurología. Se encarga del estudio de patologías asociadas a procesos vertiginosos, tales como el síndrome de Meniere, la otoesclerosis y otras patologías relacionadas con el equilibrio, así como alteraciones secundarias de la audición además de problemas secundarios de infecciones crónicas del oído.
Logopedia y foniatría, tratan las alteraciones en la articulación del habla.
Otorrinolaringología pediátrica. Se centra en las enfermedades de la especialidad en la población infantil.
Otorrinolaringología oncológica. Su campo de actuación son las enfermedades neoplásicas o cáncer, que afectan a laringe, nariz y oídos.

 

Historia

 

El Papiro de Ebers redactado en el antiguo Egipto en el 1500 antes de cristo, contiene un capítulo titulado "Remedios para el oído con audición debíl".

Gasparo Tagliacozzi en (1492), profesor de anatomía de la Universidad de Bolonia, realiza colgajos del brazo para reconstruir la nariz de pacientes accidentados. Por ello, es duramente atacado por la iglesia de su tiempo, quien ve en esta práctica un atentado contra la voluntad divina.

En el siglo XIX se desarrollaron numerosos avances técnicos relacionadas con esta especialidad médica, en el año 1828 se inventó el tonsilotomo, una especie de pinza con una guillotina de metal para realizar más rápidamente la amigdalectomía. En 1854 Manuel Patricio Rodríguez García o Manuel García, maestro de canto español radicado en Inglaterra que inventó una serie de espejos manuales, el laringoscopio, usando la luz natural para visualizar la laringe y las cuerdas vocales. Por esto y un tratado de fisiología de la voz fue galardonado con el doctorado honoris causa por diversas universidades europeas. En 1877 la enfermedad de Ménière es descrita por el médico francés Prosper Ménière nacido en Angers en 1877.

 

A finales del siglo XIX que se constituyen los primeros médicos especialistas y la cátedra se llevara de manera oficial en las universidades. La especialidad estaba fusionada en aquellos años con la oftalmología y esos médicos se les llamaba especialistas en ojos, oídos, nariz y garganta. Los adelantos médicos en diversas ramas de la medicina como la anestesiología y cirugía, empujaban a la especialización. Los primeros pasos se daban en la cirugía otológica y en la cirugía rinológica. Durante todo el siglo XIX se comenzaron a realizar movilizaciones del estribo, describiéndose técnicas e instrumentos para ello, comprobándose que la extirpación del estribo no destruía la audición. En (1911), Hennebert publicó que, en pacientes con sífilis congénita, al aplicar presión sobre el conducto auditivo externo (CAE) y, de esta manera, movilizar mínimamente la membrana timpánica, se producían síntomas y signos vestibulares.

 

Maurice H. Cottle, el que sería tal vez, después de Jacques Joseph, el cirujano nasal más influyente en el siglo XX, nació en Inglaterra en 1898, trasladándose a Francia cuando tenía doce años y después en su adolescencia a Estados Unidos. En 1944, en el Illinois Masonic Hospital, el Dr Cottle impartió sus primeras clases de cirugía nasal, sus cursos de una semana de duración atrajeron a otorrinolaringólogos de todas partes de Estados Unidos y del resto del mundo. En 1954 organizó y formó la American Rhinologic Society. Múltiples instrumentos quirúrgicos llevan su nombre y son de su autoría y es autor del abordaje nasal maxila-premaxila, el cual es utilizado actualmente para cualquier cirugía septal. Falleció en 1982.

 

Las enfermedades de la articulación temporomandibular (ATM) fueron ya reconocidos desde los tiempos de Hipócrates, pero fue el otorrinolaringólogo James B. Costen, en (1934), el primero que agrupó un conjunto de síntomas que relacióno con un trastorno funcional de la articulación temporomandibular que posteriormente se conocería en su honor como síndrome de Costen.

En (1953) la compañía Zeiss Optical introdujo el primer microscopio quirúrgico diseñado específicamente para la cirugía de oído. La introducción de este adelanto tecnológico permitió un mayor control del campo operatorio, ofreciendo importantes mejoras en los resultados quirúrgicos.

 

Alopecia

Alopecia (del griego alopex) es la pérdida anormal o rarefacción del cabello, por lo que el término se considera un sinónimo de calvicie. Puede afectar al cuero cabelludo o a otras zonas de la piel en la que existe pelo, como las pestañas, cejas, axilas, región genital y barba.

La alopecia puede clasificarse en multitud de grupos, según su origen y manifestaciones, pero la forma más frecuente es la alopecia androgénica, también llamada alopecia androgénetica o calvicie común, que es responsable del 95% de los casos y afecta principalmente a los varones, menos frecuentemente a las mujeres, y debe su nombre a que está provocada por la acción de las hormonas masculinas o andrógenos sobre el folículo piloso, provocando su miniaturización progresiva.

Otras formas comunes de alopecia son la alopecia areata, en la que la pérdida del pelo no es definitiva y se circunscribe comúnmente a un área determinada; la alopecia universal que es la forma extensa de la alopecia areata; y la alopecia cicatricial que está provocada por una destrucción del folículo piloso y es por lo tanto irreversible. Existen muchas variedades de alopecia de presentación menos frecuente que pueden estar originadas por causas genéticas, medicamentos, infecciones cutáneas, traumatismos, deficiencias nutritivas y ciertas enfermedades de la piel o generales.

 

Etimología

 

El término alopecia fue descrito por el dermatólogo francés Raymond Sabouraud y deriva del griego alopex (zorro), debido a que este animal cambia de pelo dos veces al año.

Ciclo de crecimiento normal del pelo
El pelo humano presenta tres etapas en su desarrollo normal. La primera y más larga es la fase anágeno (o anágena) o de crecimiento, que dura entre 2 y 6 años, durante la cual el pelo crece un centímetro al mes por término medio; le sigue la fase catágeno (o catágena) o de reposo, que dura unos 20 días; y, por último, la fase de telógeno (o telógena) o de caída, período que dura alrededor de 3 meses. Por término medio en un día se pierden alrededor de 70-101 cabellos, que en condiciones normales van siendo sustituidos por otros nuevos que genera el folículo piloso.

Cada cabello crece de un folículo piloso, y cada folículo piloso sigue su propio ciclo, que es independiente de los que están a su alrededor. Por ello, en un momento determinado, cada cabello se encuentra en una fase diferente de su ciclo de vida. En el cuero cabelludo de una persona sin alopecia existen entre 100.000 y 150.000 cabellos, de los que un 85% están en fase anagén o período de crecimiento, un 1-2% en catagén o fase de reposo y un 13-14% en fase telogén o de caída.

 

Clasificación

 

Debido a que las enfermedades que pueden producir alopecias son múltiples, es importante en dermatología establecer una clasificación de las mismas para facilitar su diagnóstico y tratamiento. En general, las alopecias se dividen en 2 grandes grupos: alopecias cicatriciales y alopecias no cicatriciales. En las alopecias no cicatriciales que constituyen la inmensa mayoría de los casos, el pelo se pierde, pero el folículo piloso que lo produce está intacto, por lo que son potencialmente reversibles y es posible la recuperación con algún tratamiento. En cambio, en las alopecias cicatriciales tiene lugar la destrucción del folículo piloso por algún mecanismo, bien de tipo inflamatorio, infeccioso o traumático, y en consecuencia, la pérdida de pelo es irreversible. Algunas enfermedades crónicas del cuero cabelludo pueden provocar en una primera fase alopecia no cicatricial y después de un período de evolución más o menos largo, ésta se convierte en cicatricial. 6 Las alopecias no cicatriciales más frecuentes son la alopecia androgénica o calvicie común, la alopecia areata, el efluvio telógeno y algunos tipos de tinea capitis que son infecciones por hongos que afectan al cuero cabelludo. Las alopecias cicatriciales son poco frecuentes, pueden ser congénitas, como la aplasia cutis congénita, provocadas por ciertos agentes infecciosos, como en el caso del favus, la lepra o el querion de Celso, originadas por tumores malignos que afectan al cuero cabelludo o debidas a otras enfermedades de la piel o generales, como el lupus eritematoso cutáneo, la esclerodermia, el liquen plano, la pseudopelada de Brocq y la foliculitis decalvante.

Otra forma de realizar la clasificación es basándose en su extensión, si afectan a una región concreta se llama alopecia circunscrita, mientras que si la afectación es más general, se denomina alopecia difusa. También pueden dividirse en alopecias congénitas cuando se deben a algún trastorno presente desde el momento del nacimiento y adquiridas cuando se desarrollan en la vida adulta. Basándose en la causa, se clasifican como hereditarias, de origen infeccioso, tumorales, por dermatosis, por enfermedades generales y de causa traumática.

 

Alopecias no cicatriciales

 

En las alopecias no cicatriciales el folículo piloso no se destruye, aunque presente otros cambios funcionales.

Alopecia androgénica

La alopecia androgénica, también llamada alopecia androgenética, alopecia común o calvicie común, es la forma más habitual de alopecia, correspondiendo al 95% de los casos.

Afecta principalmente al hombre, pero también a la mujer, siendo más frecuente en la raza blanca. Se calcula que a los 50 años, la presenta con mayor o menor intensidad el 55% de los hombres y alrededor del 10% de las mujeres de esa raza. En su etiología hay que destacar 2 factores, el genético y el hormonal; aunque existe un componente hereditario, no se conoce el gen responsable, pues se trata de una herencia poligénica dominante, el factor hormonal depende fundamentalmente de las hormonas masculinas o andrógenos que actúan sobre los folículos pilosos predispuestos genéticamente a la afección, provocando su miniaturización progresiva hasta ocasionar su atrofia completa y fibrosis.

Existen dos patrones de afectación, el masculino con pérdida de pelo localizada principalmente en las zonas frontal y parietal que se manifiesta inicialmente por el retraso progresivo de la línea de implantación anterior del pelo, lo que se conoce habitualmente como entradas, con afectación más tardía de la región del vértex o coronilla. En el patrón femenino, la pérdida de cabello es difusa, no se producen zonas de calvicie total y queda respetada la línea de implantación anterior, es decir no existen entradas.

En relación al tratamiento, sólo existen 2 medicamentos que hayan probado en estudios científicos su eficacia, el minoxidil que se aplica en forma de solución sobre la piel y el finasteride que actúa bloqueando la producción de andrógenos y se administra por vía oral en forma de comprimidos. Ambos tienen eficacia limitada.

 

Alopecia traumática

 

Son todas aquellas producidas por traumatismos físicos. Las más habituales están provocadas por someter el cabello a tracciones repetidas o peinados tensos como trenzas, moños, etc. Se distinguen varias posibilidades según el mecanismo causante.
Tracción. Provocadas por someter el cabello a una tracción constante, es característica de ciertos peinados, como moños, trenzas etc.
Presión. Originada por el roce constante, por ejemplo en los bebes por el contacto continuado del cuero cabelludo con la almohada.
Tricotilomanía. Consiste en el hábito nervioso de arrancarse pelo, provocando placas de alopecia o calvas de diferentes tamaños.

 

Alopecia areata


Es un tipo de caída del cabello que ocasiona parches redondos. En muchos casos esta condición solo afecta un punto (Alopecia areata monolocularis) y suele curarse de forma espontánea, pero también puede extenderse a toda la cabeza (alopecia areata total) o al cuerpo en su totalidad (alopecia universal). Los folículos pilosos no quedan destruidos con esta enfermedad, por lo que el pelo suele volver a crecer, si bien es cierto que son muy frecuentes las recidivas o recaídas en pacientes que la han sufrido alguna vez.

Las causas que la provocan no se conocen con seguridad, pero se sabe que están implicados factores genéticos, procesos autoinmunes e inflamación neurogénica. Los genes implicados también están asociados a otras enfermedades autoinmunes, tales como la enfermedad celíaca,  la diabetes mellitus tipo 1 y la artritis reumatoide.

El tratamiento suele consistir en productos tópicos con minoxidil al 2% o 5%, corticosteroides, antralina o terapias combinadas. Cuando las lesiones son extensas, a los anteriores se pueden sumar otros tratamientos, tales como corticosteroides por vía oral o inmunosupresores. La alopecia areata puede ser la única manifestación de una enfermedad celíaca no reconocida ni diagnosticada, incluso en ausencia de síntomas digestivos o de otro tipo, y la dieta sin gluten suele permitir la recuperación del cabello completa y permanente.

 

Alopecia difusa

 

La alopecia difusa consiste en una pérdida de cabello más o menos intensa, aguda o crónica, pero reversible y no localizada en una determinada porción del cuero cabelludo. Se engloba en esta denominación varios tipos de alopecia que pueden corresponder a diversas causas. Se distinguen las siguientes modalidades:
Efluvio anagénico agudo. Se produce una pérdida difusa y brusca de cabello que tiene lugar unos días después del factor que la ha provocado y afecta hasta el 90% del cabello. Algunas de las causas más representativas son el hipotiroidismo, la desnutrición, el escorbuto y la administración de agentes citostáticos para el tratamiento del cáncer. Si el agente causal se elimina, el pelo vuelve a crecer normalmente en un corto período de tiempo, pues la fase de anagén solamente se habrá interrumpido transitoriamente.
Efluvio anagénico crónico. La causa más frecuente es el síndrome del cabello anágeno suelto, en esta enfermedad el pelo se desprende fácilmente ante la menor tracción cuando se encuentra en fase anágena, es decir en período de crecimiento.


Efluvio telogénico agudo. Es la variedad más frecuente y de mayor importancia, se produce debido a que muchos cabellos entran en la fase telógena simultáneamente. La pérdida de cabello tiene lugar entre 2 y 4 meses después del factor desencadenante y afecta a menos del 25% del total, perdiéndose entre 100 y 1000 cabellos al día. Se produce por ejemplo tras el parto, debido a un pase retrasado de la fase anágeno a telógeno (alopecia postparto); también después de enfermedades graves, procesos febriles, estrés o pérdidas importantes de peso.
Efluvio telogénico crónico. Se manifiesta como pérdida de cabello difusa y transitoria que frecuentemente tiene carácter estacional y afecta preferentemente a mujeres entre 30 y 60 años.
Otras alopecias difusas. Se incluye en está apartado una forma especial de alopecia areata denominada alopecia areata difusa o incógnita.

Síndromes hereditarios
Atriquia congénita. Recibe este nombre la falta de formación de los folículos pilosos, lo que ocasiona ausencia de pelo desde el nacimiento. Puede ser total o estar localizada en alguna porción del cuero cabelludo. En ocasiones existen otras alteraciones de la piel asociadas.
Alopecia triangular temporal.
Síndrome del cabello anágeno suelto.
Displasia ectodérmica anhidrótica. Es una enfermedad hereditaria que se caracteriza por alopecia, escaso desarrollo dental( hipodoncia) e inexistencia de glándulas sudoríparas ecrinas (anhidrosis).
Monilethrix. Es una rara enfermedad genética que afecta al pelo. Está causado por una mutación en los genes que codifican la queratina.
Enfermedad de Menkes. El síndrome del cabello acerado o enfermedad de Menkes es un trastorno hereditario, causado por una alteración congénita en el metabolismo del cobre.
Síndrome tricorrinofalángico. Enfermedad muy rara de origen genético que se caracteriza por cabello escaso, baja estatura, nariz deformada y falanges de manos y pies muy cortas (braquidactilia).
Hipoplasia cartílago cabello.
Síndrome de Marinesco-Sjögren.

Alopecia de las enfermedades sistémicas
De origen endocrino.
De origen infeccioso.
Lupus eritematoso sistémico.

Alopecia por drogas o fármacos

La vitamina A en grandes dosis, los citostáticos, antitiroideos, anticoagulates, el ácido valproico son capaces de producir alopecia. Cuando la droga se suspende, la alopecia desaparece. El yodo en altas dosis también puede producir alopecia.

Alopecias cicatriciales

En las alopecias cicatriciales existe un daño, malformación o destrucción de los folículos pilosos, que puede ser debida a una enfermedad propia del folículo o independiente de él. Según su origen pueden dividirse en 5 grupos: Enfermedades hereditarias, de causa infecciosa, tumorales, dermatosis y síndromes clínicos decalvantes.

Por enfermedades hereditarias
Aplasia cutis congénita
Nevus epidérmico.
Síndrome de Bloch-Sulzberger.
Poroqueratosis de Mibelli.
Ictiosis.
Epidermólisis ampollosa.
Enfermedad de Darier.

Por enfermedades infecciosas

MicóticasQuerión de Celso
Favus
Foliculitis candidiásica. Es un cuadro poco habitual, que se presenta sobre todo en personas adictas a la heroína, que se administran esta sustancia por vía intravenosa, o cuando existe inmunodeficiencia. Es una infección grave por candida albicans con afectación de los folículos pilosos de la barba y el cuero cabelludo, con formación de nódulos y abscesos.
Alopecias bacterianasTuberculosis. En algunas formas de tuberculosis de la piel, pueden producirse en raras ocasiones zonas de alopecia.
Sífilis. En el período secundario de la sífilis, tiene lugar con frecuencia una alopecia característica en parches de pequeño tamaño que no constituye alopecia cicatricial, ésta sin embargo, puede presentarse en la sífilis terciaria en la que se forman unas lesiones llamadas gomas, las cuales sí aparecen en el cuero cabelludo y causan alopecia permanente.
Lepra. En la lepra, la alopecia afecta preferentemente a las cejas y barba, menos frecuentemente al cuero cabelludo.
Acné necrótico. Afecta a mujeres de mediana edad y se localiza de forma preferente en cara y nariz, provocando pequeñas necrosis que cicatrizan y producen zonas de alopecia. No es un verdadero acné a pesar de su nombre.
Alopecias viralesHerpes
Alopecias protozoariasLa leishmaniasis cutánea, también llamada botón de oriente, puede provocar áreas de alopecia en el cuero cabelludo.

Por enfermedades neoplásicas
Epitelioma basocelular
Epitelioma espinocelular
Linfomas
Metástasis
Tumores anexiales cutáneos. Son un grupo de tumores, tanto benignos como malignos, que derivan de los anexos cutáneos. Se dividen en tres grupos, según procedan de las glándulas sudoriparas, las glándulas sebáceas o los folículos pilosos. Uno de los más frecuentes es el tricoepitelioma.

Por dermatosis

Se incluyen en éste grupo un conjunto heterogéneo de enfermedades de la piel que pueden provocar alopecia cicatricial cuando afectan al cuero cabelludo.
Liquen plano
Liquen escleroso
Síndrome de Graham-Little
Lupus eritematoso cutáneo
Esclerodermia
Dermatomiositis
Mucinosis folicular
Sarcoidosis
Necrobiosis lipoídica

Por síndromes clínicos decalvantes
Alopecia frontal fibrosante
Pseudopelada de Brocq. Trastorno poco frecuente de causa desconocida, en el que se presentan pequeñas áreas de alopecia cicatricial y por tanto irreversible, bien delimitadas del pelo normal circundante. Debe su nombre al dermatólogo francés Louis-Anne-Jean Brocq (1856-1928) que fue el primero en describirla.
Foliculitis decalvante.
Dermatitis pustulosa erosiva.
Alopecia parvimaculata. Es muy poco frecuente, se caracteriza por pequeñas zonas de alopecia con inflamación y atrofia de la piel, por lo que puede confundirse con la alopecia areata. Suele presentarse en la infancia, a veces en forma de pequeñas epidemias locales. Sin embargo, no se ha detectado ningún microorganismo que sea responsable de su aparición. Algunos autores consideran a la alopecia parvimaculata como una variedad de la pseudopelada de Brocq.

 

Catéter

 

Un catéter (del latín cathĕter, y este del gr. καθετήρ) es, en medicina, un dispositivo con forma de tubo estrecho y alargado que puede ser introducido dentro de un tejido o vena. Los catéteres permiten la inyección de fármacos, el drenaje de líquidos o bien el acceso de otros instrumentos médicos. Existen muchos tipos de catéter, como lo son el catéter Tenckhoff, catéter de Mahurkar, catéter Vizcarra (que comúnmente se le conoce como "punzocat", catéter largo, etc.).

Fue inventado en Estados Unidos en 1752.

 

Plasma (sangre)

 

El plasma es la fracción líquida y acelular de la sangre. Se obtiene al dejar a la sangre desprovista de células como los glóbulos rojos y los glóbulos blancos. Está compuesto por un 90 % de agua, un 7 % de proteínas, y el 3 % restante por grasa, glucosa, vitaminas, hormonas, oxígeno, dióxido de carbono y nitrógeno, además de productos de desecho del metabolismo como el ácido úrico. A estos se les pueden añadir otros compuestos como las sales y la urea. Es el componente mayoritario de la sangre, representando aproximadamente el 55% del volumen sanguíneo total, mientras que el 45 % restante corresponde a los elementos formes (tal magnitud está relacionada con el hematocrito.

El suero es el remanente del plasma sanguíneo una vez consumidos los factores hemostáticos por la coagulación de la sangre.
El plasma es salado, arenoso y de color amarillento traslúcido.
Además de transportar los elementos formes, mantiene diferentes sustancias en solución, la mayoría de las cuales son productos del metabolismo celular.
La viscosidad del plasma sanguíneo es 1,5 veces la del agua.
El plasma es una de las reservas líquidas corporales. El total del líquido corporal (60 % del peso corporal; 42 L para un adulto de 70 kg) está distribuido en tres reservas principales: el líquido intracelular (21-25 L), el líquido intersticial (10-13 L) y el plasma (3-4 L). El plasma y el líquido intersticial en conjunto hacen al volumen del líquido extracelular (14-17 L).

 

Composición

 

El plasma es un fluido coloidal de composición compleja que contiene numerosos componentes. Abarca el 55 %[cita requerida] del volumen sanguíneo. Está compuesto por un 91,5 % de agua, además de numerosas sustancias inorgánicas y orgánicas (solutos del plasma), distribuidas de la siguiente forma:
LDL, HDL, protrombina, transferrina.


Metabolitos orgánicos (no electrolíticos) y compuestos de desecho (20 %), fosfolípidos (280 mg/dL), colesterol (150 mg/dL), triacilgliceroles (125 mg/dL), glucosa (100 mg/dL), urea (15 mg/dL), ácido láctico (10 mg/dL), ácido úrico (3 mg/dL), creatinina (1,5 mg/dL), bilirrubina (0,5 mg/dL) y sales biliares (trazas).
Componentes inorgánicos (10 %) Cloruro de sodio (NaCl)
Bicarbonato de sodio (NaHCO3)
Fosfato
Cloruro de calcio (CaCl)
Cloruro de magnesio (MgCl)
Cloruro de potasio (KCl)
sulfato de sodio (Na2SO4)

 

Funciones de conjunto de las proteínas plasmáticas:
Función oncótica manteniendo el volumen plasmático y la volemia.
Función tampón o buffer colaborando en la estabilidad del pH sanguíneo.
Función reológica por su participación en la viscosidad de la sangre, y por ahí, mínimamente contribuyen con la resistencia vascular periférica y la presión vascular (tensión arterial).
Función electroquímica, interviniendo en el equilibrio electroquímico de concentración de iones (Efecto Donnan).

Las proteínas plasmáticas se clasifican en:
Albúmina: intervienen en el control del nivel de agua en el plasma sanguíneo, y en el transporte de lípidos por la sangre.
Globulinas: relacionadas fundamentalmente con mecanismos de defensa del organismo.
Fibrinógeno: proteína esencial para que se realice la coagulación sanguínea.
Otros solutos 1,5 %Sales minerales
Nutrientes
Gases disueltos
Sustancias reguladoras
Vitaminas
Productos de desecho

Origen

Los componentes del plasma se forman en varias partes del organismo:
En el hígado se sintetizan todas las proteínas plasmáticas salvo las inmunoglobulinas, que son producto de síntesis de las células plasmáticas.
Las glándulas endocrinas secretan sus hormonas correspondientes hacia la sangre.
El riñón mantiene constante la concentración de agua y solutos salinos.
Los lípidos son aportados por los colectores linfáticos.
Otras sustancias son introducidas por absorción intestinal.

 

Nutrimento

 

Un nutrimento o nutriente es un producto químico procedente del exterior de la célula y que ésta necesita para realizar sus funciones vitales. Es tomado por la célula y transformado en constituyente celular a través de un proceso metabólico de biosíntesis llamado anabolismo, o bien, es degradado para la obtención de otras moléculas y energía.

Los alimentos son los encargados de aportarle al organismo toda la energía que necesita para llevar a cabo sus funciones y poder mantenerse en perfecto estado. Esta energía se encuentra en forma de calorías contenidas en los nutrientes de los alimentos, principalmente en los hidratos de carbono (carbohidratos), presentes en las patatas, las legumbres, los cereales y sus derivados como el pan o la pasta; y en las grasas que se encuentran en aceites, mantequilla, margarina o nata, y camufladas en otros alimentos como es el caso de algunas carnes, pescados y los frutos secos. Por tanto cuanto mayor sea la ingesta de alimentos ricos en estos nutrientes, mayor será también el valor energético de la dieta.

Los nutrientes son cualquier elemento o compuesto químico necesario para el metabolismo de un ser vivo. Es decir, los nutrientes son algunas de las sustancias contenidas en los alimentos que participan activamente en las reacciones metabólicas para mantener todas las funciones del organismo.

 

Desde el punto de vista de la botánica y la ecología, los nutrimentos básicos son el oxígeno, el agua y los minerales necesarios para la vida de las plantas, que a través de la fotosíntesis incorporan la materia viva, constituyendo así la base de la cadena alimentaria, una vez que estos vegetales van a servir de alimento a los animales.

Los seres vivos que no tienen capacidad fotosintética, como los animales, los hongos y muchos protoctistas, se alimentan de plantas y de otros animales, ya sea vivos o en descomposición. Para estos seres, los nutrimentos son los compuestos orgánicos e inorgánicos contenidos en los alimentos y que, de acuerdo con su naturaleza química, se clasifican en los siguientes tipos de sustancias:
Proteínas
Glúcidos
Lípidos
Vitaminas
Sales minerales

Mención aparte hay que realizar con la fibra alimentaria, ya que estrictamente no es un nutriente. Ciertamente forma parte de algunos alimentos (los vegetales), desarrolla funciones de interés fisiológico (contribuye a la motilidad intestinal, puede regular los niveles de lipoproteínas plasmáticas o modifica la glucemia postprandial), pero sus constituyentes no participan activamente en procesos metabólicos necesarios para el organismo.

Clasificación de nutrientes

Según la importancia

En función de la participación en las reacciones metabólicas del organismo en su conjunto, los nutrientes pueden ser:

Nutrientes no esenciales

Los que no son vitales para el organismo y que, bajo determinadas condiciones, se sintetizan a través de moléculas precursoras (generalmente, nutrientes esenciales). Por tanto, el organismo no necesita el aporte regular de las mismas a condición de que obtenga las sustancias precursoras de su medio ambiente. Estas son producidas por el metabolismo del organismo.

 

Nutrientes esenciales

 

Los que son vitales para el organismo, dado que no los puede sintetizar. Es decir, son las sustancias que de forma ineludible se tienen que obtener del medio ambiente. Para los humanos, éstos incluyen ácidos grasos esenciales, aminoácidos esenciales, algunas vitaminas y ciertos minerales. El oxígeno y el agua también son esenciales para la supervivencia humana, pero generalmente no se consideran nutrientes cuando se consumen de manera aislada. Los humanos pueden obtener energía a partir de una gran variedad de grasas, carbohidratos, proteínas y etanol y pueden sintetizar otros compuestos (por ejemplo, ciertos aminoácidos) a partir de nutrientes esenciales.

Los nutrientes tienen una función significativa sobre la salud, ya sea benéfica o tóxica. Por ejemplo, el sodio es un nutriente que participa en procesos de equilibrio hidroelectrolítico cuando se proporciona en cantidades adecuadas pero su aporte excesivo en la dieta puede favorecer la hipertensión arterial.

 

Según su cantidad

 

En función de la cantidad necesaria para las plantas y organismos, se clasifican en dos:

Macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas)

Se requieren en grandes cantidades diarias (habitualmente del orden de hectogramos). Estos nutrientes participan como sustratos en los procesos metabólicos.

Micronutrientes (minerales y vitaminas)

Se requieren en pequeñas cantidades (habitualmente en cantidades inferiores a miligramos). Estos nutrientes participan en el metabolismo como reguladores de los procesos energéticos, pero no como sustratos.

 

Según su función

 

Aunque un mismo nutriente puede realizar varias funciones, se pueden clasificar en:

Energéticos

Los que sirven de sustrato metabólico para obtener energía, con el fin de que el organismo pueda llevar a cabo las funciones necesarias. Por ejemplo, las grasas (lípidos) y los glúcidos.

Plásticos o estructurales

Los que forman la estructura del organismo. También permiten su crecimiento. Por ejemplo, las proteínas, los glúcidos, ciertos lípidos (colesterol), y algunos elementos minerales tales como calcio, fósforo, etc.

 

Reguladores

 

Los que controlan las reacciones químicas del metabolismo. Los nutrientes reguladores son las vitaminas y algunos minerales (sodio, potasio, etc).

Sustancias que proveen energía

Carbohidratos

Los carbohidratos son azúcares integrados por monosacáridos. Los carbohidratos son clasificados por el número de unidades de azúcar: monosacáridos (tales como la glucosa, la fructosa y la galactosa), disacáridos (tales como la sacarosa, lactosa y maltosa) y polisacáridos (tales como el almidón, el glucógeno y la celulosa). Los carbohidratos brindan energía por más tiempo que las grasas.

 

Proteínas

 

Las proteínas son compuestos orgánicos que consiste en aminoácidos unidos por enlaces peptídicos. El organismo no puede fabricar alguno de los aminoácidos (llamados aminoácidos esenciales). Las proteínas crean enzimas, queratina, energía, anticuerpos, aumenta el sistema inmune y ayudan al crecimiento y desarrollo celular. En nutrición, las proteínas son degradadas por la pepsina, hasta aminoácidos libres, durante la digestión.

 

Grasas

 

Las grasas consisten en una molécula de glicerina con tres ácidos grasos unidos. Los ácidos grasos son una larga cadena hidrocarbonada lineal no ramificada, conectadas solo por enlaces sencillos (ácidos grasos saturados) o por enlaces dobles y sencillos (ácidos grasos insaturados).

Las grasas son necesarias para mantener el funcionamiento apropiado de las membranas celulares, para aislar las vísceras contra el choque, para mantener estable la temperatura corporal y para mantener saludable el cabello y la piel. El organismo no fabrica ciertos ácidos grasos (llamados ácidos grasos esenciales) y la dieta debe suplirlos.

Las grasas tienen un contenido energético de 9 kcal/g (37,7 kJ/g); proteínas y carbohidratos tienen 4 kcal/g (16,7 kJ/g). El etanol tienen contenido de energía de 7 kcal/g (29,3 kJ/g).

Lípidos

 

Regulan la temperatura del cuerpo a través del aislamiento, y provee energía a nuestro cuerpo.

 

Nutrientes y plantas

 

Los elementos químicos consumidos en mayores cantidades por las plantas son el carbón, el hidrógeno y el oxígeno. Esto están presentes en el medio ambiente en la forma de agua y dióxido de carbono; la energía es provista por la luz del sol. El nitrógeno, el fósforo, el potasio y el azufre también son necesitados en relativas grandes cantidades. Juntos, todos estos son los macronutrientes elementales para las plantas.

 

Usualmente éstos son obtenidos a partir de fuentes inorgánicas (por ejemplo dióxido de carbono, agua, nitrato, fosfato y sulfato) o compuestos orgánicos (por ejemplo carbohidratos, lípidos y proteínas), aunque las moléculas diatómicas del nitrógeno y del oxígeno son frecuentemente usadas. Otros elementos químicos también son necesarias para llevar a cabo varios procesos y construir estructuras.

 

Un exceso de oferta de nutrientes a las plantas en el medio ambiente puede causar el crecimiento excesivo de plantas y algas. Éste proceso es llamado eutroficación puede causar un balance en el número de la población y otros nutrientes que puede ser dañino para ciertas especies. Por ejemplo, el florecimiento de una alga puede depletar el oxígeno disponible para la respiración de los peces. Las causas incluyen la polución del agua a partir de aguas residuales provenientes de granjas (conteniendo un exceso de fertilizantes). El nitrógeno y el fósforo son comúnmente el factor limitante en crecimiento y por lo tanto los que más probablemente desencadenen la eutroficación cuando son introducidos artificialmente.

Inyección (medicina)

Una inyección en medicina es la introducción de medicamento o productos biológicos al sitio de acción mediante la punción a presión en diferentes tejidos corporales mediante una jeringa y una aguja hipodérmica o de inyección.

 

Jeringas y agujas

Las jeringas son en la actualidad de plástico, vienen envasadas en una bolsa de silicona hermética, son estériles y se utilizan una sola vez, a fin de evitar riesgos de infecciones entre varios pacientes. Existen varios tamaños de jeringas. Desde las más pequeñas, con capacidad de un mililitro o centímetro cúbico, que se emplean sobre todo para la administración de insulina a pacientes diabéticos, hasta las mayores, con capacidad de 60 mililitros. Las más usuales son las de 3 y de 5 mililitros.

Las agujas tienen un tubo de metal y un adaptador de plástico. Mediante este adaptador se fija la aguja al extremo inferior de la jeringa. Al igual que las jeringas, las agujas también se suministran envasadas individualmente y estériles, y se utilizan una sola vez para evitar infecciones. Las agujas se fabrican en diversos tamaños, los cuales se utilizan según la forma de inyección.

Las inyecciones son siempre hipodérmicas, es decir, que el líquido se introduce debajo de la piel. Sin embargo, recientemente se ha propuesto el desarrollo de «nanoparches» como alternativa a las inyecciones tradicionales. Los nanoparches introducirían en la piel (y no debajo de ella) la sustancia activa de una manera indolora, segura y, en el caso de las vacunas, más eficiente.

 

Tipos de inyección

Hay cuatro formas de inyecciones: intravenosa, intramuscular, subcutánea e intradérmica

Inyección intravenosa

En la inyección intravenosa se introduce la aguja a través de la piel en una vena. En un ángulo de 35º El líquido entra por lo tanto en el sistema del cuerpo.

Inyección intramuscular

En la inyección intramuscular la aguja penetra en un tejido muscular, depositando el líquido en ese lugar. Desde allí el cuerpo lo va absorbiendo lentamente a través de los vasos sanguíneos capilares. En el cuerpo humano se suelen inyectar en los brazos, los glúteos o las piernas.

Inyección subcutánea

En la inyección subcutánea la aguja penetra muy poco espacio por debajo de la piel, el ángulo de inyección con respecto a la piel debe ser de 45º, el líquido se deposita en esa zona, desde donde es igualmente absorbida de forma lenta por todo el organismo.

Inyección intradérmica

En la inyección intradérmica la aguja penetra solo en la piel (dermis) en un ángulo de 15º paralelo al eje longitudinal del antebrazo. La inyección ha de ser lenta y, si es correcta, aparecerá una pequeña pápula en el punto de inyección que desaparece espontáneamente en 10 - 30 minutos. El producto biológico será absorbido de forma lenta y local.

Aguja hipodérmica

Fue inventada en 1853 por Alexander Wood, médico de Edimburgo, cuya esposa padecía un cáncer incurable, precisamente para inyectarle morfina. Fue la primera persona en recibir esta droga por esa vía y la primera en adquirir el hábito de la aguja.

El invento fue posible gracias a que el irlandés Francis Rynd (1811-1861) había inventado la «aguja hueca» en 1844.

Pero quien verdaderamente popularizó el método fue el médico francés Charles Gabriel Pravaz (1791-1855), que diseñó una jeringa, precursora de las actuales, pero con pistón el mismo año que Wood.

Más tarde, Williams Fergusson (1808-1873) la simplificó y luego el fabricante Luer la industrializó con una forma similar a las usadas en la actualidad.

El concepto era conocido desde la antigüedad, ya Galeno usó y describió métodos de inyección; sin embargo las inyecciones aprovechaban incisiones o se practicaban, la invención de la aguja hipodérmica fue, por tanto, un gran avance.

 

Analgésico


Un analgésico es un medicamento para calmar o eliminar el dolor, ya sea de cabeza, muscular, de artrítis, etc. Existen diferentes tipos de analgésicos y cada uno tiene sus ventajas y riesgos. Etimológicamente procede del prefijo griego an- (‘carencia, negación’) y άλγος (/álgos/, ‘dolor’).

Aunque se puede usar el término para cualquier sustancia, es decir, cualquier medio que reduzca el dolor, generalmente se refiere a un conjunto de fármacos, de familias químicas diferentes que calman o eliminan el dolor por diferentes mecanismos.

 

Clasificación de los analgésicos

Antiinflamatorios no esteroideos

 

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) son un grupo de fármacos heterogéneo, cuyo representante más conocido es la aspirina. Actúan sobre todo inhibiendo a unas enzimas llamadas ciclooxigenasas, cruciales en la producción de prostaglandinas, sustancias mediadoras del dolor. Corresponden al primer escalón analgésico de la OMS, junto con el paracetamol (AINE carente de efectos antiinflamatorios). Además de propiedades analgésicas, los AINE son antipiréticos, antiinflamatorios y algunos antiagregantes plaquetarios. Tienen el inconveniente de que no se puede superar una dosis de tolerancia o techo terapéutico debido a los graves efectos adversos como es la hemorragia.

Opiáceos menores

Son un grupo de sustancias, la mayoría sintéticas como el tramadol que imitan, con menor poder analgésico, la acción de los opioides. Corresponden al segundo escalón analgésico de la OMS.

 

Opiáceos mayores

Son un grupo de fármacos, unos naturales (opiáceo) como la morfina y otros artificiales (opioide) como el fentanilo, que actúan sobre los receptores opioides de las neuronas del sistema nervioso, imitando el poder analgésico de los opiáceos endógenos. Son los fármacos analgésicos más potentes conocidos y corresponden al tercer escalón analgésico de la OMS. Se pueden asociar y potencian su acción con los AINE, pero no es biológicamente correcto asociarlos a opiáceos menores.

Los opiáceos mayores no presentan techo terapéutico, por lo que se puede aumentar la dosis según la presencia de dolor y tolerancia del paciente. Presenta el inconveniente de que son sustancias estupefacientes y deprimen el sistema nervioso central en las primeras dosis.

Otros

Ziconotide es un fármaco que no es opioide, un AINE, y tampoco un Anestésico local usado en el tratamiento del dolor crónico.

Fármacos adyuvantes

Aunque no son analgésicos cuando se administran aisladamente, potencian la acción de cualquier analgésico en asociación. Entre los fármacos adyuvantes analgésicos se encuentran:


Corticoides.
Antidepresivos, sobre todo los antidepresivos tricíclicos.
Anticonvulsivantes, sobre todo en el dolor neuropático.

Aunque no se pueden incluir dentro del grupo de los analgésicos, el placebo, es decir, el efecto placebo o alivio del dolor en ausencia de un tratamiento conocido biológicamente como activo, es capaz de activar áreas cerebrales dedicadas al alivio del dolor, provocando cambios físicos en la manera en la que el cerebro responde al dolor, visible en resonancia magnética funcional, por lo que está demostrado que la confianza que deposita el paciente en un tratamiento, mejora los resultados del mismo. A pesar de todo, ninguna fase del tratamiento del dolor pasa por la utilización de placebo, porque no es ético.

 

Arrugas de la piel

 

Las arrugas de la piel aparecen como resultado de los procesos de envejecimiento, como la glicación o, de manera temporal, como resultado de una inmersión prolongada (de bastantes minutos) en agua.

Las arrugas en la piel se forman a consecuencia de: disminución del colágeno, factores genéticos, las expresiones faciales habituales, el envejecimiento, el deterioro provocado por el sol, falta de humedad ambiente, o exposición al viento, fumar, una hidratación pobre.

Arrugas e hidratación

Al estar expuesta de manera prolongada al agua, la capa exterior de la piel empieza a absorber el agua. Sin embargo, la piel no se expande uniformemente y por lo tanto, las arrugas se forman. La disminución de la cantidad de agua en el cuerpo, como ocurre cuando hay deshidratación, también puede causar este arrugamiento de la piel.

 

Arrugas por envejecimiento

 

Las arrugas por envejecimiento y deterioro de la piel se producen varios factores incluyendo la exposición al sol, procesos bruscos de pérdida de peso y un factor clave en la formación de arrugas es el hábito de fumar. Al fumar, el oxígeno desaparece, disminuyendo la circulación de la sangre en la piel de la cara y resultando en el nacimiento de línea prematuras y arrugas. Además, cualquier persona que fuma hace una serie de movimientos faciales repetidos que contribuyen a la creación de aún más arrugas.

Colágeno

El colágeno es una molécula proteica o proteína que forma fibras, las fibras colágenas. Estas se encuentran en todos los animales. Son secretadas por las células del tejido conjuntivo como los fibroblastos, así como por otros tipos celulares. Es el componente más abundante de la piel y de los huesos, cubriendo un 25 % de la masa total de proteínas en los mamíferos.

 

Características físicoquímicas

 

Las fibras colágenas son flexibles, pero ofrecen gran resistencia a la tracción. El punto de rotura de las fibras colágenas de los tendones humanos se alcanza con una fuerza de varios cientos de kilogramos por centímetro cuadrado. A esta tensión solamente se han alargado un pequeño porcentaje de su longitud original.

Cuando el colágeno se desnaturaliza por ebullición y se deja enfriar, manteniéndolo en una solución acuosa, se convierte en una sustancia muy conocida, la gelatina.

Síntesis del colágeno

 

La fase previa a la formación de colágeno es intracelular: series de tres aminoácidos se ensamblan en tándem formando cadenas de polipéptidos, llamadas cadenas α (alfa), unidas entre sí a través de puentes de hidrógeno intramoleculares.

Estas cadenas son muy ricas en prolina, lisina y glicina, fundamentales en la formación de la superhélice. La hidroxiprolina constituye alrededor de un 10 a 12 % de todos los residuos aminoacídicos del colágeno, dependiendo dicho porcentaje del tipo de colágeno. La forma química más abundante de la hidroxiprolina que forma parte del colágeno es la 4-trans-OH-L-prolina. Cada cadena tiene un peso molecular de alrededor de 100 000 Da y es levógira (gira hacia la izquierda).

 

Tres de estas cadenas alfa (no hélices alfa) se ensamblan para formar una molécula de procolágeno en forma de triple espiral que se secreta al espacio extracelular donde se transforma en tropocolágeno, un colágeno ya maduro. Este monómero mide alrededor de 300 nanómetros de largo y 1,4 nm de diámetro. Las tres cadenas se enrollan y se fijan mediante enlaces transversales para formar una triple hélice dextrógira con una distancia entre las vueltas de 8,6 nanómetros.

La triple hélice se mantiene unida entre sí debido a puentes de hidrógeno, que afectan aproximadamente a 2/3 de cada cadena alfa. Además, los tropocolágenos se unen entre sí por medio de enlaces entre algunos aminoácidos específicos (como por ejemplo la lisina), llamados "crosslinkings" o entrecruzamientos, que favorecen la consolidación de las fibrillas de colágeno.

 

En el espacio extracelular varias moléculas de tropocolágeno se asocian a través de enlaces entrecruzados formando fibrillas y fibras. Una vez transportada fuera de la célula se produce el fenómeno de alineación y maduración de las moléculas a tropocolágeno en un proceso denominado fibrogénesis. Esta maduración no consiste sino en el fortalecimiento de los cruces intermoleculares y de ello dependen directamente las características mecánicas de cada tejido conjuntivo.

Formación del colágeno

 

Cada una de las cadenas polipeptídicas es sintetizada por los ribosomas unidos a la membrana del retículo endoplásmico y luego son traslocadas al lumen del mismo en forma de grandes precursores (procadenas α), presentando aminoácidos adicionales en los extremos amino y carboxilo terminales. En el retículo endoplásmico los residuos de prolina y lisina son hidroxilados para luego algunos ser glucosilados en el aparato de Golgi; parece ser que estas hidroxilaciones son útiles para la formación de puentes de hidrógeno intercatenarios que ayudan a la estabilidad de la superhélice.

 

Tras su secreción, los propéptidos de las moléculas de procolágeno son degradados mediante proteasas convirtiéndolas en moléculas de tropocolágeno asociándose en el espacio extracelular formando las fibrillas de colágeno.

La formación de fibrillas está dirigida, en parte, por la tendencia de las moléculas de procolágeno a autoensamblarse mediante enlaces covalentes entre los residuos de lisina, formando un empaquetamiento escalonado y periódico de las moléculas de colágeno individuales en la fibrilla.

Defectos en la síntesis de colágeno

Las siguientes enfermedades están causadas por defectos en la correcta síntesis del colágeno que conducen a alteraciones en su estructura.
Síndrome de Ehlers-Danlos. Se trata de un grupo de al menos 10 enfermedades que tienen en común síntomas de debilidad estructural en el tejido conjuntivo, relacionados con fragilidad e hiperextensibilidad de la piel y con la hipermovilidad en la articulaciones.


Osteogénesis imperfecta. Es un grupo de cuatro enfermedades que se caracterizan por fracturas múltiples que dan lugar a deformaciones óseas.
Escorbuto. El escorbuto es una avitaminosis causada por un déficit de vitamina C (ácido ascórbico) en la dieta que causa una disminución en la síntesis de hidroxiprolina debido a que la prolil hidroxilasa requiere ácido ascórbico. La hidroxiprolina proporciona átomos adicionales capaces de formar puentes de hidrógeno que estabilizan la triple hélice de colágeno.​
Síndrome del cuerno occipital o cutis laxa. Una deficiencia en la actividad de la lisil oxidasa da lugar a defectos en la formación de enlaces cruzados que originan una piel laxa y blanda y a la aparición durante la adolescencia de cuernos occipitales óseos.
Distrofia muscular congénita de Ullrich. Enfermedad congénita grave que provoca debilidad muscular por déficit del colágeno VI.

 

Función y tipos

 

Las fibras de colágeno forman estructuras que resisten las fuerzas de tracción. Su diámetro en los diferentes tejidos es muy variable y su organización también; en la piel de los mamíferos están organizadas como cestos de mimbre, lo que permite la oposición a las tracciones ejercidas desde múltiples direcciones. En los tendones lo están en haces paralelos que se alinean a lo largo del eje principal de tracción. En el tejido óseo adulto y en la córnea se disponen en láminas delgadas y superpuestas, paralelas entre sí, mientras las fibras forman ángulo recto con las de las capas adyacentes.

Las células interactúan con la matriz extracelular tanto mecánica como químicamente, lo que produce notables efectos sobre la arquitectura tisular. Así, distintas fuerzas actúan sobre las fibrillas de colágeno que se han secretado, ejerciendo tracciones y desplazamientos sobre ellas, lo que provoca su compactación y su estiramiento.

 

Tipos de colágeno

 

El colágeno en lugar de ser una proteína única, se considera una familia de moléculas estrechamente relacionadas pero genéticamente distintas. Se describen varios tipos de colágeno:
Colágeno tipo I: Se encuentra abundantemente en la dermis, el hueso, el tendón, la dentina y la córnea. Se presenta en fibrillas estriadas de 20 a 100 nm de diámetro, agrupándose para formar fibras colágenas mayores. Sus subunidades mayores están constituidas por cadenas alfa de dos tipos, que difieren ligeramente en su composición de aminoácidos y en su secuencia. A uno de los cuales se designa como cadena alfa1 y al otro, cadena alfa2. Es sintetizado por fibroblastos, condroblastos y osteoblastos. Su función principal es la de resistencia al estiramiento.


Colágeno tipo II: Se encuentra sobre todo en el cartílago, pero también se presenta en la córnea embrionaria y en la notocorda, en el núcleo pulposo y en el humor vítreo del ojo. En el cartílago forma fibrillas finas de 10 a 20 nanómetros, pero en otros microambientes puede formar fibrillas más grandes, indistinguibles morfológicamente del colágeno tipo I. Están constituidas por tres cadenas alfa2 de un único tipo. Es sintetizado por el condroblasto. Su función principal es la resistencia a la presión intermitente.
Colágeno tipo III: Abunda en el tejido conjuntivo laxo, en las paredes de los vasos sanguíneos, la dermis de la piel y el estroma de varias glándulas. Parece un constituyente importante de las fibras de 50 nanómetros que se han llamado tradicionalmente fibras reticulares. Está constituido por una clase única de cadena alfa3. Es sintetizado por las células del músculo liso, fibroblastos, glía. Su función es la de sostén de los órganos expandibles.


Colágeno tipo IV: Es el colágeno que forma la lámina basal que subyace a los epitelios. Es un colágeno que no se polimeriza en fibrillas, sino que forma un fieltro de moléculas orientadas al azar, asociadas a proteoglicanos y con las proteínas estructurales laminina y entactina. Es sintetizado por las células epiteliales y endoteliales. Su función principal es la de sostén y filtración.
Colágeno tipo V: Presente en la mayoría del tejido intersticial. Se asocia con el tipo I.
Colágeno tipo VI: Presente en la mayoría del tejido intersticial. Sirve de anclaje de las células en su entorno. Se asocia con el tipo I.
Colágeno tipo VII: Se encuentra en la lámina basal.
Colágeno tipo VIII: Presente en algunas células endoteliales.
Colágeno tipo IX: Se encuentra en el cartílago articular maduro. Interactúa con el tipo II.
Colágeno tipo X: Presente en cartílago hipertrófico y mineralizado.
Colágeno tipo XI: Se encuentra en el cartílago. Interactúa con los tipos II y IX.
Colágeno tipo XII: Presente en tejidos sometidos a altas tensiones, como los tendones y ligamentos. Interactúa con los tipos I y III.
Colágeno tipo XIII: Es ampliamente encontrado como una proteína asociada a la membrana celular. Interactúa con los tipos I y III.
Colágeno tipo XIV: Aislado de placenta; también detectado en la médula ósea.
Colágeno tipo XV: Presente en tejidos derivados del mesenquíma.
Colágeno tipo XVI: Intima asociación con fibroblastos y células musculares lisas arteriales; no se asocia fibrillas colágenas tipo I.
Colágeno tipo XVII: Colágeno de Transmembrana no se halla habitualmente en la membrana plasmática de las células.
Colágeno tipo XVIII: Presentes en las membranas basales, epiteliales y vasculares.
Colágeno tipo XIX: Se localiza en fibroblastos y en el hígado.
Colágeno tipo XX: Presente en la córnea, en el cartílago esternal y en los tendones.
Colágeno tipo XXI: Hallado en encías, músculo cardíaco y esquelético y otros tejidos humanos con fibrillas de colágeno tipo I.

 

Estructura tridimensional

 

El colágeno posee una estructura secundaria tridimensional consistente en una "cadena α" (no confundir con α hélice), es una hélice levógira con alrededor de 3 residuos por vuelta. En cuanto a la estructura cuaternaria, tres cadenas α superenrolladas forman una triple hélice dextrógira. Cabe destacar que no encontramos estructura terciaria en esta proteína.

 

Comportamiento mecánico

 

Las fibras de colágeno confiere una resistencia mayor a los tejidos que las contienen, a diferencia de la elastina que forma una red isótropa las fibras de colágeno se presenten estructuradas en haces anisótropos, lo cual confiere un comportamiento mecánico anisótropo con mayor rigidez en la dirección de las fibras de colágeno. Muchas estructuras multicapa como las arterias, el esófago, o la piel, contienen diversas capas de colágeno, en las cuales la dirección preferente de las fibras en cada capa es diferente, eso da una respuesta estructural complicada.


 

Trasplante de cabello

 

El trasplante de cabello se emplea habitualmente para tratar los casos de calvicie de origen hereditario (androgenético). Consiste en extraer las unidades foliculares de los laterales y parte de atrás de la cabeza donde los folículos permanecen de por vida (independientemente del lugar donde se lo coloque) y se implantan en la parte superior de la cabeza. El hecho de que la persona conserve cabello a los lados y parte posterior no significa que el paciente sea consciente de lo que puede conseguir y es muy importante que el médico tenga la capacidad de poder hacerle entender a cada paciente cuales son las expectativas que puede alcanzar de acuerdo a la superficie a cubrir y la zona donante que dispone.

La pérdida del cabello en hombres y mujeres es un problema estético y emocional severo. En el caso de la alopecia andro-genética o calvicie típica masculina implica verse de mayor edad y con la pérdida de la proporción facial y recuperar dicha proporción estética es el fin principal de este procedimiento; sin embargo también se puede utilizar para restaurar las pestañas, cejas, barba, el vello corporal y para rellenar cicatrices que sean resultado de accidentes, quemaduras o cirugías.

Las técnicas más novedosas consisten en obtener y plantar el cabello tal y como nace. En el ser humano se puede encontrar en grupos de 1 a 4 cabellos, denominados unidades foliculares.

 

Historia


La historia moderna del trasplante de cabello se inicia con el doctor Norman Orentreich, quien en 1959 presentó, ante la Academia de Ciencias de Nueva York, su técnica de injertos “punch” o sacabocado para reparar áreas de calvicie o alopecia, el legado de esta primera técnica es tema de controversia, pues en algunos casos dicha técnica producía resultados anti-estéticos. Esto es debido a que los injertos “punch” son trozos de piel con pelo, obtenidos con un sacabocado de aproximadamente 4 milímetros de diámetro. Su crecimiento en la zona de calvicie o receptora produce un aspecto comúnmente conocido como “pelos de muñeca antigua”. No obstante, estos primeros trabajos y las observaciones del Dr. Orentreich, acerca de cómo el cabello trasplantado se conserva de por vida independiente de que la piel calva se consideraba un tejido no “fértil”, se mantienen como fundamentos básicos en el trasplante de cabello.

 

Técnica


El (trasplante capilar 1​): actualmente se realiza bajo anestésico local, es ambulatorio y puede durar entre 2 y 8 horas promedio. Eso depende del área del cuero cabelludo que deseamos repoblar. Los conceptos principales de un trasplante capilar de apariencia natural son: •   Ubicación de la primera línea del cabello – diseño. •      Angulación natural. •            Densidad. •       Cierre del ángulo de la sien.

 

Diseño


El arte de un trasplante capilar no es simplemente la habilidad técnica del doctor, sino que es muy importante su aptitud para el diseño especialmente al crear la línea frontal del cabello. Cabe decir de la importancia del tricólogo como la especialidad dentro de la medicina para realizar cirugías relativas al cabello. Dicha especialidad se basa en el cuero cabelludo y el cabello, pudiendo abarcar la restauración y estética de quemaduras y cicatrices en áreas capilares.

 

Métodos de extracción


Estas son las tres técnicas de extracción más conocidas:

1.' Extracción de Unidades Foliculares con Tira o técnica FUS (Folicular Unit Strip Surgery): El método de extracción de unidades foliculares con tira (FUS) se realiza con un bisturí, donde se hace un corte longitudinal para la posterior extracción del cuero cabelludo. En este método la cicatrización es lenta y posee una recuperación mas dolorosa, dejando una cicatriz que puede variar entre 18 y 20 centímetros de largo, con lo cual el paciente se verá limitado en su corte de pelo para poder mantener oculta la cicatriz. En esta técnica la zona donante es limitada ya que la poca elasticidad del cuero cabelludo no permite realizar más de dos o tres procedimientos. No permite la selección de folículos porque se obtienen en bloque folículos aptos y no aptos para trasplante.

 

La sutura se puede realizar de forma tricofítica, dejando que el pelo de la zona crezca a través de la cicatriz y ésta quede prácticamente invisible. Una vez realizada la extracción, la tira se diseccionará en unidades foliculares de 1, 2 y 3 pelos y se prepararán para su implantación. El proceso suele durar en total unas 6 o 7 horas, y se hace con anestesia local. Con esta técnica se consiguen hasta 3000 unidades foliculares, y se pueden hacer hasta dos intervenciones en caso de que la zona de pérdida de pelo sea extensa.

 

´2.' Extracción de unidades foliculares o técnica FUE manual (Folicular Unit Extraction): El método FUE manual consiste en la extracción de las unidades foliculares en forma individual a través de un instrumento quirúrgico especial: el un sacabocados microscópico (normalmente de unos 0,8 mm de diámetro) que puede ser manual o automático y de una manera aleatoria de la zona donante. Este método es mínimamente invasivo: no requiere de cortes ni suturas, por lo que el proceso de cicatrización es mucho más rápida y no deja cicatrices visibles. Se realiza con anestesia local, y para extraer aproximadamente 2000 unidades foliculares dura unas 12 o 14 horas, por lo que podría hacerse en una o dos sesiones. Se destaca por tener una mayor zona donante al contar con la nuca y también con los laterales como zonas de extracción. El método FUE permite la selección de los folículos uno por uno, pudiendo elegir los necesarios dependiendo del lugar donde estos van a ser colocados. Este método tiene la capacidad de obtener más folículos después de no poder aplicar más cirugía de técnica de tira.

 

3.' Extracción de Unidades Foliculares asistida por Robot (FUE Robótico2​): Con la utilización de un brazo robótico, se realiza la separación de la unidad folicular del cuero cabelludo guiado por estéreo cámaras digitales de alta resolución capaces de identificar individualmente el ángulo, la dirección y la densidad de miles de unidades foliculares en un campo de visión previamente definido, y por medio de un sofisticado software utiliza algoritmos en tiempo real para escoger y disecar de manera individual y segura con la fuerza precisa, la profundidad ideal, y velocidad menos traumática posible, las mejores unidades foliculares disponibles, todo bajo dirección y supervisión del cirujano, por lo que este sistema provee un altísimo nivel de precisión, control y eficiencia. La mayor ventaja de esta técnica es que mejora la calidad de los injertos, ya que solo los cabellos más robustos y viables son seleccionados; además consistentemente salen bien disecados, con tejidos sanos alrededor , con lo que la tasa de supervivencia de Unidades Foliculares es la más alta comparada con todas las técnicas disponibles.

Preparación
Una vez terminada la extracción, el mismo médico o un grupo de asistentes preparan el tejido donador con el fin de crear injertos pequeños fáciles de plantar y a la vez conservando estructuras básicas para su crecimiento como el folículo piloso y la glándula sebácea. La mayoría de las clínicas dedicadas a dicha labor coinciden en el uso imprescindible del microscopio estereoscópico para realizar este paso.

 

Inserción


Bajo anestésico local el cirujano utiliza hojas muy pequeñas tipo bayoneta o agujas muy finas para crear los orificios receptores que es donde se plantarán las unidades foliculares. Comúnmente un equipo de asistentes realiza esta última fase del procedimiento, utilizando como equipo lupas de aumento y pinzas o fórceps tipo joyero.

 

Resultados


El trasplante de cabello puede producir resultados visualmente sorprendentes; sin embargo, esto depende de una buena zona donadora, de la sensibilidad artística del cirujano, de un equipo experimentado en el manejo de tejidos pequeños y por supuesto de la infraestructura adecuada. Nuevas técnicas para suturar, como el cierre tricofítico, producen cicatrices muy finas que se pueden ocultar incluso con el cabello corto.

Efectos secundarios
Un pequeño porcentaje de los pacientes se pueden inflamar entre el 3º y 5º día post-operatorio de la frente y párpados. En reducido número de casos, se puede presentar un fenómeno denominado “hair shock”, que es la pérdida transitoria en la calidad del cabello residual u original en la zona receptora. En medicina esto se considera un especie de telogen effluvium, cuyo fenómeno médico se puede observar después un parto o por el uso de ciertos medicamentos, etcétera.

Con la aplicación correcta de anestésico local y el uso de analgésicos en el post-operatorio, las molestias se consideran mínimas.